Mvumbi, el gigante que asombra en el Mundial de Egipto

El pivote congoleño, pasado de peso, fue la sensación en el debut de su equipo contra Argentina, mientras la organización le cifra en unos irrisorios 89 kilos

0
84

Comienza el Mundial de Balonmano de Egipto y, como toda gran cita del deporte, sus primeras jornadas han servido para construir la narrativa de la competición. Ha habido sorpresas, como la del empate de España contra Brasil (29-29) y otros sucesos más anómalos, como el caso del pivote de la República Democrática del Congo, Gauthier Mvumbi Thierry, que en el partido de debut de su selección contra el combinado nacional de Argentina sorprendió, más allá de por su juego, por su forma física. Al africano de 26 años, enfundado en la elástica amarilla, se le vio pasado de peso, con una boyante barriga que destacaba sobre el resto de su fisonomía. Aunque también es justo decir que resultó un incordio para sus contrincantes sudamericanos.

Con 1.90 metros de estatura y 110 kilos de peso, al menos Mvumbi anotó los primeros tres tiros de los que dispuso en la primera mitad y, en el otro lado del campo, fue capaz de cortocircuitar a los «Gladiadores», tanto que ambos conjuntos llegaron al descanso con un 14 a 13 en el marcador, una pequeña ventaja para los argentinos. En la segunda parte, el gigantón congoleño consiguió anotar un disparo más, el cuarto para él en algo más de 11 minutos sobre la pista, pero no logró evitar la derrota de su equipo, que finalmente cayó por 28 a 22.

Mvumbi juega actualmente en la liga francesa de balonmano, en el equipo de Dreux, una localidad situada en el territorio central del país galo y que actualmente disputa la Nationale 2, la cuarta categoría en importancia dentro del organigrama del balonmano francés. Pese a los datos de peso y altura confirmados por el torneo, varias retransmisiones televisivas lo situaron en el metro noventa centímetros de altura y los cien kilos de peso y, para mayor despiste, en la página oficial del mundial sus medidas oficiales son de 1.79 metros y 89 kilos, unos datos que, en contraste con lo visto en el día de ayer, parecen bastante adulterados, poco fieles a la realidad al menos.

El jugador, nacido en Francia y con toda la atracción mediática que seguro le acompañará lo que resta de torneo, es la primera vez que participa en un Mundial, pese a que ya ha sido integrante del equipo en unos Juegos Africanos y en los Panafricanos. Además, el entrenador de la selección es el mismo técnico que tutela a Mvumbi en el Dreux francés. La República Democrática del Congo se medirá el domingo contra la potente Dinamarca y contra Baréin el próximo martes. Unos partidos que, más allá de lo deportivo, tendrán un aliciente adicional. Y ese Gauthier Mvumbi Thierry, una inesperada figura en este mundial.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here