Compañías engañan a turistas con “cruceros verdes” que en realidad queman gasóleo

Una investigación de openDemocracy revela que los cruceros “vierten veneno en el aire” al no conectarse a la electricidad baja en carbono en los puertos británicos. Por Ben Webster y Lucas Amin

0
404

La industria de cruceros ha sido acusada de engañar a los turistas con falsas afirmaciones de que los buques utilizan energía verde con “cero emisiones” mientras están en puerto en el Reino Unido.

Las compañías de cruceros afirman que los gigantescos buques -que, según algunos expertos, son peores para el clima que los aviones- reducen las emisiones apagando sus motores y conectándose a la electricidad baja en carbono mientras están amarrados.

Pero una investigación de openDemocracy ha descubierto que los cruceros no suelen utilizar la “electricidad de tierra” disponible en puerto, y en su lugar queman gasóleo, más barato pero con una enorme huella de carbono.

Los datos del mayor puerto de cruceros del Reino Unido, Southampton, indican que sólo uno de cada diez buques de crucero se ha conectado a la red eléctrica desde que el puerto empezó a disponer de ella el año pasado.

Los datos también sugieren que los pocos buques que utilizaron la energía se conectaron sólo unas cinco horas de media por visita, a pesar de que normalmente pasan 12 horas en puerto.

Un crucero en la isla de Cozumel. Imagen ilustrativa. Foto: Cuartoscuro.

Parece que el hecho de que los cruceros no utilicen la energía eléctrica conectándose a tierra está empeorando la contaminación atmosférica en Southampton. Según un estudio publicado en junio por el grupo de expertos Transport & Environment (T&E), sólo 45 buques que visitan el puerto producen casi diez veces más contaminantes nocivos que los 93 mil coches de la ciudad juntos.

T&E también descubrió que los cruceros emiten entre dos y cinco veces más CO2 por pasajero-kilómetro que el avión comercial medio en Europa.

La energía en tierra, disponible en 32 puertos de cruceros de todo el mundo, puede “reducir las emisiones hasta en un 98 por ciento, dependiendo de la combinación de fuentes de energía, mientras el buque está en puerto”, según la Cruise Lines International Association.

Pero las empresas optan por no utilizarlo, en parte porque cuesta más que el gasóleo marino libre de impuestos, según la Cámara Naviera del Reino Unido, la asociación comercial del sector.

Jon Hood, responsable de transporte marítimo sostenible de T&E, afirmó: “Cuesta creer que en 2023 se siga permitiendo que los cruceros se asienten en nuestras ajetreadas ciudades portuarias vertiendo veneno en el aire que respiran las personas”.

Y continuó: “[Es] aún más difícil de creer que se les permita hacer esto incluso cuando hay energía limpia disponible allí mismo, pero las compañías de cruceros no quieren pagar por ella en aras de sus beneficios”.

COLUMNA DE HUMO

La investigación de openDemocracy se produce en un momento de expansión del sector de los cruceros, con más de 70 nuevos buques -muchos de ellos con capacidad para siete mil pasajeros y personal- encargados en todo el mundo. Alrededor de 1.7 millones de personas en el Reino Unido e Irlanda pasaron sus vacaciones en un crucero el año pasado.

En 2021, los directores ejecutivos de seis de las mayores compañías de cruceros del mundo firmaron una carta en la que se comprometían a apoyar el desarrollo de la energía en tierra, necesaria “para combatir el cambio climático”.

Carnival, la mayor compañía de cruceros del mundo, enumera la “conexión eléctrica en tierra” como una “característica medioambiental” clave de sus buques en su informe de sostenibilidad de 2022.

Pero el sector no suele utilizar la electricidad en tierra cuando está disponible. La empresa Associated British Ports (ABP), propietaria del puerto de Southampton, anunció que en abril de 2022 dos de sus cinco terminales, en las que pueden atracar cruceros, ya disponían de electricidad en tierra.

El hecho de que no se utilice la energía de tierra puede explicarse en parte porque las compañías de cruceros retrasan las inversiones necesarias para modernizar sus buques y hacerlos compatibles con esta fuente de energía. Foto: Carlos Alberto Carbajal, Cuartoscuro.

Entre entonces y finales de julio de 2023, hubo más de 300 días en los que al menos un crucero estuvo atracado en Southampton, según el análisis de openDemocracy de la programación de ABP.

Esto sugiere que la energía de tierra podría haber sido utilizada 300 veces durante ese período, incluso con las limitaciones de la red local que significan que sólo un barco puede utilizar la energía de tierra en un momento dado.

Sin embargo, en agosto, ABP declaró a openDemocracy que, desde abril de 2022, sólo se había recurrido a la energía de los pantalanes en 71 “ocasiones”, aunque se negó a precisar cuándo.

“Sólo hay que ver la columna de humo de los cruceros para darse cuenta de la contaminación que se vierte sobre nuestra ciudad”, dijo Katherine Barbour, concejala de Southampton.

El hecho de que no se utilice la energía de tierra puede explicarse en parte porque las compañías de cruceros retrasan las inversiones necesarias para modernizar sus buques y hacerlos compatibles con esta fuente de energía.

Según la CLIA, sólo el 46 por ciento de los buques de crucero de todo el mundo pueden conectarse a la red eléctrica en tierra, a pesar de que la primera conexión portuaria a la red eléctrica en tierra para cruceros se instaló hace más de 20 años. Según la CLIA, el 72% de los buques podrán hacerlo en 2028.

Carnival admitió que el Iona, el Ventura y el Queen Victoria, que visitaron Southampton 80 veces entre mayo de 2022 y febrero de 2023, no eran capaces de tomar energía en tierra en ese periodo.

Sin embargo, incluso los cruceros que pueden utilizar la electricidad con regularidad no lo hacen en Southampton.

La compañía de cruceros AIDA, propiedad de Carnival, declaró en 2021 que el uso de energía en tierra “es un paso decisivo para que los cruceros AIDA reduzcan con el tiempo a cero las emisiones locales durante el atraque, ya que un crucero suele permanecer en puerto alrededor del 40% de su tiempo de funcionamiento”.

AIDA también ha afirmado estar “haciendo campaña a favor del desarrollo” de infraestructuras eléctricas en tierra en otros puertos.

Pero el buque insignia de la compañía, el AIDAprima, no se conectó a la energía de tierra en Southampton en el 80 por ciento de sus visitas, a pesar de poder hacerlo, según datos de ABP de mayo de 2022 a febrero de 2023 obtenidos por openDemocracy.

Katherine Barbour, que en mayo se convirtió en la primera concejala verde de Southampton, declaró: “No hay más que ver la columna de humo que sale de los cruceros para darse cuenta de la contaminación que se vierte sobre nuestra ciudad”.

Un portavoz de Carnival dijo: “Nuestros barcos aprovechan la energía de tierra siempre que es posible cuando está disponible en nuestros destinos”.

LAVADO VERDE

El propietario del puerto de Southampton, ABP, solicitó con éxito en 2020 una subvención pública de 4.4 millones de libras ( unos 5.4 millones de dólares) para instalar energía en tierra.

En su argumentación comercial para la subvención -concedida a través de la Solent Local Enterprise Partnership (LEP), una asociación voluntaria entre la autoridad local y las empresas para fomentar el crecimiento económico de la zona-, ABP afirmaba que los cruceros permanecían atracados una media de 12 horas y podían enchufarse durante “el 96 por ciento del tiempo en puerto”.

Las compañías de cruceros han sido acusadas por separado de engañar al público con sus afirmaciones de que los buques son cada vez más respetuosos con el medio ambiente. Imagen ilustrativa. Foto: Cuartoscuro

Pero las cifras publicadas en el informe anual de Solent LEP sugieren que los 55 buques que utilizaron la energía de tierra en Southampton en los 12 meses anteriores a finales de marzo de 2023 lo hicieron durante una media de sólo cinco horas y media, pasando las seis horas restantes en puerto quemando combustible fósil para generar energía. Un crucero consume una media de dos mil 700 litros de gasóleo por hora en puerto.

Según el informe, los 55 buques utilizaron la energía de tierra para consumir un total de 1.5 millones de kilovatios hora de electricidad. Es probable que un gran crucero utilice al menos esta cantidad de energía en menos de dos semanas.

“Cuesta creer que se permita a los cruceros verter veneno en el aire incluso cuando hay energía limpia disponible allí mismo”.

Peter Aylott, director de política de la Cámara Naviera del Reino Unido, declaró a openDemocracy: “El precio actual de la electricidad es tan alto que ninguna compañía de cruceros va a utilizarla a menos que tenga que hacerlo por un requisito obligatorio”.

Un portavoz de la Cámara aclaró más tarde el comentario de Aylott, diciendo que el elevado precio de la electricidad era una de las razones por las que los cruceros no siempre se enchufan en Southampton cuando hay electricidad en tierra disponible.

El Reino Unido va a la zaga de la UE a la hora de obligar al sector de los cruceros a reducir sus emisiones mediante la electricidad en puerto. El Reglamento marítimo Fuel UE obligará a los cruceros que visiten puertos de la UE a conectarse a la red eléctrica a partir de 2030. En cambio, el Gobierno británico sigue estudiando “opciones” para ampliar el uso de la energía en tierra, entre ellas “explorar la posibilidad” de obligar a los buques a utilizarla cuando estén en puerto.

Jon Hood, de T&E, dijo que las compañías de cruceros que “pregonan su uso de la energía en tierra en un esfuerzo por parecer ecológicas”, pero que en realidad no la utilizan, son culpables de lavado verde.

“El Gobierno debe exigir a los cruceros que se conecten a la red eléctrica cuando esté disponible”, añadió Hood. “Como primer paso, las compañías de cruceros deberían tener que publicar cuándo sus buques toman energía de la costa, y durante cuánto tiempo”.

La concejala de Southampton, Katherine Barbour, afirmó: “Si no se obliga a los cruceros a cambiar, esta situación continuará y nuestros residentes sufrirán las consecuencias. Necesitamos que todos los puntos de atraque puedan suministrar electricidad en tierra y que los buques se adapten a ella”.

“De momento, cada barco es como una pequeña ciudad, que expulsa contaminación cuando no usa electricidad”.

Las compañías de cruceros han sido acusadas por separado de engañar al público con sus afirmaciones de que los buques son cada vez más respetuosos con el medio ambiente porque pueden quemar gas natural licuado (GNL) en lugar de gasóleo.

El grupo ecologista Opportunity Green afirmó que las investigaciones demuestran que las fugas de metano no quemado podrían anular las supuestas ventajas climáticas del GNL.

Un portavoz de MSC Cruceros, cuyos buques visitan regularmente Southampton, declaró que “todos los buques pertenecientes a MSC Cruceros tienen la intención de utilizar plenamente las instalaciones de energía en tierra en todos los demás puertos que visitan, una vez que estén disponibles”. Añadió que “existen diversas razones para no utilizar la electricidad en tierra”, pero que el coste no era una de ellas.

Un portavoz de ABP dijo: “ABP Southampton siempre intenta maximizar el uso de sus instalaciones de energía en tierra en función de las limitaciones de disponibilidad de los activos, incluida la capacidad de la red fuera del puerto, y en respuesta a la demanda de los clientes.

“Las cifras que nos presenta [openDemocracy] parecen sacadas de contexto y contienen fallos importantes”.

Las cifras fueron facilitadas directamente por ABP o se basaron en el análisis de los datos de ABP.

A la pregunta de cuántas veces un crucero había dejado de enchufarse en Southampton cuando había electricidad en tierra, el portavoz respondió: “No recopilamos los datos”.

Según el informe del Solent LEP, la energía de los pantalanes ha ahorrado 1.7 millones de kilogramos de CO2 al año. Se trata sólo de una quinta parte del ahorro anual previsto por ABP en su estudio de viabilidad presentado a la LEP para obtener la subvención de 4.4 millones de libras. Según ABP: “La implantación siempre tarda un tiempo en ponerse en marcha a medida que tanto usuarios como proveedores se familiarizan con su uso en la práctica”.

Fuente: sinembargo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here