Nadal no jugará el US Open

El español anuncia que no tiene intención de viajar a Estados Unidos dada la situación actual

0
101

La noticia, que saltó pasadas las ocho de la tarde, exigía una alerta de esas que llegan a los dispositivos móviles por la contundencia del titular: Rafael Nadal no jugará el US Open. Así de crudo, así de directo. El español, que además defendía corona en Nueva York, anunció a través de sus redes sociales que, teniendo en cuenta la delicada situación actual propiciada por el dichoso coronavirus, no tiene intención de viajar a la Gran Manzana. Todo un mazazo para el torneo y también para el propio jugador, que se frena a sí mismo ante la disputa de un Grand Slam que no se le nada mal, pues ha mordido ahí en cuatro ocasiones.blockquote class=»twitter-tweet»>

A dia de hoy la situación es complicada para hacer torneos y todo mi respeto a la USTA, organizadores del US Open y a la ATP por los esfuerzos que están haciendo para que se juegue el torneo para los millones de fans que lo verán por TV o en las plataformas digitales.— Rafa Nadal (@RafaelNadal) August 4, 2020

«Tras pensarlo mucho he decidido no participar en el US Open de este año. La situación sanitaria sigue muy complicada en todo el mundo con casos de Covid-19 y rebrotes que parecen fuera de control. Esta es una decisión que no querría tomar pero en este caso sigo mi corazón para decidir que por ahora prefiero no viajar», escribió el mallorquín. Ya antes otros tenistas como Nick Kyrgios o Ashleigh Barty, número uno de la WTA, habían confirmado su renuncia, pero nada comparable a esta noticia. Nueva York se queda sin su rey, y se da por hecho que la lista de bajas irá a más (Fabio Fognini, Stan Wawrinka Jo-Wilfried Tsonga, Simona Halep, Elina Svitolina, Bianca Andreescu…).

Ya en su momento, en una entrevista con ABC justo antes de regresar a los entrenamientos después de semanas de confinamiento, Nadal expresó su pesimismo y dijo que no veía muy viable que se jugara este curso. «Si me das un papel en blanco, firmo volver en 2021», exclamó. Mejoraron las cosas, al menos en lo que a datos se refiere, y se fue retomando la actividad, pero Nadal, precavido por naturaleza y al que le asusta mucho contagiarse, siempre estaba pendiente de la actualidad y nunca le hizo gracia la idea de que se mantuviera el US Open en el calendario.

Incluso en junio, en una charla con prensa internacional en la que también estuvo invitada este periódico, expresó sus recelos a tener que cruzar el charco. Estaba inscrito en la prelista, también en la de Cincinnati, pero el desarrollo de los hechos le ha frenado en seco. «Sabemos que el calendario de este año, tras cuatro meses sin jugar, es una barbaridad. Todo mi respeto a la USTA, organizadores del US Open y a la ATP por los esfuerzos que están haciendo para que se juegue el torneo para los millones de fans que lo verán en televisión o en las plataformas digitales. Es una decisión que no quería tomar, pero, en este caso, sigo mi corazón, para decidir que no quiero viajar».

Lo cierto es que Nadal llevaba días trabajando en tierra batida, una pista gorda para deducir que se iba a centrar en la gira por la arcilla europea. Había confirmado que participaría en el Mutua Madrid Open, que estaba agendado justo después del US Open, y luego tenía en el calendario Roma y Roland Garros, el verdadero objetivo de esta temporada tan atípica. Con la suspensión del evento español, ya solo tiene, y si se juegan, Roma y París en el horizonte.

Cabe destacar que el zurdo no perderá los 2.000 puntos de Nueva York por los reajustes que hicieron en el ranking por las circunstancias (está congelado), pero también hay que tener en cuenta que en la tierra europa no podrá sumar ya que en Italia y en Francia también defiende su trono. Seguramente es lo de menos para Nadal, quien da el año casi por perdido.

salvo giro inesperado, no viajará a Estados Unidos. El español, a través de sus redes sociales, ha comunicado que la situación no invita a desplazarse hasta Nueva York, en donde se celebrarán el torneo de Cincinnati y el US Open. Es una baja importantísima para ambos eventos, pero el campeón de 19 grandes antepone la seguridad en plena pandemia del coronavirus. Cabe destacar que el español defendía el título conseguido en 2019.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here