Trump destroza la proclamada unidad de la Alianza Atlántica

0
159

WATFORD, Inglaterra, 4 de diciembre (AP/AFP/EFE).- El presidente Donald Trump destrozó el miércoles la proclamada unidad de la OTAN en momentos que sus jefes se reunían en el 70 aniversario de la alianza, al calificar a un mandatario de “hipócrita”, a otro de “repugnante” y realizar una reunión exclusivamente con los miembros que más gastan en defensa.

Las riñas de Trump con el primer ministro canadiense Justin Trudeau y el presidente francés Emmanuel Macron pusieron al desnudo las divisiones en la alianza en torno al gasto de defensa y las relaciones con Turquía, así como las actitudes excéntricas del mandatario estadounidense en el escenario mundial.

Los ataques personales y las divisiones políticas sirvieron de contraparte con los sucesos en Washington, donde los legisladores demócratas reanudaron el proceso que podría conducir al juicio político al presidente por pedir a Ucrania que investigue a un rival político. El presidente canceló bruscamente una conferencia de prensa que se hubiera desarrollado simultáneamente con la audiencia en Washington.

Chismes sobre Trump

Al día siguiente de que se escuchó a Trudeau aparentemente intercambiando chismes sobre Trump durante una recepción en el Palacio de Buckingham, el presidente calificó al premier canadiense de “hipócrita”. Trump y Trudeau se habían reunido previamente el martes.

En una conversación espontánea con Macron, el primer ministro británico Boris Johnson y otros mandatarios, se escucha decir a Trudeau que “llegó tarde porque hace una conferencia de prensa de 40 minutos”, en aparente alusión a Trump. Y añade, aparentemente en alusión a su encuentro con Trump: “se vio cómo a los de su equipo se les abrió la boca de par en par”.

Trump respondió durante una reunión el miércoles por la tarde con la canciller alemana Angela Merkel. Insinuó que esas declaraciones se debieron a que Trump destacó que Canadá es uno de los países que incumple la meta de la OTAN de gastar en defensa el 2% de su producto interno bruto.

“La verdad es que lo critiqué por el hecho de que no paga el 2% y me parece que eso no le gustó”, dijo Trump.

También contra Macron

Trump, que parecía disfrutar de la pelea, observó que “fue gracioso cuando dije eso de que el tipo (Trudeau) era un hipócrita”.

La jornada anterior se caracterizó por las grietas en la relación entre Trump y Macron. Antes de reunirse al margen de la cumbre, Trump atacó al presidente francés por sus declaraciones “francamente repugnantes” a la revista The Economist sobre la salud de la OTAN.

Mientras los líderes de la OTAN destacaban la unidad, Trump convocó a un subgrupo de la alianza: los que cumplen con la meta del gasto. “Los llamamos afectuosamente los del dos por ciento”, dijo. “Por eso este almuerzo lo pago yo”.

Previamente, Trump conversó con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan al tiempo que los gobernantes europeos, encabezados por Macron, exhortaron a la alianza a mostrarse severa con Turquía a raíz de la invasión a Siria y la compra de misiles rusos tierra-aire.

Trump ha resistido algunos de los esfuerzos para presionar a Erdogan, uno de los temas de su ríspido encuentro con Macron. La Casa Blanca dijo que la discusión fue sobre “la importancia de que Turquía cumpla sus compromisos con la alianza”, así como temas de seguridad y económicos.

Defensa colectiva

La defensa colectiva que garantiza la OTAN prevaleció por encima de las diferencias de las últimas semanas entre los aliados, que cerraron la cumbre con el compromiso de reflexionar sobre su futuro y un primer debate sobre los retos que plantea China.
“Solidaridad, unidad y cohesión son los principios piedra angular de nuestra Alianza (…) Un ataque contra un aliado será considerado como un ataque contra todos”, recalcaron los líderes en una declaración aprobada al término de la cumbre celebrada en Watford, al noroeste de Londres.

La cita se desarrolló en medio de las mayores divisiones entre los aliados desde la crisis por la nacionalización del canal de Suez en 1956 y la invasión estadounidense de Irak en 2003.

Los aliados también abordaron de forma extensa la relación con Rusia -país con el que la OTAN mantiene una doble vía de diálogo y disuasión- y el futuro del control armamentístico tras el fracaso del tratado de reducción de misiles nucleares de corto y medio alcance (INF) entre Moscú y Washington.

Regresa apresurado

Trump regresó a su país una vez concluidas las reuniones bilaterales en la cumbre de la OTAN, tras abandonar la rueda de prensa final, después de que anticipara esta posibilidad en unas declaraciones a los medios durante su encuentro con la canciller alemana, Angela Merkel.

Trump canceló su comparecencia ante la prensa tras calificar al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, de ser una persona con “dos caras” y de acusarle de no contribuir lo suficiente a las arcas de la Alianza Atlántica.

Trump criticó a Trudeau después de que circulase por internet un vídeo grabado durante la recepción de anoche en el palacio de Buckingham, en el que se ve al primer ministro canadiense y a otros líderes burlándose del presidente y de sus largas ruedas de prensa.

“Bueno, él tiene dos caras (…) es un tipo agradable. Lo encuentro agradable pero la verdad es que le he llamado (la atención) por el hecho de que no está pagando el 2% (del PIB a la OTAN) e imagino que no está muy contento por eso”, afirmó Trump.
Trump reiteró en Twitter que la OTAN ha hecho “grandes progresos” en los últimos tres años pues “muchos han decidido pagar “130,000 millones de dólares (117,000 millones de euros) más al año y, para 2024, la cifra será de 400,000 millones de dólares (360 millones de euros). “La OTAN será más rica y más fuerte como nunca antes”, concluyó.

Fuente: POR ESTO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here