Diez riesgos políticos para 2022

Integralia destaca la polarización del presidente en torno a temas prioritarios, los embates contra el INE y la interferencia del crimen organizado en el proceso electoral.

0
193

Integralia Consultores publicó ayer su reporte anual sobre riesgo político en México con base en una metodología propia que evalúa escenarios de riesgo, probabilidades de ocurrencia e impacto sobre el clima de negocios y la gobernabilidad del país.

LOS TRES PRINCIPALES RIESGOS QUE VEMOS EN INTEGRALIA SON:

1. El presidente recrudece su política de movilización y polarización en torno a temas prioritarios de su agenda de gobierno, incluyendo consulta de revocación de mandato, reforma energética y reforma político-electoral, entre otros.

2. Se agudizan embates contra el Instituto Nacional Electoral, sobre todo en tres momentos álgidos: a) consulta de revocación de mandato, b) campañas y elecciones 2022, y c) propuesta de reforma en materia político-electoral.

3. El crimen organizado interfiere activamente en el proceso electoral de 2022 y, de continuar esa tendencia que inició en 2021, se gesta una de las amenazas más grandes para la sobrevivencia del sistema democrático de México.

OTROS RIESGOS:

4. Aumenta el riesgo de concentración de poder por el triunfo de Morena en la mayoría de las gubernaturas en disputa en 2022. Aunque los conflictos internos por la nominación de candidatos le restarán competitividad, es probable que Morena se lleve cinco de seis, consolidando el dominio territorial de la coalición oficialista.

5. Se extiende la discusión de la reforma eléctrica, lo que genera un clima de desconfianza empresarial y desincentiva la inversión privada en el sector. Si se aprueba se trataría de una regresión no solo del mercado eléctrico, sino del modelo de apertura y competencia económica que se ha gestado en las últimas décadas. Si no se aprueba, el presidente agudizará los ataques reputacionales en contra de los productores privados de energía y los culpará de cualquier apagón, subida de tarifas o mal desempeño de la Comisión Federal de Electricidad.

6. Se mantienen tasas altas de homicidio, extorsión y robo, y se siguen fortaleciendo grupos del crimen organizado, dado un entorno delictivo complejo y la falta de una estrategia de seguridad federal integral.

7. Sigue aumentando el número de facultades, responsabilidades y presupuesto (ajenos a la seguridad nacional) asignados a las Fuerzas Armadas. Esto desequilibra las relaciones cívico-militares, aumenta las probabilidades de corrupción al interior de las Fuerzas Armadas e incrementa el riesgo de ineficacia gubernamental.

Finalmente, con un riesgo medio Integralia detecta tres escenarios: prevalecen finanzas públicas frágiles, la inexperiencia de la nueva titular del Banco de México pone en duda la capacidad de respuesta de la institución y se incrementa la probabilidad de cooptación de integrantes de la Suprema Corte.

Finalmente, hay un riesgo de magnitud incierta que puede ser de gran envergadura en el mediano plazo no solo para México, sino para la gobernanza mundial: las elecciones intermedias en Estados Unidos. Las encuestas sugieren que los republicanos podrían ganar una o ambas cámaras del Congreso. Esto paralizaría a la administración del presidente Biden en muchos ámbitos, lo que agudizaría la polarización en Estados Unidos y mermaría la credibilidad de la democracia. El conjunto de estos factores tendría un impacto negativo sobre México y podría desatar una crisis política inusitada en Washington a mediano plazo.

Fuente: elfinanciero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here