El lado más oscuro de los Indiana Jones nazis y su relación oculta con Franco

Eric Frattini publica «Los científicos de Hitler», una concienzuda investigación histórica sobre la «Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana»

0
53

El cuarto Evangelio, aquel que se atribuye a Juan, narró hasta la última coma del que fue el último tramo en la vida de Jesucristo. En sus escritos, el apóstol recorrió desde la intrincada decisión que se vio obligado a tomar Poncio Pilato, hasta la crucifixión del mesías en «un lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota». Pero a Heinrich Himmler, fetichista hasta el extremo con las ciencias ocultas, solo le interesaron unas pocas líneas de él. Aquellas en las que se especificaba que, tras expirar su último aliento vital, «uno de los soldados le abrió el costado con una lanza y, al instante, salió sangre y agua».

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here