El confinamiento aumentó la premiopía en los niños españoles de entre 5 y 7 años

Se incrementaron las horas de trabajo «en cerca», que es aquel realizado entre los 30 y 50 centímetros de distancia

0
115

El confinamiento domiciliario por coronavirus aumentó la premiopía en los niños españoles de entre 5 y 7 años, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por el Grupo de Investigación en Visión de la Universidad Europea, en colaboración con la Fundación Alain Afflelou.

En total, en el trabajo, publicado en el ‘International Journal of Environmental Research and Public Health’, han participado 1.600 niños de entre 5 y 7 años, a los que se les realizaron distintas pruebas para comparar su visión entre los meses de septiembre y octubre de 2019 y 2020.

En concreto, el estudio que ha recogido Ep ha evidenciado que durante el confinamiento hubo un cambio importante en los estilos de vida de los más pequeños asociados al riesgo de padecer miopía. Por ejemplo, se incrementaron las horas de trabajo «en cerca», aquel realizado entre los 30 y 50 centímetros de distancia, pasando del 18 por ciento de los niños que pasaban más de 3 horas al día realizando este tipo de actividades en 2019, al 42 por ciento en 2020.

Lo mismo ocurrió con el uso de dispositivos digitales, de forma que el porcentaje de niños que usaba dispositivos digitales en más de la mitad de las actividades «en cerca», como leer, escribir o estudiar, entre otras, ha aumentado más de un 20 por ciento, pasando del 21 por ciento al 42 por ciento.

Asimismo, el tiempo al aire libre se redujo drásticamente, con el 68 por ciento de los niños pasando menos de 1,6 horas diarias al aire libre. Esta cifra resulta especialmente preocupante, ya que antes del confinamiento eran el 27 por ciento los que pasaban poco tiempo en exteriores.

Este cambio de hábitos impactó negativamente en la salud visual de los niños. Y es que, la investigación refleja un importante incremento de la premiopía, pasando del 36 por ciento al 45 por ciento de los niños en esta situación.

«La investigación pone de manifiesto que, durante el confinamiento, se ha producido un gran cambio en los estilos de vida de los niños y que este cambio afecta a su visión. Es importante destacar que pasar tiempo aire libre previene la aparición de miopía, por lo que es necesario que los niños realicen actividades al aire libre todos los días», ha dicho la investigadora de la Universidad Europea y una de las participantes en el estudio, Cristina Álvarez Peregrina.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here