El festival de Cannes se pospone al menos hasta finales de junio por el coronavirus

El certamen de cine era el último gran evento cultural que se resistía a cambiar sus fechas

0
48

Les ha costado, y se han resistido todo lo posible, incluso asegurando que no tomarían la decisión hasta el 16 de abril, día en el que iban a anunciar su programación. Pero esta noche, el festival de Cannes, el evento cinematográfico más importante del mundo, y uno de los grandes acontecimientos anuales de la cultura, se pospone. Según una nota enviada por la organización esta noche, la 73ª edición del certamen se aplaza del 12 al 23 de mayo hasta finales de junio, principios de julio. Tras expresar su “solidaridad con quienes están luchando contra la pandemia», y remarcar que sus pensamientos están “con las víctimas de la COVID-19”, en el comunicado anuncian el cambio de fecha. “Hemos estudiado todas las opciones para preservar su celebración, y finalmente hemos optado por un sencillo aplazamiento hasta finales de junio-principios de julio”.

La organización del festival de cine asegura que más adelante concretarán su día de arranque, según el desarrollo de la enfermedad y según las medidas que tome el Gobierno francés y el Ayuntamiento de Cannes, por lo que no cierran la puerta al inicio en julio. “También consultaremos a los miembros del Consejo del festival, a los profesionales de la industria cinematográfica y a los patrocinadores del evento”, apuntan, antes de acabar. “Mientras, el festival de Cannes da su apoyo al confinamiento general, y pide mostrar solidaridad en estos tiempos difíciles en el mundo entero”.

El sábado pasado, el diario Le Point aseguró que la decisión era inminente, citando fuentes anónimas del certamen. Pero ante ese rumor y otros en otros medios, salieron diversos portavoces a desmentirlo. En cambio no dijeron nada sobre la posible celebración solo en formato digital de su mercado de cine, el más grande del mundo , y que se desarrolla al mismo tiempo que el festival, en los sótanos del Palacio de festivales y en los apartamentos y los hoteles que se asoman a la Croisette. El aplazamiento era la único opción viable, tras la decisión del Gobierno francés de apostar por la reclusión de la población para encarar el coronavirus. Desde el 8 de marzo había prohibido reuniones con más de 1.000 personas, después de 500 y finalmente de 100, antes del confinamiento. Además, el festival no puede pasar a 2021, porque, como publicó Variety, el evento no está asegurado en caso de cancelación. El certamen cuenta con un presupuesto de 32 millones de euros.

Desde su primera edición en 1946, el festival nunca se había pospuesto, aunque en 1968 se canceló a mitad de su desarrollo. El mercado empezó en 1959 y el año pasado recibió a 11.500 acreditados.

Fuente: elpaís

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here