¿Hacen falta puentes? Senadores van por más fines de semana largos en la ley

Actualmente, la legislación laboral sólo permite los puentes en tres de los nueve días feriados, en el resto de fechas, el fin de semana largo se configura dependiendo el día en que se conmemore.

0
117

El Senado deberá analizar una reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) que busca garantizar que todos los días de descanso obligatorio en México se conviertan en fines de semana largos o puentes, como se les denomina coloquialmente. Actualmente, de los nueve días feriados oficiales para los trabajadores, la legislación laboral sólo permite que se generen fines de semana largos en tres ocasiones, en el resto de las fechas, depende del día de la semana en que se conmemore.

Por ejemplo, este año el 1 de mayo se celebró en miércoles, la LFT establece que el día libre será exactamente en esa fecha, por lo que en 2024 no hubo fin de semana largo correspondiente al “Día del Trabajo”. Por el contrario, para la conmemoración del aniversario de la Constitución (5 de febrero), el natalicio de Benito Juárez (21 de marzo) y el aniversario de la Revolución Mexicana (20 de noviembre), la legislación sí indica que el día de descanso será en lunes.

En este sentido, a través de una modificación al artículo 74 de la LFT se busca que al menos en siete fechas oficiales de descanso se permitan los fines de semana largo; los únicos días que no podrían traducirse en puente serían la jornada electoral (2 de junio en 2024) y la transmisión del Poder Ejecutivo (1 de octubre).

La reforma es impulsada por senadores del Partido Acción Nacional (PAN) y tiene varios objetivos: promover el turismo, la convivencia familiar y mejorar la productividad a través de un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal.

Una objeción que ha frenado el disfrute de fines de semana largos, señalan los legisladores, es que los mexicanos trabajan poco; “habría que decir que es falso”, expresan los senadores en la propuesta. El problema no son las horas laborales, sino el desempeño, y esto “no se resuelve asignando más tiempo al trabajo sino todo lo contrario, en la medida que las personas pueden tener un mejor balance entre trabajo y vida personal, más productivos se vuelven”, indican.

En ese sentido, el proyecto plantea que el 1 de enero (año nuevo) y el 25 de diciembre (navidad) cuando coincidan con un fin de semana, el descanso deberá otorgarse en el lunes siguiente, para conmemorar el 1 de mayo, el día libre será el primer lunes de dicho mes, y el tercer lunes de septiembre deberá ser libre en conmemoración del 16 de septiembre, aniversario de la independencia de México.

En el caso del sector turístico, un fin de semana largo aumenta entre 100 y 200% la derrama económica respecto de un fin de semana tradicional, destacan los legisladores en el proyecto.

Los días de descanso obligatorios son adicionales al período vacacional que deben gozar los empleados; es decir, un día libre de esta fecha no puede ser considerado como parte de las vacaciones anuales.

México y los días de descanso

El año pasado, México tuvo un avance importante en materia de descanso para los trabajadores, en 2023 entró en vigor la reforma de ‘Vacaciones Dignas’, una modificación a la LFT que duplicó el piso mínimo de vacaciones para la fuerza laboral, esta prestación no había sido actualizada en cinco décadas.

El rezago posicionó a nuestro país como una de las economías con menos días de vacaciones para los trabajadores, en niveles similares de países como Brunei, Uganda, Malasia o Nigeria. Pese al avance en esta asignatura, México aún se mantiene en los puestos más bajos en días de descanso, aunque se sumen las fechas feriadas.

Si se suman los días de vacaciones y los feriados oficiales, un trabajador en México tiene cerca de 20 días libres en su primer año de antigüedad en una empresa, un nivel que mantiene a nuestro país como una de las economías con los períodos de descanso más cortos, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Con el incremento de vacaciones, nuestro país pasó de la penúltima a la antepenúltima posición entre las economías de la OCDE con menos días descanso para la población trabajadora del sector formal.

¿Y qué pasa si trabajo en un día feriado?

El reconocimiento de días de descanso obligatorios no se traduce en días libres para toda la fuerza laboral, la Ley Federal del Trabajo también permite que las personas laboren en estas fechas a cambio de una compensación económica.

La legislación laboral en su artículo 73 indica que las personas que prestan servicios en un día de descanso obligatorio tienen derecho a recibir su salario diario más un pago equivalente a un salario doble, en términos prácticos esto se traduce en un pago triple por el día.

Además de esto, si la fecha feriada coincide con un domingo, el trabajador debe recibir una prima dominical equivalente al 25% del salario ordinario del día de trabajo.

¿Qué pasa si se incumple? La LFT también establece sanciones que van de 5,187 a 518,700 pesos por el incumplimiento relacionado a los pagos en los días de descanso.

Fuente: eleconomista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here