Infidelidad en confinamiento: el espectacular auge de las webs de aventuras

Las plataformas para ligar están experimentando grandes crecimientos durante el confinamiento. Para algunas parejas la convivencia 24/7 está siendo una bomba de relojería y las relaciones online una válvula de escape.

0
189

Es la hora de acostarse. Tu pareja y tú lleváis todo el día enclaustrados en casa, cumpliendo con el mandato obligatorio de la cuarentena. Él o ella te dice que vayas yendo tú a la cama, que antes tiene que chequear unos correos de trabajo. ¿Quién va a sospechar, ahora que no queda otra que teletrabajar? Pero tal vez aproveche ese momento de tranquilidad para echar una cana al aire. Y todo sin poner un pie fuera del salón. La magia de Internet, o, mejor dicho, de las webs de contactos entre casados, lo hace posible. Y no solo eso. Es un negocio al alza en tiempos de confinamiento. Razones no faltan: desde la coexistencia complicada con una pareja que ya arrastraba falta de química a la necesidad de excitación con otra persona que no sea la misma con la que convives 24 horas.

Si hay algo que el Coronavirus no se ha llevado por delante es la pasión amorosa. Y si no se puede ser infiel ahí fuera, la intimidad de Internet permite poner los cíbercuernos sin quebrar la cuarentena obligatoria. Desde que las autoridades galas decretaron el confinamiento obligatorio el pasado 17 marzo, el número de nuevos socios de Gleeden, la plataforma líder en encuentros extraconyugales en Francia y dirigida íntegramente por mujeres, crecía un 170%, mientras que el tráfico aumentaba en un 260% en comparación con otros meses de marzo. Las conexiones también se alargaron: si en un día normal no pasan de la hora, en estos tiempos de arresto domiciliario impepinable registran una duración media de dos horas y media. Sus responsables aún no salen de su asombro. “Pensamos que el confinamiento afectaría negativamente a la actividad de nuestros miembros ante la falta de expectativas de reunirse pronto”, explica Solène Paillet, directora de marketing de Gleeden. Pero se toparon con que la “En este período de crisis de salud mundial que pone patas arriba todas nuestras vidas, las personas en pareja se ven aún más afectadas que las personas que viven solas porque tienen que adaptarse rápidamente a vivir las 24 horas del día con su pareja. El roce en casa y en reclusión forzada inevitablemente pone de manifiesto tensiones, sin que haya una escapatoria en la vida real. Gleeden les permite encontrar algo de privacidad y cultivar su jardín secreto entre personas que se entienden”. Y, por supuesto, sin quebrar la distancia social obligatoria. Desde su filial española se recuerda que ‘no nos queda otra que relacionarnos virtualmente’ Y aprovechan desde su blog para mantener viva la pasión con relatos de alto voltaje dando ideas de cómo aliviarse con alguien fuera de casa, sin salir del domicilio conyugal.

La nueva situación ha traído también comportamientos nuevos. Ante la avalancha de caras nuevas (más bien de avatares nuevos), los veteranos en la plataforma han aprovechado para dar un lavado de cara a sus perfiles. Subir nuevas fotos o actualizar las autodescripciones ha aumentado un 230%, no sea que entre tanta competencia alguien se quede fuera por un selfie malo. De paso, tener a la policía conyugal en el cuarto de al lado obliga a que el 76% de los miembros se haya instalado la opción de ‘salida de emergencia’, un cortafuegos que desconecta automáticamente la aplicación si hay moros en la costa.

A la fuerza, estos encuentros furtivos deben ser virtuales. Wyylde, la red swinger por excelencia, famosa por su hashtag #libreestanoche, ha optado también en Francia por un políticamente correcto #libresurwyylde o #lsw (libre en Wyylde o lew). Una elegante forma de decir que estás abierto al sexo, pero de pantalla a pantalla, no sea que el Covid19 se sume a la fiesta. No obstante, algunos usuarios obligados a convivir de sopetón con sus parejas, se preguntan si la excepción abierta por el gobierno de Macron de permitir alejarse del domicilio para practicar deporte, podría incluir un polvo rápido y furtivo si su partenaire vive a un par de manzana. Otros juran que mantendrán viva la llama vía sexting, con videollamadas o fotos de contenido sexual. Siempre, claro, que el teletrabajo, los deberes de los niños y el marcaje cercano de su pareja, les dejen tiempo… y ganas.

Superado el escándalo de la filtración de datos de 2015, que puso a los pies de los caballos (y de los abogados matrimonialistas) a muchos cónyuges infieles usuarios de Ashley Madison , la plataforma vuelve a sacar pecho. Y con 17.000 nuevos usuarios cada día. El dato lo daba su director de estrategia, John Keable, en una entrevista para Venture Beat . “Más allá de la conmoción que supone la irrupción del Covid-19, descubres el valor de sitios como el nuestro. Quien se une a nosotros es porque ya hay una fractura en su hogar. Y la cuarentena o la obligación de teletrabajar desde el mismo sitio donde está su pareja la van a amplificar dramáticamente. Cuando no tienes el alivio de la oficina para pasar horas fuera de casa, esto es una válvula de escape. Incluso sabiendo que no va a haber interacción física, al menos, a corto plazo. Poder hablar con alguien en tu misma situación es un alivio en estos días tan complicados”. Nunca un eslogan como el suyo – ‘La vida es corta. Ten una aventura’ – tuvo tanto sentido.

La necesidad del casado es una oportunidad para muchos sin pareja. Desde Solteros.es coinciden en que “las plataformas para aventuras extraconyugales funcionan muy bien para encontrar gente online durante el Coronavirus. Esta situación restringe de manera severa nuestra vida social, pero el deseo de amor, de flirtear, de tener una nueva pareja o, simplemente, algo de diversión adulta, sigue estando en la mente de muchos solteros”. Auguran que cuanto más se alargue el confinamiento, más se tirará de estos puntos de encuentro virtual. Y hasta ven un punto romántico en todo esto. “Ligar online es la manera más segura de conocer gente, hablar, chatear e incluso hacer vídeollamadas. No olvides de que esto acabará y vendrán tiempos mejores. ¿Qué podría ser más bonito que, finalmente, poder quedar con esa persona que has conocido durante los lúgubres días de confinamiento? El tiempo pasará más rápido si tienes a alguien a tu lado (de manera digital) y la esperanza de que florezca el amor. Quizás ahora mismo, esa persona perfecta está esperando tus mensajes”. Por si las moscas, larga vida al wifi, ese extraño Cupido en tiempos de confinamiento.

Fuente: elpaís

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here