México va por bienes confiscados a narcos

El Presidente López Obrador reveló que está trabajando con el gobierno de Estados Unidos para reponer procesos de extradición de exfuncionarios investigados por corrupción, a cambio de que los bienes y el dinero confiscados sean devueltos

0
143

CIUDAD DE MEXICO.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reveló que su administración está trabajando con el Departamento del Tesoro y con el gobierno de Estados Unidos para reponer procesos de extradición de políticos y exfuncionarios investigados por corrupción, a cambio de que los bienes y el dinero confiscados sean devueltos.

“Se están reponiendo procedimientos que no se hicieron bien y se están haciendo los trámites. Hay cooperación de parte del gobierno de Estados Unidos, en particular del Tesoro y del departamento de Estado, están ayudando para extradiciones y también se está definiendo una estrategia para que los recursos se regresen a México”.

López Obrador aseguró que EE. UU. “está en la mejor disposición” de cooperar con México para que las propiedades o cuentas de los exfuncionarios que mantienen un proceso abierto, se regresen y vayan directamente al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

“Muchos políticos y traficantes de influencia compraron propiedades en EE. UU., ahora que tienen estos procesos se está buscando que esas propiedades se consideren de nuestro país, los montos. Hay disposición de parte del gobierno de Estados Unidos para que se recuperen los recursos y vayan para el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado. Hemos tenido respuesta y no puedo dar más detalles por el debido proceso”, indicó el mandatario mexicano.

Cuestionado sobre si en la propuesta se contemplan también los bienes de Joaquín “El Chapo” Guzmán, el presidente respondió que sí se está considerando.

El titular del Ejecutivo agregó que lo que busca su gobierno “Es dejar en claro que no hay impunidad y que no hay arreglo, porque algunos casos se pactó hasta las aprehensiones y la devolución de cierta cantidad de dinero”, refiriéndose al exgobernador de Veracruz Javier Duarte; aunque aclaró: “Yo no lo dije así”.

“Lo que quiero decir es que no hay negociación de estos casos, lo que se hace es que se aplica la ley y se regresen los recursos… En general todos los bienes, porque es increíble, bueno no increíble, un régimen corrupto tenía que ser así desgraciadamente, pero si tienen muchas propiedades en EE. UU. y desde luego en el país”.

López Obrador se refirió al caso del secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, acusado en una corte de Estados Unidos de corrupción y vínculos con el Cartel de Sinaloa, y que tiene lujosas propiedades en EE. UU., de acuerdo a la información revelada en un reportaje reciente.

“No sé si leyeron un reporte sobre bienes, del que estaba de seguridad con Calderón, García Luna, sobre propiedades creo que en Miami, pero departamentos o sea, hay una expresión en el norte que no la voy a repetir, pero o sea bien montados. Oficinas, centros exclusivos, todo eso ya se debe de terminar”, dijo López Obrador.

De acuerdo con varias investigaciones periodísticas, García Luna llevaba un lujoso estilo de vida. En 2018, “El Rey” Zambada declaró que haberle entregado maletas llenas de dinero.

Una mansión con embarcadero propio, así como un increíble departamento, ubicado en Florida, son parte de la lujosa vida que llevó el político ligado con el narco, Genaro García Luna.

Luego de su retiro como secretario de Seguridad Pública en 2012, García Luna se fue a vivir a Miami, donde pasó sus días en plena comodidad y lujos en una residencia situada en el Golden Beach, Florida, en Estados Unidos.

Esa mansión, valuada en USD 3.3 millones de cuenta con cuatro baños, alberca, cuatro habitaciones y hasta embarcadero propio.

Los dueños de la propiedad son la familia Weinberg, quienes cuentan con un grupo empresarial dedicado a suministrar equipos y tecnología de seguridad israelí en Latinoamérica y representa su nexo con el político.

De acuerdo con el medio Univisión, la residencia fue ubicada gracias a una multa de tránsito realizada a García Luna por pasarse un semáforo el 15 de noviembre de 2015.

Sin embargo, los registros de residencia probaron que él vivió allá, en febrero de 2013, tres meses después de terminar su cargo como funcionario en el sexenio del expresidente Felipe Calderón.

En 2016, García Luna se mudó a otro penthouse de lujo, valuado en USD 2.3 millones y ubicado en un condominio en Florida.

El lujoso departamento donde vivió hasta 2018, cuenta con seis cuartos, cinco baños, una cocina y vista al mar y a la ciudad de Aventura, lugar donde se encuentra situado.

Además, el edificio que alberga ese lujoso penthouse tiene canchas de tenis, dos piscinas y spa.

Ambas propiedades eran de la familia Weinberg y fueron rentadas al político por la amistad que mantienen desde hace años.

El empresario Alexis Weinberg confesó en una entrevista, que su padre, Samuel Weinberg conoció al exfuncionario desde que éste comenzaba su carrera policial en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional de México (Cisen).

También indicó que García Luna vivió en las casas de su familia cuando terminó su labor como secretario de la SSP.

“La casa era parte de nuestras inversiones en Miami. Nosotros se las rentamos a Genaro e hicimos un contrato y nos hacía depósitos. Cuando pusimos en renta la casa, nos rentó el departamento e hicimos lo mismo”, dijo.

Fuente: POR ESTO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here