Frena pandemia la venta del sector inmobiliario en el sur de Quintana Roo

Durante mayo y junio solamente lograron concretarse nueve transacciones inmobiliarias.

0
791

La pandemia del Covid-19 ocasionó que la venta y renta de propiedades en el sur del Estado registre una contracción de casi un 90 por ciento. En mayo y junio, solamente lograron concretarse nueve transacciones inmobiliarias, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios de Quintana Roo.

En contraste, la actividad solo se contrajo un 7 por ciento en el norte del Estado, específicamente en los municipios de Benito Juárez, Solidaridad y Tulum, de acuerdo con el más reciente reporte del Mercado Inmobiliario Residencial de Lamudi.

Esta situación pone en peligro la inversión programada para los siguientes dos años en este sector, lo que también significaría un duro golpe también para las empresas y empleos dedicados a la construcción del municipio de Othón P. Blanco, pues de acuerdo con Ramón Abascal, representante de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios en el Estado, para este año se tenía proyectado una inversión de 240 millones de pesos en la ciudad de Chetumal en desarrollo inmobiliario.

Incluso desde antes de la contingencia, cada vez menos personas compraban una propiedad de construcción o terreno de valor medio de entre 300 mil hasta el millón 200 mil pesos, provocando que más de 3 mil 200 casas o terrenos queden rezagados por la falta de compradores.

Alicia Cervantes Castillo, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales inmobiliarios del sur de Quintana Roo, explicó que esta situación se debía a tres causas principales: la pérdida del poder adquisitivo de la población local, y la falta de interés de personas foráneas por instalarse en la capital del Estado.

También lo ocioso de los trámites para rectificar la ubicación, medidas, colindancias, clave catastrales, así como verificaciones a los predios por parte de la Dirección de Catastro Municipal, hacen lento los procesos de enajenación por varios meses y ocasionando que adquirir una vivienda en Chetumal sea mucho más caro que en ciudades como Mérida y Campeche.

Sólo para poner un ejemplo, citó que en la capital de Quintana Roo una casa de 8.5 metros por 20 llega a costar poco más de millón y medio de pesos, mientras que en la capital de Yucatán una de similares proporciones se puede encontrar en 600 mil pesos.

Pero ahora, con la contingencia, se paralizaron los trámites para la adquisición de vivienda tanto en Fovissste como en Infonavit, tanto para los nuevos solicitantes como para los que ya se encontraban en proceso de ser validados.

Y aunque a partir del pasado 4 de julio se incluyó la posibilidad de avanzar sobre estos temas a través de los medios electrónicos de dichos organismos, hasta ahora no se ha registrado interés de la población por adquirir vivienda.

Nosotros teníamos varios clientes, al menos 38, que ya tenían programada la compra de su casa”, dice Javier Varguez, agente de una de las inmobiliarias afiliada a la Asociación: “pero con el problema del Covid-19, decidieron postergar o cancelar sus trámites. Y es que muchos aún no saben si perderán su empleo, si se verán obligados a cerrar su negocio, y por eso prefieren no arriesgarse a una inversión de esta magnitud”.

Fuente: lamenteesmaravillosa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here