Qué seguros sí vale la pena tener en estos momentos

Uno de los primeros recortes en temporadas difíciles es el renglón de los seguros. Te decimos qué áreas definitivamente no debes dejar desprotegidas.

0
110
Businessman with home, health insurance, financial, car and family icon, Insurance concept.

La tentación es mucha: en una época en que cada peso cuenta y en que el presupuesto familiar exige ciertos sacrificios, siempre volteamos a ver esos pagos que, en apariencia, no retribuyen en nada y que dejar de cubrirlos sería un gran alivio.

¡Espera! Antes de tomar decisiones drásticas y que pueden afectar tu patrimonio, debes saber que el contar con seguros que te protejan a ti y a tu familia, de hecho, es una de las principales recomendaciones para épocas de crisis.

“Proteger a tus seres queridos es la mejor decisión ya que nadie está exento de sufrir algún accidente o llegar a faltar. Si contratas un seguro no lo veas como un gasto sino como una inversión que te traerá beneficios en los momentos que más lo necesitas”, aconseja La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de losUsuarios de Servicios Financieros(Condusef) a través del artículo “Plan financiero para emergencias”, publicado en la edición julio 2020 de su revista Proteja su dinero.

Pero si el recorte es inevitable, veamos qué margen de maniobra tienes en los seguros más importantes en estos momentos:

Seguro médico. Hablamos de una de las pocas cosas buenas que dejará la pandemia: reconocer la importancia de proteger la salud de nuestra familia.Un seguro de gastos médicos nunca estorba (y menos ahora), por lo que si ya tienes contratado uno, la recomendación es no intentar cancelarlo y más bien aprovechar el tiempo que te quede de cobertura.

Si estás por renovar y la incertidumbre económica te impulsa a no recontratar, estos son algunos de los factores que podrías modificar para pagar menos y seguir con una buena cobertura médica que respalde a los tuyos:

Nivel hospitalario: el renglón que más influye en el costo de tu póliza. Elegir hospitales con un menor rango de equipamiento te dará un alivio económico sin dejar de estar protegidos.

El deducible: Si no quieres bajar el nivel hospitalario, una opción es aumentar el deducible; aunque claro está que debes analizar el gasto extra que harás en caso de requerir un servicio médico.

La suma asegurada. Aplicar un recorte en este rubro también puede ser buena idea para pagar menos. Checa cómo se mueve el monto de tu póliza cuando reduces la suma asegurada para tomar una buena decisión. Pregunta a tu compañía de seguros sobre otros conceptos, como el coaseguro y el tabulador médico, que te permitan hacer la mejor contratación para tiempos de crisis.

Seguro de auto. En tiempos de crisis sí que vale la pena estar protegidos a la hora de conducir, pero también es posible que no necesites la “Cobertura Amplia Plus”. Lo que queremos decir es que, de ser necesario, puedes excluir ciertas coberturas, lo cual te ayudará a pagar menos. Lo importante es que antes de tomar esta decisión, analices las consecuencias de eliminar estas coberturas y estés seguro que no son tan necesarias en estos momentos.

Otra opción es preguntar a tu aseguradora por programas o promociones, como descuentos por llevar a un amigo para que contrate con ellos, pago de póliza en función de los kilómetros recorridos, opciones para fraccionar la prima anual o descuentos por tener buenos hábitos al volante.

TOMAS RODRIGUEZ / GETTY IMAGES

Seguro educativo. ¿Adiós al seguro para la escuela de los niños? Es quizá la decisión más difícil en relación al tema de los seguros. Antes de tomar una determinación considera que, después de las necesidades básicas, la educación de nuestros hijos es el primer rubro a proteger a capa y espada.

Sí, el panorama es complicado (el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo estimó hace unas semanas que1.4 millones de estudiantes mexicanos dejarían sus estudios debido a la pandemia), pero si tienes la fortuna de asegurar, aunque sea con un poco de esfuerzo, el futuro académico de tus hijos, no dudes en hacerlo. Piensa que es la herencia más importante que les dejarás, eso servirá de motivación.

Si a final de cuentas debes hacer un recorte de este tipo, revisa nuevamente las opciones en el mercado y ve si hay alguna empresa que les ofrezca lo mismo por menos. Comparar puede ser la clave para seguir protegidos académicamente, pero no olvides confirmar que la antigüedad no sea un determinante y analiza todas las penalizaciones y las posibles pérdidas. Y si estas suceden, no te sientas mal; mejor proponte la meta de que será el primer rubro en el que te recuperarás.

Seguro de crédito hipotecario. De hecho, muchas personas ahora mismo aprovechan (y agradecen) los beneficios de haberse prevenido con este seguro que los ampara con algunas mensualidades de pago en caso de pérdida del empleo. En época de incertidumbre económica, esta desafortunada situación puede suceder sin previo aviso.

Si te encuentras en problemas para pagar tu hipoteca,pregunta a tu banco o institución si tu crédito contempla algún seguro similar. Quizá ni siquiera sabes que cuentas con este apoyo.

Tip: si no usaste Infonavit para adquirir tu casa, averigua si tienes dinero en tu fondo, es posible que allí tengas un respaldo para estos momentos complicados.

BYMURATDENIZ / GETTY IMAGES

Ante la pregunta de si existe algún seguro que ayude a las personas a enfrentar una emergencia financiera, Edith Esquivel, columnista experta en finanzas, responde a la mencionada edición de Proteja su Dinero: “Tus circunstancias personales dictarán qué seguros requieres. Por ejemplo, si tienes una buena cantidad ahorrada, no tiene sentido contratar un seguro de desempleo, pero si apenas empiezas a ahorrar, lo conveniente es tener un seguro médico y uno vehicular de daños a terceros. Si tienes dependientes económicos, un seguro de vida es también buena idea”.

Evalúa tus posibilidades y ten en mente que siempre es mejor estar protegido… Aunque claro está que si hacer recortes es inevitable, hay que tomar decisiones. Te sugerimos establecer prioridades: la protección de las personas siempre debe estar en primer lugar, después puedes evaluar el amparo de los bienes (de los más caros a los más baratos) y no temas evaluar ciertas pérdidas en casos específicos. Tú y tu familia saben mejor que nadie lo que más necesitan. Si analizan bien y no toman decisiones precipitadas, seguro elegirán el mejor esquema para tener la mayor protección posible.

Siempre es buen momento para aprender y crear nuevas alternativas para salvaguardar la economía personal y familiar, si quieres aprender más de finanzas personales y otros temas relacionados puedes visitar el sitio de Educación Financiera Citibanamex.

Fuente: elpaís

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here