Unicef alerta que uno de cada 3 niños está expuesto a una grave escasez de agua

Para 2050, se prevé que 35 millones más de niños estarán expuestos a niveles altos o muy altos de estrés hídrico

0
147

739 millones de niños en todo el planeta pasan sed y «el cambio climático amenaza con empeorar la situación». Esta es la alerta de Unicef en un informe hecho público este lunes que alerta de la vulnerabilidad del agua en diferentes regiones del planeta.

Según su investigación, uno de cada tres niños vive en zonas expuestas a una escasez de agua y de unos servicios inadecuados de saneamiento que pone a los menores en una situación de grave riesgo para su salud. Los hallazgos de este informe revelan que la mayor proporción de los jóvenes habitan en Oriente Medio, en el norte de África y en el sur de Asia. «Muchos de ellos enfrentan una doble carga de escasez de agua con un nivel muy bajo de salubridad», destaca el informe Climate Changed Child. «Es una de las principales causas de muerte entre niños menores de 5 años por enfermedades prevenibles», advierten.

El informe también describe la miríada de otras formas en que los niños soportan la peor parte de los impactos de la crisis climática, incluidas las enfermedades, la contaminación del aire y los fenómenos meteorológicos extremos como inundaciones y sequías. Desde el momento de la concepción hasta la edad adulta, la salud y el desarrollo del cerebro, los pulmones, el sistema inmunológico y otras funciones críticas de los niños se ven afectados por el entorno en el que crecen. Por ejemplo, los niños tienen más probabilidades de sufrir la contaminación del aire que los niños. adultos. Generalmente respiran más rápido que los adultos y su cerebro, pulmones y otros órganos aún están en desarrollo.

«Las consecuencias del cambio climático son devastadoras para los niños», afirma Catherine Russell, directora ejecutiva de Unicef. «Sus cuerpos y mentes son particularmente vulnerables al aire contaminado, la mala nutrición y el calor extremo».

A pesar de su vulnerabilidad, los niños han sido ignorados o en gran medida ignorados en los debates sobre el cambio climático. Por ejemplo, solo el 2,4% del financiamiento climático proveniente de fondos climáticos multilaterales clave apoya proyectos que incorporan actividades que tienen en cuenta a los niños.

En estas circunstancias, la inversión en agua potable y servicios de saneamiento es una primera línea de defensa esencial para proteger a los niños de los impactos del cambio climático. El cambio climático también está provocando un aumento del estrés hídrico (la relación entre la demanda de agua y los suministros renovables disponibles), advierte el informe. Para 2050, se prevé que 35 millones más de niños estarán expuestos a niveles altos o muy altos de estrés hídrico, siendo Oriente Medio, el norte de África y el sur de Asia los que actualmente enfrentan los mayores cambios.

«Los niños y jóvenes han hecho consistentemente llamados urgentes para que se escuchen sus voces sobre la crisis climática, pero casi no tienen un papel formal en la política y la toma de decisiones climáticas. Rara vez se consideran en los planes y acciones existentes de adaptación, mitigación o financiamiento del clima», denuncia Russell.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here