La popularidad de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle cae a sus niveles más bajos

Los mayores detractores de los duques de Sussex son los británicos de más de 65 años, votantes del partido conservador y partidarios del Brexit, según la encuesta publicada por YouGov

0
143

Cuesta abajo y sin frenos. El número de británicos que tienen una opinión positiva de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle no ha parado de disminuir desde marzo de 2021, después de la incendiaria entrevista con Oprah Winfrey en la que arremetieron contra la familia real, acusándola, entre otras cosas, de racismo y de mostrar preocupación por cómo sería el color de la piel de Archie, el primogénito de los duques de Sussex. En la nueva encuesta publicada por el grupo internacional YouGov —especializado en análisis de datos e investigación de mercados—, el número de personas que piensa positivamente del hijo menor de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales cae hasta nueve puntos, del 43% al 34%, respecto al estudio anterior realizado en abril. Markle sigue la tendencia de su marido, aunque en menor medida, y pierde tres puntos —de un 29% a un 26%—. A pesar de ello, acumula muchas más opiniones negativas, un 65% frente al 59% de Enrique. Cifras que aun así quedan lejos de las del príncipe Andrés, con un 83% de opiniones en contra, que le vuelven a situar como el miembro de la casa real peor valorado por sus compatriotas.

La pérdida de la popularidad del príncipe y Markle es aún más acuciante cuando se compara la valoración actual con la de octubre de 2019. Hace casi dos años, YouGov publicó la misma encuesta, pero entonces el 71% de los encuestados se mostró a favor de Enrique, mientras que su mujer acumuló un 55% de votos positivos. Desde entonces, el hijo de Lady Di ha perdido 28 puntos y su mujer, 21. El descenso, que cada vez parece más irreversible, comenzó a ser más que evidente en enero de 2020, tras su decisión de abandonar sus obligaciones reales y mudarse a Estados Unidos. Cinco días después de hacerse pública la noticia, su aprobación ya se situó en el 55% y el 38% respectivamente.

Los británicos no tienen dudas. Pese a los 69 años que lleva en el trono nada parece poder arrebatarle la admiración de los ciudadanos a Isabel II. La monarca es, una vez más, el miembro que sale mejor parado en la encuesta, realizada entre 1.667 personas mayores de 18 años. Cuenta con un 80% de votos positivos, aunque es ligeramente inferior a la registrada en abril, cuando alcanzó el 85%. A la soberana le siguen en la lista como favoritos el príncipe Guillermo y Kate Middleton, con un 78% y 75% de aprobación.

No existen diferencias significativas entre hombres y mujeres en lo que respecta a su opinión sobre los duques de Sussex. Sin embargo, sí las hay si se tiene en cuenta la edad. Mientras que la mitad de los jóvenes entre 18 y 25 años le dan el visto bueno al príncipe Enrique y Markle, la aprobación cae por debajo del 20% entre los mayores de más de 65 años. Teniendo en cuenta los datos reflejados en la encuesta, puede decirse que el perfil de los detractores de los duques es el de un hombre o mujer principalmente mayor de 50 años, votante del partido conservador y que dio su apoyo al Brexit. Por regiones, los escoceses son los más reacios, en general, a apoyar a cualquier miembro de la familia real.

A pesar de que las declaraciones de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle en la entrevista con Winfrey interpelaron directamente a la familia real, la popularidad del resto de miembros no parece haberse resentido a juzgar por las dos últimas encuestas, y solo han pasado factura a los duques de Sussex. Ni siquiera la publicación en The Guardian de unos documentos que mostraban el racismo histórico de Buckingham —que impidió la contratación de inmigrantes y minorías étnicas al menos hasta finales de los sesenta— ha hecho mella en la apreciación que los británicos tienen de su jefa de Estado. No ha corrido la misma suerte su hijo Andrés de Inglaterra. Si solo el 10% le dio un voto positivo en la anterior encuesta, en abril, cuando ya se le relacionaba estrechamente con el pedófilo Jeffrey Epstein, ahora que ha sido acusado por una de las víctimas del magnate de haber abusado de ella cuando tenía 17 años, la aprobación ha caído al 6%.

En lo que parece un intento de acercamiento, este sábado se ha sabido que los duques de Sussex le han pedido una reunión a la reina en las próximas semanas con la intención de que conozca a su bisnieta Lilibet Diana, nacida el pasado junio en Estados Unidos, donde reside actualmente la pareja, que estaría planeando el bautizo de la pequeña en el castillo de Windsor. Según publica The Sun y otros diarios británicos, la propuesta ha sorprendido en el entorno cercano a la monarca después de las afirmaciones que ambos han realizado en estos meses. La petición aún no ha sido respondida, pero de producirse finalmente el encuentro este sería el primer viaje de Markle al Reino Unido después de que ella y Enrique decidieran alejarse de sus deberes reales y mudarse al otro lado del Atlántico.

Fuente: elpaís

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here