La «tasa Google» del Gobierno la pagarán 9.000 pymes españolas: Amazon comienza a repercutir el impuesto

El gigante del comercio «online» comunica a las empresas que utilizan su plataforma que subirá su tarifa un 3% tras la entrada en vigor del impuesto

0
96

La «tasa Google», aprobada el pasado mes de octubre por el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, la pagarán, de momento, las pymes. El segundo paso, su llegada al bolsillo de los consumidores, es ya solo cuestión de tiempo. Amazon ha comenzado a comunicar a las 9.000 pymes españolas que venden a través de su «marketplace», que la tarifa que cobra por hacer de intermediario subirá un 3% a partir del próximo mes de abril debido a este nuevo impuesto.

«Como muchos otros, hemos instado al Gobierno a buscar una solución global sobre la tributación de la economía digital al nivel de la OCDE en lugar de imponer impuestos unilaterales, para que las reglas sean consistentes en todos los países y más claras y justas para las empresas. Como hemos indicado anteriormente, la forma con la que el Gobierno ha diseñado Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales afectará directamente a las empresas que utilizan nuestros servicios», aseguran a este diario fuentes de Amazon.

Actualmente, el gigante del comercio «on line» cobra distintas tarifas a las pymes que utilizan su plataforma dependiendo de los productos que éstas pongan a la venta. Fuentes de la compañía explican que la media de estas tarifas es del 15% y es esta comisión la que se incrementará un 3% desde abril, por lo que pasará a ser del 15,45%. La subida de precios, adelantada por El Confidencial, supone un nuevo varapalo para miles de pymes que ya sufren los devastadores efectos de la pandemia y para las que las ventas por internet se había convertido en una importante vía de escape.

Que se continúe ahora la cadena, como ya advirtieron varios expertos y organismos públicos durante el diseño de este impuesto, y que las pymes repercutan este 3% al precio final de sus productos está ahora en manos de las propias empresas, según explican desde Amazon. Serán por tanto las compañías las que debatirán en el próximo mes la subida o no del coste de sus productos.

La reacción de Amazon supone la confirmación de una advertencia que tanto la compañía de Jeff Bezos como el resto del sector digital han venido haciendo al Gobierno antes la puesta en marcha de este impuesto de manera unilateral. El mismo día de su aprobación, desde la asociación Adigital insistieron en varias ocasiones que «medidas fiscales de este tipo adoptadas en el pasado han demostrado generar una fuerte inseguridad jurídica para ciudadanos, empresas e inversores; suscitando además serias dudas sobre su impacto en términos recaudatorios». De hecho, si bien el Gobierno estimó en un inicio una recaudación de 1.200 millones de euros a través de este impuesto, esa estimación se ha ido reduciendo progresivamente en los últimos meses hasta los 968.

Otro informe elaborado por las dos asociaciones de compañías tecnológicas, Adigital y Ametic, en colaboración con la consultora PwC, alertaba del efecto negativo que el impuesto digital traería consigo para las empresas y consumidores españoles. Según el estudio, estos últimos sufrirían un impacto valorado en hasta 665 millones de euros, mientras que las compañías españolas usuarias de los servicios digitales que se han visto gravados por el Gobierno verían reducidos sus beneficios entre 450 y 562 millones de euros.

El Gobierno se ha defendido ante las críticas por actuar unilateralmente en una estrategia global asegurando que la norma tendrá «carácter transitorio», hasta que se apruebe una normativa mundial o europea en el marco de la OCDE o el G20, algo que de momento no se ha logrado. Además, la tramitación de este nuevo impuesto se ha producido en medio de las amenazas de Estados Unidos a España, Francia, Reino Unido e Italia sobre represalias con nuevos aranceles sobre estos impuestos digitales.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here