Oscar 2020: una disputa entre ‘Joker’, ‘1917’, ‘El irlandés’ y ‘Érase una vez en… Hollywood’

'Dolor y gloria', de Pedro Almodóvar, optará al premio al mejor filme internacional y Antonio Banderas competirá como mejor actor en la gala del próximo 9 de febrero

0
143

Arthur Fleck solo quería que su madre estuviera orgullosa. Ella le crio para “dar risas y alegrías al mundo” y él lo intentó como pudo: primero, como cómico. Pero, cuando vio que el mundo le daba la espalda, terminó convertido en asesino. En Joker. Y al fin logró que la gente le adorara: el público llenó las salas para verle y los críticos le aplaudieron. El séptimo filme más taquillero del año y, ahora, el favorito a los Oscar. Todd Phillips, director de Joker, bien puede reírse junto con su inquietante payaso: 11 nominaciones. Aunque le siguen, con apenas una candidatura menos, El irlandés, de Martin Scorsese, Érase una vez en… Hollywood, de Quentin Tarantino, y 1917, de Sam Mendes, como anunció este lunes la Academia de Hollywood. Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, optará al premio al mejor filme internacional en la gala, que se celebrará el 9 de febrero. Y Antonio Banderas, protagonista del mismo largo, competirá como mejor actor principal. Klaus, de Sergio Pablos, nominado en la categoría de largo de animación, será la tercera presencia española en los Oscar. La ceremonia no tendrá presentador, por segundo año consecutivo.

El anuncio de las candidaturas refleja un año de incertidumbre, repleto de grandes películas pero sin una apuesta clara de cara a la gala. En las últimas dos ediciones, La forma del agua y Roma llegaron a la ceremonia con más nominaciones que sus rivales y los favores de los pronósticos. La primera ganó, la segunda fue derrotada por la sorpresa mayúscula que dio Green Book. Para la 92ª edición, cuesta atreverse a esbozar alguna previsión. Las otras nominadas a mejor película son Parásitos, de Bong Joon-ho, Historia de un matrimonio, de Noah Baumbach, Mujercitas, de Greta Gerwig, Jojo Rabbit, de Taika Waititi, y Le Mans ’66, de James Mangold. Por una vez, en vez de mirar con impaciencia el calendario de estrenos, el público español ya puede opinar con conocimiento: todas las nominadas se han visto en salas, salvo Jojo Rabbit, que llegará este viernes 17 de enero.

La nominación de Parásitos a mejor película tiene especial mérito: es tan solo la 12ª ocasión (si se considera también Babel, que contenía varios diálogos en inglés) en la que una obra de habla extranjera compite por el Oscar principal. Ninguna ha ganado. Eso sí, la candidatura complica las opciones de Almodóvar: sería extraño que Parásitos pueda ser elegida como mejor obra del año y sin embargo no gane en un apartado más reducido, el de los largos internacionales. Otro indicio más: Bong Joon-ho opta al premio a la mejor dirección, junto con Scorsese —novena vez, el creador vivo más nominado—, Phillips, Mendes y Tarantino. El cineasta coreano compite también por el guion original, del que es coautor, y su película suma seis candidaturas.

La categoría de mejor dirección, por segundo año consecutivo, no incluye a ninguna mujer. Y en 2018, fue precisamente Gerwig la que rompió, con Lady Bird, una tradición habitual de los Oscar. La composición de la Academia de Hollywood —68% de hombres, 84% de blancos— puede ofrecer una explicación. Que las nominaciones reflejen el machismo de una industria que da menos oportunidades a las directoras es otra parte de esta realidad. Gerwig y Kristy Wilson-Cairns (por 1917) son las únicas mujeres que optan a los premios del guion. Y la afroamericana Cynthia Erivo, por Harriet, rompe el absoluto monopolio blanco en los galardones de interpretación.Tras el año del récord de seis premios a los creadores negros, la gala vuelve atrás. Y es probable que regrese también la protesta #OscarSoWhite que acompañó durante años el ninguneo de la ceremonia a todo el que no fuera blanco y caucásico.

La Academia se atreve cada vez más, en cambio, a reconocer las obras de Netflix. Y, al mismo tiempo, la plataforma online ya produce películas que merecen las candidaturas a los Oscar. Esta vez, ha logrado 24 nominaciones, más que cualquier otro estudio, incluidas las dos a mejor filme de El irlandés e Historia de un matrimonio y la del documental American Factory, producida por Barack y Michelle Obama. Sin embargo, el año pasado, Roma arrasó con 10 candidaturas, Alfonso Cuarón ganó el premio a la mejor dirección, pero el galardón principal se lo llevó, entre mil polémicas, Green Book. Las incógnitas sobre la resistencia de Hollywood a entregar su preciado Oscar a un filme de Netflix siguen intactas. Y, además, este año los competidores también son colosos.

Antonio Banderas se encuentra en una encrucijada parecida a la de Almodóvar: el anuncio de su primera nominación le proporciona un gran reconocimiento, pero el camino de Joaquin Phoenix hacia el Oscar al mejor actor, por Joker, parece difícil de frenar. «El listón interpretativo está muy alto y agradezco de todo corazón la oportunidad de estar en esta carrera por el Oscar», señaló el actor en un comunicado. Los otros candidatos son Adam Driver, por Historia de un matrimonio, Jonathan Pryce, por Los dos papas y Leonardo DiCaprio, por Érase una vez en… Hollywood. Entre las actrices principales, la reciente victoria en los Globos de Oro coloca a Renée Zellweger como la apuesta más sólida, por su retrato de Judy Garland en el biopic Judy. Compite con Scarlett Johansson, por Historia de un matrimonio, Saoirse Ronan, por Mujercitas, Cynthia Erivo, por Harriet, y Charlize Theron, por El escándalo (Bombshell).

Klaus tampoco encabeza las encuestas para el Oscar al mejor filme de animación: Toy Story 4 y Mr. Link: el origen perdido (ganadora del Globo de Oro) parecen tener, a priori, más opciones. Y ¿Dónde está mi cuerpo? es otra rival valiosa. Pero, para Sergio Pablos, alcanzar la gala con su ópera prima ya es un triunfo para enmarcar. El cine español no lograba una nominación en esta categoría desde Chico y Rita, en 2011, de dos pesos pesados como Fernando Trueba y Javier Mariscal.

El mismo quinteto de estrellas de los Globos de Oro peleará por el premio al mejor actor secundario: Brad Pitt, Al Pacino, Joe Pesci, Anthony Hopkins y Tom Hanks. En los galardones de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood triunfó Pitt, que todas las quinielas colocan como ganador también para los Oscar. Kathy Bates, por Richard Jewell, Laura Dern, por Historia de un matrimonio, Scarlett Johansson, por Jojo Rabbit, Margot Robbie por Bombshell, y Florence Pugh, por Mujercitas, se disputarán el premio a la mejor actriz de reparto. Dern, que ya se hizo con el Globo de Oro, es la clara favorita. Aunque Johansson ya puede apuntarse la medalla de ganadora moral: hasta hoy nunca había logrado una nominación. Se ha estrenado este año, directamente con dos.

Fuente: elpaís

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here