Devastada, la muralla arrecifal coralina

0
915

El 98 por ciento del coral pilar (Dendrogyra cylindrus) formador de los casi 400 kilómetros que mide la muralla arrecifal de Quintana Roo, ya murió a consecuencia del letal síndrome blanco, y podría no volver a verse en muchos años en esta zona, si las posibles causas de esta enfermedad no desaparecen.

Aunque a la fecha el patógeno causante del síndrome blanco no ha sido identificado, la evidencia científica indica que pueden ser distintos grupos de bacterias, en conjunto con la mala calidad del agua del mar como resultado de las actividades humanas, el deficiente tratamiento de las aguas residuales, así como la destrucción de hábitats costeros como los manglares, además de las mareas marrones producto de la descomposición del sargazo.

Los esfuerzos por mantener viva a esta especie están ahora en los laboratorios, en los estanques donde hay, bajo resguardo y condiciones controladas de calidad del agua, temperatura y luz, algunos fragmentos que los científicos lograron rescatar de colonias ya infectadas.

El porcentaje de muerte coralina y los sitios más afectados fueron revelados en el resultado del monitoreo hecho por el Laboratorio de Biodiversidad Arrecifal y Conservación de la UNAM.

Comandados por el investigador Lorenzo Alvarez-Filip, un grupo de especialistas en arrecifes recabó la información durante meses, la cual mostró que a la fecha el coral pilar es el más afectado, pero hay otras especies como el coral laberinto, con la muerte del 94 por ciento, el coral flor suave con un 79 por ciento, el coral cerebro de valles amplios, con un 76 por ciento.

También el coral cerebro simétrico presentó muerte de un 49 por ciento; el gran coral estrella tiene un 28 por ciento de pérdida; coral estrella un 27 por ciento y el coral estrellita un 22 por ciento.

La muerte de los corales empezó en el verano de 2018 y para diciembre de este año los científicos calculan que son decenas de miles los que han sucumbido inevitablemente al síndrome blanco y sin oportunidad de regenerar. El mal está presente desde Isla Contoy hasta Xcalac, en la frontera con Belice, y también en Cozumel, donde fue necesario dar un descanso a los sitios con más visitas de turistas y de embarcaciones, el cual terminará en un par de días.

Banco Chinchorro, libre de síndrome blanco

El mapa hecho por los investigadores para marcar las zonas afectadas y el grado en que se ha presentado la mortandad de corales, muestra que el único sitio en donde no hay presencia del síndrome blanco es en Banco Chinchorro.

La noticia, aunque alentadora, también es tomada por los científicos como una gran responsabilidad para ellos, los manejadores de la zona protegida, y prestadores de servicios turísticos en el área.

Los sitios más afectados son los de Isla Contoy, Isla Mujeres, Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum, Cozumel, Punta Allen, Majahual y Xcalak.
En algunos de ellos el porcentaje de afectación del síndrome blanco va de más del 40 por ciento al 20 por ciento; una parte de Banco Chinchorro tiene entre un cinco y 10 por ciento en dos zonas arrecifales, pero en otras seis la presencia es nula.

La muerte masiva de corales es un serio problema para Quintana Roo y para muchas de las actividades que sus habitantes realizan, pues la desaparición de las especies va a modificar de manera severa la capacidad que tienen estos oasis marinos para seguir otorgando sus servicios ambientales, como la protección de las costas, el albergue de especies de peces de importancia comercial y el atractivo que tienen sobre millones de turistas que bucean o hacen snorkel en ellos, advirtió el estudio.

Características de la enfermedads

Es la pérdida rápida del tejido de coral -es diferente al blanqueamiento de coral- lo que deja expuesto al esqueleto blanco y forma una especie de banda o mancha blanca por donde avanza la lesión, explicaron los científicos. Una sola colonia puede presentar una o varias lesiones; se propaga velozmente de una colonia a otra, sobre todo en los corales duros.

Fuente: POR ESTO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here