¿Y si la deuda es la ‘luz al final del túnel’ para México?

Expertos consideran que si el Gobierno no brinda apoyos a las empresas tras la epidemia, la economía observaría una caída del 11 por ciento en 2020 y solo un avance de 3 por ciento en 2021.

0
134

El temor a endeudarse ha frenado la decisión del gobierno de emitir medidas fiscales para enfrentar la pandemia de COVID-19; sin embargo, hacerlo de manera adecuada llevaría a que el total de la deuda como porcentaje del PIB fuera menor en tres años comparado a que no hubiera ese paquete de ayuda, según estimaciones de Citibanamex.

“Nuestro escenario base, que asume 2 por ciento del PIB de apoyos, llevaría a un déficit este año de 7.7 por ciento del PIB y la deuda neta subiría de 44.7 del PIB en el 2019 a 58.8 por ciento en el 2020, para empezar a bajar en el 2021 y alcanzar 53.7 por ciento del PIB en el 2024”, expone en un análisis.

En el caso de que no haya apoyos este año, la economía observaría una caída del 11 por ciento en 2020 y solo un avance de 3 por ciento en 2021, con un déficit de 6 por ciento del PIB y un aumento de la deuda como proporción del mismo.

La negativa del gobierno a endeudarse para sortear la crisis económica que dejará a su paso la pandemia, tiene como origen los errores del pasado, cuando en la crisis de 2008-2009, gran parte de los apoyos gubernamentales fueron a dar a las empresas sin que el gobierno se recuperara, señaló Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

“Eso es lo que el presidente (López Obrador) está tratando de evitar, que se socialicen las pérdidas y se privaticen las ganancias, lo que es importante”, señaló en videoconferencia.

Al respecto, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, argumentó que es posible salvar empresas sin privatizar las ganancias, con un plan de apoyos diseñado en tiempo y forma, con apoyos condicionados a que las empresas mantengan su plantilla laboral vigente y no paguen dividendos ni recompra de acciones mientras gocen del auxilio.

“Esto está pensado en las empresas medianas y grandes —aunque la mayoría son las Pymes—, a nadie le conviene que desaparezcan las grandes empresas que son las más productivas en la economía”, señaló el especialista en una colaboración del 23 de abril en El Financiero.

Sumar esfuerzos

Ante este contexto, el Consejo Coordinador Empresarial (CEE), está enfocado en sumar esfuerzos entre todos los entes de la economía, política y sociedad, para consolidar el Acuerdo Nacional que no solo sean propuestas del empresariado, una vez que su primera iniciativa con medidas detalladas mes a mes, no tuvo eco en el Gobierno Federal.

Incluso el Fondo Monetario Internacional he emitido la recomendación de manera firme.

“Que usen su capacidad de endeudamiento para ayudar a la sociedad a salir de esta crisis con las menores heridas posibles”, dijo Alejandro Werner, director del Departamento de Hemisferio Occidental del organismo, pero advirtió que se deben cerciorar de que las políticas fiscales adoptadas no sean percibidas como permanentes para que no se perpetúen y generen distorsiones.

Fuente: elfinanciero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here