El cirujano de Maradona y el futbolista Edwin Congo, entre los 20 detenidos por un envío de una tonelada de cocaína

La Policía Nacional lidera una macrooperación entre Colombia, España, Holanda y Bulgaria

0
126

Una de las últimas grandes operaciones contra el tráfico de drogas tiene entre sus 20 arrestados a viejos conocidos de la Policía Nacional, como el bautizado como El cirujano (“médico de Maradona”) o «Milton, un hombre fuerte del narcotráfico y conocido en Colombia, donde dirigía un popular equipo ciclista de Bogotá”, según cuentan fuentes de la investigación. Pero esta operación, bautizada Torta, también ha deparado alguna sorpresa, como el arresto del exjugador del Real Madrid Edwin Congo (43 años), acusado (como el resto) de tráfico de drogas y de pertenencia a una organización criminal que logró hacer llegar desde Colombia hasta Sofía (Bulgaria) una tonelada de cocaína impregnada en las capas de cartón de cajas llenas de piñas y limas. “Probaron la ruta un par de veces con contenedores vacíos y en el tercer envío cargaron la merca”, señalan fuentes del caso, que se encuentra bajo secreto de sumario y que ha estado dirigido por la Fiscalía Antidroga y el Juzgado de instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

Milton, de unos 55 años, es el cabecilla de un importante cartel colombiano que enviaba cocaína a Europa, señalan fuentes de la investigación. “Llegó a Madrid un día antes de que se decretase el estado de alarma y fue detenido al día siguiente en un hotel de Madrid”, apuntan. “Venía a España a recoger ganancias y a cerciorarse de que todos los canales estaban funcionando correctamente para la organización”, añaden las mismas fuentes. A su detención le han seguido otras 19 más. El exfutbolista colombiano Congo ha sido de los últimos. «Aunque no es uno de los hombres importantes del grupo, sí tenía línea directa con los dos principales detenidos y participaba de la organización, estableciendo contactos y conexiones entre ellos”, señalan fuentes del caso que se refieren a los arrestados como “el clan de los colombianos” por el origen de los implicados. Edwin Congo, actualmente tertuliano de televisión, quedó el martes en libertad con la obligación de comparecer ante el juez cuando sea reclamado. La versión que ofreció el deportista acerca de sus contactos con los principales narcos detenidos es que les vendió unas joyas hace meses, según apuntaron las mismas fuentes.

Para extraer la droga de las cajas de cartón mediante sofisticados procesos químicos, habían creado una red de laboratorios entre España (en una población de las afueras de Madrid), Bulgaria y Holanda. “Estaban tratando de ampliar sus canales de entrada de la droga y se habían puesto ya en contacto con uno de los Castaña”, el principal clan de narcos establecido en el Campo de Gibraltar. La policía cree que trataban de aprovechar sus redes de distribución de droga: “Los colombianos buscaban otras redes ya operativas para ampliar el negocio”.

La droga, aproximadamente una tonelada de cocaína, que entró en varios contenedores por un puerto de Grecia, fue interceptada en Bulgaria. “La organización desmantelada tenía su base de operaciones en España”, señala este miércoles la policía española en una nota. Cada caja contenía pequeñas cantidades de droga, menos de 100 gramos cada una. “La macrooperación internacional finalizó con la localización de 1.200 kilos de cartón prensado y más de 1.000 litros de productos químicos en Holanda, siendo realizados los arrestos en España (9), Bulgaria (4), Holanda (3) y Colombia (2)”, concreta la nota policial.

El “doctorcito”

Hace unos años que los investigadores observaron que un individuo apodado El cirujano o Doctorcito, “viejo conocido” por haber sido ya detenido por tráfico de drogas, volvía a las andadas. Supuestamente, el médico que trató a Maradona, “usaba su clínica, entre otros lugares, para mantener negociaciones con terceras personas relacionadas con la investigación” del importante cartel colombiano.

“El avance de la investigación permitió a los agentes identificar al principal responsable de la organización”, Milton, “encargado de suministrar la sustancia estupefaciente que la organización pretendía distribuir por toda Europa, utilizando el sofisticado sistema de ocultación y extracción descrito”. Para ello, “enviaban desde Colombia a sus propios químicos, que llegaban a España, donde eran recibidos y acogidos para, posteriormente, viajar hasta Bulgaria y Países Bajos (Holanda) donde extraían la cocaína. Una vez finalizado el trabajo, regresaban de nuevo a España y, finalmente, a Colombia”, recoge la nota policial. Una vez extraída la cocaína, era distribuida por toda Europa, contando para ello con los contactos y la logística necesaria para cubrir sus ilícitos envíos hacia España, Grecia, Países Bajos y otros países europeos.

Los investigadores de los distintos países implicados en esta operación liderada por la policía española, comprobaron que la organización tenía la infraestructura necesaria como para poder recibir la mercancía en distintos puertos europeos (como Holanda) y procesarla en los laboratorios en los que en cada momento corriesen menos riesgos. La diversificación del “negocio” permitía un funcionamiento constante de sus canales de envío, recepción y procesamiento.

Cargamento a Grecia

El pasado mes de enero los investigadores detectaron que «la red preparaba el envío de una importante cantidad de droga al detectar que uno de sus miembros viajaba a Colombia “para constatar que la droga estaba debidamente oculta”. Los policías detectaron la llegada a Grecia de “un cargamento con cuatro contenedores, dos de ellos con limas (5.016 cajas) y otros dos con piñas (1.660 cajas)”. Los investigadores españoles solicitaron entonces el apoyo de la Dirección General de la Lucha contra el Crimen Organizado-Sección de Narcóticos de Bulgaria, “quienes se encargaron de la localización y seguimiento de los contenedores hasta una nave en Sofía, lugar donde pretendían separar la carga legal de la ilegal, trasladando el cartón contaminado hasta el laboratorio que habrían preparado al efecto”, explica la nota.

La pista de la droga llevó a los agentes hasta Holanda, donde han incautado más de 1.200 kilos de cartón prensado y más de 1.000 litros de productos químicos necesarios para la extracción de la cocaína. La operación se ha desarrollado con la participación de la Policía Nacional de Bulgaria, la Policía Nacional de Países Bajos, la Policía Nacional de Colombia (DIRAN), el HSI (Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional-Homenland Security Investigations) la DEA (Drug Enforcement Administration), el CBP (Control Border Patrol) e Interpol.

Fuente: elpaís

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here