Sufrirán más de 130 mil quintanarroenses una cruda temporada invernal

Pronostican un récord de 56 frentes fríos, por lo que la temperatura empezará a disminuir en los siguientes cinco meses.

0
105

Más de 130 mil quintanarroenses se encuentran en riesgo ante la temporada invernal de este 2021, que de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, será particularmente cruda y se puede adelantar casi dos meses.

Para esta temporada invernal se prevé un récord de 56 frentes fríos, por lo que la temperatura empezará a disminuir en los siguientes cinco meses.

Los más afectados, de acuerdo a la más reciente medición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), son cerca de 67 mil adultos mayores, mujeres embarazadas y niños, que viven en improvisadas casas construidas con restos de cartón, lámina y pisos de tierra, ubicadas en la periferia de las grandes ciudades del Estado como Cancún, Playa del Carmen y Chetumal.

En estas zonas, así como en las comunidades rurales, la temperatura descenderá hasta los 10 grados centígrados, situación que de acuerdo al departamento de meteorología nacional, no se registraba desde el 2016.

Su situación se complica aún más, ya que forman parte del grupo de los 360 mil quintanarroenses que carecen de un seguro médico, o que por su precario ingreso difícilmente pueden pagar los costos de una consulta o medicinas en caso de que presenten enfermedades respiratorias por las bajas temperaturas.

Ejemplo de esta vida dura es la historia de doña Julia Caamal Cen. A ella el frío le arrebató la vida de su nieto hace tres años, cuando los vientos invernales se colaban todas las noches por las paredes de cartón y bolsas de plástico de su hogar, provocando que ella y su familia enfermen de pulmonía.

Luisito, mi nieto más pequeño, fue el que más malo se puso. Como no tenemos seguro, lo llevamos a una farmacia similar para consultar, pero de nada sirvió porque nos pedían que compremos cerca de dos mil 500 pesos en medicamentos. En ese entonces ya no teníamos nada de valor para empeñar, y nadie quiso prestarnos dinero. Durante tres semanas tuvimos tratando a Luisito con puro paracetamol, esperando que mejorara. Pero la humedad y el frío de la Sabana no ayudaron, así que un 20 de diciembre no dejó, adelantándose al cielo”, cuenta la mujer, de 76 años.

Explica que en la zona donde viven más de 12 mil personas pasan el invierno en condiciones precarias, por lo que es común que las familias pierdan a alguno de sus miembros durante el invierno.

Sin electricidad, algunos queman leña para calentarse, pero el remedio en muchas ocasiones resulta peor que la enfermedad, pues el humo solo agudiza los problemas respiratorios entre ellos.

La Coneval ha insistido año con año en atender a este grupo de quintanarroenses que se ubica en el umbral de la pobreza extrema y por sus condiciones socio-económicas son particularmente vulnerables ante las épocas de invierno, a pesar de que en Quintana Roo no se alcanzan temperaturas similares a las del centro y norte del país.

Fuente: SIPSE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here