Borrell mediará ante EE.UU. para sacar a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo

Así lo confirmó el presidente de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, Javier Moreno Sánchez, esta semana

0
120

«Hoy Josep Borrell ha respondido favorablemente a mi petición, en calidad de presidente del Intergrupo de Amistad y Solidaridad con el Pueblo de Cuba en la Eurocámara, para que la UE medie con la Administración Biden y retire a Cuba de la lista de países que fomentan el terrorismo». Con este tuit el presidente de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, Javier Moreno Sánchez, confirmaba esta semana la intención del Alto Representante para Asuntos Exteriores y Seguridad de la Unión Europea de mediar ante Washington para sacar a la isla caribeña de la lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que le incluyó el pasado mes de enero el presidente saliente, Donald Trump.

Dicha confirmación es la respuesta de Borrell, con fecha 29 de marzo, a una petición enviada el pasado mes de febrero por Moreno Sánchez para que la UE intercediera ante Washington para revertir la medida del anterior presidente, por la que la isla había vuelto a una lista de la que había sido extraída en 2015 por la Administración Obama en el marco del deshielo de las relaciones entre ambos países.

El reingreso a la lista lo anunció, el 11 de enero, nueve días antes de concluir el mandato de Trump, el entonces secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo. Pompeo justificaba entonces la decisión acusando al régimen cubano de «brindar reiteradamente apoyo a actos de terrorismo internacional al ofrecer un refugio seguro a terroristas». Argumentó, en un comunicado, que el Gobierno cubano había alimentado, albergado y brindado atención médica «a homicidas, fabricantes de explosivos y secuestradores, mientras muchos cubanos pasan hambre, no tienen vivienda y carecen de medicamentos básicos. Miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), designado como Organización Terrorista Extranjera por los Estados Unidos, viajaron a La Habana para mantener conversaciones de paz con el Gobierno colombiano en 2017», señalaba el pasado mes de enero.

También apuntaba que, alegando protocolos de negociación de paz, Cuba había rechazado las peticiones de Colombia de extraditar a diez líderes del ELN que viven en La Habana «después de que el grupo se atribuyera responsabilidad por el atentado con explosivos perpetrado en enero de 2019 en una escuela de cadetes de policía en Bogotá, en el que murieron 22 personas y más de 87 resultaron heridas». A todas estas denuncias, la Admnistración Trump sumaba que Cuba había dado refugio y se negaba a extraditar a fugitivos requeridos por la Justicia de EE.UU. durante décadas.

Por todo esto, la isla volvía a ser incluida en la lista de Estados que Patrocinan el Terrorismo «tras incumplir el compromiso de dejar de apoyar el terrorismo que había asumido ante el gobierno anterior».

En su carta de respuesta a Moreno Sánchez, que este colgó en su cuenta de Twitter, Borrell vuelve a subrayar el rechazo de la UE, que ya manifestó el pasado mes de enero, a la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores de terrorismo, alegando el papel que la isla jugó en las negociaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), motivo por el que alguno de sus guerrilleros se encontraban en la isla, según el Alto Representante. Unas negociaciones que, como subraya Borrell en su carta de respuesta, «cuentan con el total apoyo de la UE».

Borrell no es el único representante de la UE que ha mostrado su rechazo a la inclusión de Cuba en esta lista y a las sanciones impuestas por EE.UU. Asi lo demostró la iniciativa en la que participó recientemente el embajador de la UE en Cuba, Alberto Navarro. En ella, Navarro apoyó una carta, dirigida al presidente Joe Biden, en la que cientos de miembros de la sociedad civil cubana pedían que fueran aliviadas las sanciones contra la isla. La misiva provocó el malestar de numerosos eurodiputados que denunciaron la actuación de Navarro, por lo que este fue convocado por Borrell en Bruselas para dar explicaciones. Tras pedir disculpas por este hecho, y por unas declaraciones afirmando que Cuba no era una dictadura, Navarro retornó a su cargo en La Habana, donde concluirá su mandato el próximo mes de agosto.

La inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo ha provocado un aluvión de declaraciones y peticiones durante los últimos meses tanto por parte de aquellos que piden a Biden que revierta la medida (congresistas demócratas, la UE, el expresidente colombiano Juan Manuel Santos) y los que exigen que se mantenga mientras Cuba no dé un paso adelante en la defensa de los derechos humanos y abandone la represión contra la disidencia (congresistas republicanos, exiliados, eurodiputados conservadores).

Agradecimiento del régimen

La confirmación de la UE de su intención de mediar ante EE.UU. para que Cuba sea retirada de la lista de países patrocinadores del terrorismo ha sido bien acogida por miembros del régimen cubano. Así lo manifestaba en su cuenta de Twitter Ana Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular, quien agradeció la petición formulada por el Intergrupo de Amistad y Solidaridad con Cuba en el Europarlamento y la respuesta favorable para mediar ante el presidente estadounidense.

«Cuba no patrocina ni fomenta el terrorismo. Alimentamos la paz, la solidaridad y la colaboración entre los pueblos», escribió la diputada cubana en sus redes sociales tras conocer la información de Moreno Sánchez.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here