#Escuela abandonó a #Fátima; incumplió protocolo

El director del plantel debió trasladar a la menor a una agencia de la Fiscalía capitalina; todavía no hay detenidos

0
95

La escuela primaria Enrique Rébsamen, en Tulyehualco, Xochimilco, donde estudiaba la pequeña Fátima, no cumplió con el protocolo de acción establecido por la SEP en caso de que los padres no lleguen al plantel a tiempo para recoger a los menores.

De acuerdo con la guía operativa para escuelas públicas de la Ciudad de México, si el padre o familiar de un alumno tarda más de 20 minutos en pasar por él, el director del plantel debe trasladarlo a la Agencia 59 de la Fiscalía General de Justicia capitalina.

En videos dados a conocer ayer, captados por cámaras particulares, se puede observar cómo una mujer desconocida recogió a Fátima afuera de su escuela, caminó con ella, de la mano alrededor de 15 minutos y, después, subieron a un automóvil blanco que las llevó a una casa en la misma alcaldía.

En la vivienda, cateada ayer, se encontraron rastros de ADN de la pequeña, cuyo cuerpo fue hallado sin vida la tarde del pasado sábado, en una colonia cercana, pero de la alcaldía de Tláhuac.

Ayer, al acudir a reconocer el cuerpo, María Magdalena, mamá de la menor, señaló a un hombre llamado Alan Herrera como autor del crimen y aseguró que también asesinó a su hermana.

Posteriormente, la Fiscalía indicó que el hombre murió hace una década, pero no ofreció pruebas.

Familiares de Fátima también denunciaron que, aunque la pequeña desapareció el 11 de febrero, la investigación inició hasta el 13.

ESCUELA NO BRINDÓ LOS PROTOCOLOS DE LA SEP

La Guía Operativa para la Organización de Servicios de Educación Inicial y Básica de la Ciudad de México 2018-2019 señala que si el padre o familiar de un alumno tarda más de 20 minutos en pasar por él, la directora de la escuela podría trasladarlo a la Agencia 59 de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Se establece que en los Centros de Atención Infantil (CAI), jardines de niños, escuelas primarias y Centros de Atención Múltiple (CAM), se informará a los padres que deben llegar por los niños a tiempo, y si pasados 20 minutos de tolerancia no han llegado a recoger al menor, “se trasladará por el director del plantel o personal autorizado a la Agencia 59”.

Se trata de la Agencia 59 de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención a Niños, Niñas y Adolescentes, ubicada en Dr. Liceaga No. 93, en la colonia Doctores.

Así está establecido en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, legislación que establece que a los padres, madres o tutores de los menores se les debe informar de esta disposición y tienen que firmar un documento en el que se dan por enterados de que existe esa disposición.

Y dependiendo del servicio educativo, el director del plantel “realizará las acciones necesarias con el fin de que aquellos alumnos que por alguna causa regresen solos a su domicilio, deberán estar plenamente identificados y portar la credencial correspondiente, asimismo el servicio deberá contar con un documento que contenga la autorización expresa de la familia a tal situación”, establece la guía.

PACTAN ENTREGAR A NIÑOS SÓLO CON CREDENCIAL

En tanto, ayer, en reunión con padres de familia, Telésforo Rosas, director del turno vespertino del plantel donde estudiaba Fátima, acordó, luego de la tragedia, que los niños serán entregados a sus padres solamente con credenciales de identificación. Lo anterior, luego de que la niña Fátima fuera presuntamente sustraída por una mujer.

La disposición legal también señala que en el caso de los infantes, éstos no podrán ser entregados a personas menores de edad, así como a padres de familia o tutores y/o familiares en estado inconveniente (alcoholizados, drogados, etc.)”.

Por otra parte, sobre la pesquisa, la fiscal de la CDMX, Ernestina Godoy, aseguró que se hicieron entrevistas “en torno a la escuela el 13 de febrero, se entrevistó al director y estamos entrevistando al personal académico y administrativo”.

HUBO OMISIÓN DEL DIF Y DE PRIMARIA DE FÁTIMA: REDIM

El DIF y la escuela primaria Enrique Rébsamen, en Xochimilco, donde estudiaba la pequeña Fátima, incurrieron en una omisión por no asegurarse que la pequeña viviera en un entorno familiar seguro, a pesar de que tenían indicios de que su situación era precaria, y ni la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ni el presidente Andrés Manuel López Obrador asistieron a la última reunión del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), en octubre pasado.

Así lo dijo en entrevista con Excélsior, Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), quien expuso que “es una responsabilidad legal de la autoridad garantizar la integridad de los niños”.

Y destacó que en el caso de Fátima, si el DIF local tuvo conocimiento del caso desde 2015, tenían que haberse acercado a la familia, si los padres “requerían atención médica, garantizar que la tuvieran para que pudieran hacerse cargo de la niña”. En 2016, el DIF cerró el caso.

En 2017 una familiar de la niña denunció que existía descuido y negligencia por parte de madre y el padrastro, pero ya no se acercaron a ellos.

Ante ello, Juan Martín insistió en que es obligación legal del DIF local, que recibió esta última llamada, asegurarse que la pequeña estuviera a salvo y dar seguimiento al caso.

Por otra parte, Juan Martín criticó la declaración del Presidente, quien aseguró que el secuestro y asesinato de Fátima es resultado de la “decadencia y el proceso  de degradación progresiva” que vive el país y que “tuvo que ver con el modelo neoliberal”.

Esa respuesta no corresponde a un jefe de Estado”, se trata de “un debido pretexto”, para lavarse las manos y no enfrentar la crisis de derechos humanos de la que son víctimas los menores en México”, afirmó el director de Redim.

OFRECEN 2 MDP A QUIEN DÉ DATOS DE LA PLAGIARIA

Ulises Lara López, vocero de la Fiscalía de la CDMX, dio a conocer ayer que se pagarán dos millones de pesos a quien otorgue información sobre la mujer que se llevó a Fátima y aparece en un video.

La Fiscalía ofrecerá una recompensa de dos millones de pesos a quien informe sobre el paradero de quien haya participado en la sustracción—de la niña—, en particular de una mujer, quien recoge a la pequeña de la escuela; solicitamos a toda la ciudadanía su colaboración”, dijo.

En la Fiscalía se mostró un video en el que se observa a la menor caminando de la mano de esta mujer, quien viste suéter a rayas, falda y tenis, y según la hora del video son las 6:31 horas.

Vecinos y familiares identificaron a dicha mujer como una vendedora de papas, afuera del plantel de Fátima.

Esa mujer es la que vende papas afuera de la escuela, ya varios la identificamos y también una de las medias hermanas de María Magdalena”, dijo María del Carmen, quien conoce a la madre de Fátima desde que eran adolescentes.

De momento, la Fiscalía local cuenta con imágenes de la sospechosa e incluso, retratos hablados y “datos adicionales”, así como dos domicilios que ya fueron cateados por agentes de la Policía de Investigación (PDI), uno de ellos, según la indagatoria, fue el último lugar en el que estuvo Fátima.

La niña fue vista por última vez con vida el pasado 11 de febrero, luego de que su  madre llegó más de media hora tarde por ella, justificando que había demasiado tránsito sobre la avenida Tláhuac; cuando llegó, su hija ya no estaba.

Ayer, el tono que la fiscal Ernestina Godoy usó para referirse a los padres de Fátima cambió radicalmente. Mientras que por la mañana en la radio dijo “el padre de la niña padece demencia senil y su madre tiene una enfermedad mental”, por la tarde, inició diciendo: “Quiero ofrecerle a toda la familia de Fátima el mayor de mis respetos: desde que tomé conocimiento de los hechos mi preocupación ha sido, es y será mantenerme cerca de la familia”.

Fuente: marcrixnoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here