Dos estudios señalan un vínculo entre el tipo de sangre y la susceptibilidad a Covid-19

Las personas con el grupo sanguíneo O pueden tener el menor riesgo de infección; las personas con A y AB pueden tener un mayor riesgo de resultados clínicos graves

0
81

Dos estudios publicados en «Blood Advances» sugieren que las personas del grupo sanguíneo O pueden tener un riesgo menor de infección por covid-19 y una menor probabilidad de resultados graves, incluidas complicaciones, si se enferman.

Desde el inicio de la pandemia existe una necesidad urgente para identificar los factores de riesgo del coronavirus y las posibles dianas terapéuticas. Hace unos meses se sugirió el potencial papel del grupo sanguíneo en la predicción del riesgo y las complicaciones de la infección.

Ahora, estos dos nuevos estudios añaden evidencia de que puede haber una asociación entre el tipo de sangre y la vulnerabilidad al covid-19; sin embargo, se necesita más investigación para comprender mejor por qué y qué significa para los pacientes.

Según estos dos trabajos las personas con tipo de sangre O pueden ser menos vulnerables a la infección por COVID-19

El primer estudio, realizado de forma retrospcectiva afirma que el tipo de sangre O puede ofrecer cierta protección contra la infección por covid-19. Los investigadores compararon los datos del registro de salud danés de más de 473.000 personas a las que se les realizó la prueba de covid-19 con los datos de un grupo de control de más de 2,2 millones de personas de la población general.

Los resultados sugieren también que las personas con los tipos de sangre A, B o AB pueden tener más probabilidades de infectarse con covid-19 que las personas con el tipo O.Entre las personas que dieron positivo para covid-19, encontraron menos personas con el tipo de sangre O y más con los tipos A, B y AB.

Los investigadores no encontraron ninguna diferencia significativa en la tasa de infección entre A, B y los tipos AB.

Dado que las distribuciones de grupos sanguíneos varían entre subgrupos étnicos, los investigadores también controlaron el origen étnico y mantuvieron que menos personas con el tipo de sangre O dieron positivo al virus.

«Es importante considerar el grupo de control adecuado porque la prevalencia del tipo de sangre puede variar considerablemente en diferentes grupos étnicos y diferentes países», señala el autor del estudio Torben Barington, del Hospital Universitario de Odense y la Universidad del Sur de Dinamarca. «Tenemos la ventaja de contar con un grupo de control fuerte: Dinamarca es un país pequeño, étnicamente homogéneo con un sistema de salud pública y un registro central de datos de laboratorio, por lo que nuestro grupo control se basa en la población, lo que da a nuestros hallazgos una base sólida».

El segundo trabajo, realizado en Canadá, concluye que los grupos sanguíneos A y AB se asocian con un mayor riesgo de resultados clínicos graves de covid-19. El estudio señala, asimismo, que las personas con los grupos sanguíneos A o AB parecen exhibir una mayor gravedad de la enfermedad COVID-19 que las personas con los grupos sanguíneos O o B.

Los investigadores examinaron datos de 95 pacientes con covid-19 en estado crítico hospitalizados en Vancouver y descubrieron que los pacientes con los grupos sanguíneos A o AB tenían más probabilidades de requerir ventilación mecánica, lo que sugiere que tenían mayores tasas de lesión pulmonar por covid-19. También vieron que más pacientes con grupos sanguíneos A y AB requirieron diálisis por insuficiencia renal.

En conjunto, estos hallazgos sugieren que los pacientes de estos dos grupos sanguíneos pueden tener un mayor riesgo de disfunción o insuficiencia orgánica debido a COVID-19 que las personas con tipos de sangre O o B.Los pacientes de estos dos grupos sanguíneos pueden tener un mayor riesgo de disfunción o insuficiencia orgánica debido a COVID-19 que las personas con tipos de sangre O o B.

Además, mientras que las personas con tipos de sangre A y AB permanecieron en el hospital más tiempo que aquellos con tipos O o B, en la unidad de cuidados intensivos (UCI) durante un tiempo promedio más largo, lo que también puede indicar un mayor nivel de gravedad de COVID-19.

«La parte única de nuestro estudio es nuestro enfoque en el efecto de gravedad del tipo de sangre en el COVID-19. Observamos este daño pulmonar y renal y, en estudios futuros, querremos descubrir el efecto del grupo sanguíneo y del COVID-19. en otros órganos vitales», afirma el autor del estudio Mypinder S. Sekhon, de la Universidad de Columbia Británica.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here