Málaga se llena de estrellas para el estreno del musical de Antonio Banderas

Melanie Griffith, Dakota Johnson y Pedro Almodóvar, entre otros, arroparán al actor en el estreno de ‘A Chorus Line’ este viernes

0
72

Con gafas de sol, enfundado en una chaqueta de cuero y bajo una gorra negra, Antonio Banderas recorrió el pasado sábado el centro de Málaga. Esta vez no quería pasar desapercibido. Al contrario, quería llamar la atención. Fue fácil: estaba acompañado de un amplio grupo de artistas y músicos de la banda Nuestra Señora de la Paz para recordar a la ciudad que, en pocos días, el Teatro del Soho Caixabank abría sus puertas. Y lo haría con el musical A Chorus Line, una obra original de 1975 con la que el actor malagueño quería inaugurar su proyecto más personal hasta la fecha. “Tras el infarto me vino un flash y me dije: me voy a comprar un teatro”, afirmaba hace unas semanas Banderas a EL PAÍS.

El gran día ha llegado. Tras un pase de prensa el pasado martes, el musical A Chorus Line se estrenará definitivamente durante la noche del viernes. Una treintena de actores y una veintena de músicos representarán la obra en el Teatro del Soho, puesto en marcha a pulmón por el malagueño junto a inversores y patrocinadores, sin ayudas públicas. La capital de la Costa del Sol lleva semanas preparándose para el evento. Banderas es un mito viviente para los malagueños. Y, además, el interés ha crecido a medida que se sabían los nombres de quienes se espera que pasen por la alfombra roja. Algunos proceden directamente de Hollywood. Entre ellas la exmujer del actor malagueño, Melanie Griffith, que acudirá junto a la hija que tienen en común, Stella del Carmen, así como dos hijos de sus anteriores matrimonios, Dakota Johnson y Alexander Bauer. Se rumoreó la visita también de Meryl Streep, compañera de Banderas en la película The Laundromat, aunque no se ha confirmado su presencia.

No se perderá la cita su actual pareja, Nicole Kimpel, que estará acompañada de su hermana gemela Bárbara. Ambas se han hecho fijas de Málaga –donde han presentado recientemente su nueva firma de ropa, Baniki– desde que Banderas arrancara el proyecto del teatro a finales de 2017 y, sobre todo, desde el pasado mes de septiembre. Entonces el actor malagueño empezó los ensayos del musical con el resto del plantel en las instalaciones de la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (ESAEM) y sus estancias en Málaga son largas, solo interrumpidas por los numerosos actos promocionales en Estados Unidos de la película Dolor y Gloria, que el malagueño protagoniza junto a Penélope Cruz.

La conjunción de estrellas en la capital malagueña solo se ha visto algunas veces en las galas de inauguración y cierre del Festival de Cine. Pero la ocasión es tan especial que hasta Pedro Almodóvar ha anunciado su presencia. El director de Dolor y Gloria, que no ha pisado ninguna de las 22 ediciones de dicho festival, sí que arropará mañana noche a uno de sus actores predilectos. Lo hará junto a su hermano, el productor Agustín Almodóvar, y acompañado de algunas de las actrices fetiche del manchego como Rossy de Palma, Bibiana Fernández, Julieta Serrano o Loles León. Por la alfombra roja también pasarán Pablo Alborán, Fran Perea, Pepón Nieto, Félix Gómez, Miguel Poveda, Santiago Segura, Estrella Morente, Natalia de Molina o Pasión Vega. Todos llegarán el mismo viernes a la ciudad, según han explicado desde la organización del evento, que retransmitirá el photocall y la llegada al teatro de los invitados en streaming.

Otras muchas personas viajarán desde Estados Unidos. Buena parte del equipo que Antonio Banderas fichó para dirigir A Chorus Line procede de allí. Destacan Baayork Lee, que participó en 1975 en el montaje original del musical y hoy es una leyenda de Broadway, así como Joey Chancey, supervisor musical. Allegados y otros compañeros profesionales no quieren perderse la histórica cita y han decidido cruzar el Atlántico para disfrutar del estreno. El musical prolongará su estancia en Málaga hasta finales de enero. Después girará, ya sin Antonio Banderas en el elenco, por Bilbao, Madrid y Barcelona.

Málaga vivirá este viernes su primera gran noche de las muchas que le quedan en los próximos meses. En pocas semanas, el 25 de enero, será el turno de la gala de los Goya, que se celebrará en el palacio de los deportes José María Martín Carpena. Poco después llegará el turno de la vigésima tercera edición del Festival de Málaga Cine en Español, para acabar el 29 de junio con la entrega de los premios Max en el Teatro Cervantes. “Emoción a flor de piel. ¡Tan solo 2 días para el estreno!”, decía ayer Banderas en su cuenta de Instagram. La cuenta atrás continua para que uno de sus sueños se haga, por fin, realidad.

Fuente: elpaís

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here