El interesante efecto de un fármaco para el cáncer en alzhéimer

Nilotinib ayuda a eliminar las placas acumuladas de beta-amiloide y los ovillos de la proteína Tau en las neuronas del cerebro, características de la enfermedad de Alzheimer.

0
126

Un medicamento que se utiliza para tratar el cáncer, nilotinib, ha demostrado ser seguro en personas con enfermedad de Alzheimer en un pequeño estudio de fase II, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo que se publica en «Annals of Neurology». Los autores del trabajo creen que el medicamento debe probarse en un estudio más amplio para determinar aún más su seguridad y eficacia en esta patología.

El nilotinib está aprobado para el tratamiento de la leucemiamieloide crónica. En alzhéimer, este fármaco parece ayudar a eliminar las placas acumuladas de beta-amiloide y los ovillos de la proteína Tau en las neuronas del cerebro, características de la enfermedad de Alzheimer. El nilotinib parece penetrar la barrera hematoencefálica y activar la maquinaria de «eliminación de basura» dentro de las neuronas (un proceso conocido como autofagia) para deshacerse de la Tau, beta-amiloide y otras proteínas tóxicas.

«El objetivo principal de este estudio ha sido determinar su seguridad y tolerabilidad en pacientes con alzhéimer», afirma Scott Turner, de la Universidad de Georgetown (EE.UU.), e investigador principal del estudio. «El fármaco es seguro y bien tolerado y, como pensábamos, puede tener beneficios modificadores de la enfermedad».

El nilotinib parece penetrar la barrera hematoencefálica y activar la maquinaria de «eliminación de basura» dentro de las neuronas

Un total de 37 personas con demencia-alzhéimer leve fueron asignadas al azar a los grupos placebo o nilotinib. Durante 26 semanas recibieron una dosis diaria de 150 mg de nilotinib o un placebo equivalente por vía oral una vez al día, seguido de una dosis diaria de 300 mg de nilotinib o placebo durante otros 6 meses, para completar el año de duración del estudio.

Para evitar sesgos, el estudio era doble ciego, es decir, ni los participantes del estudio ni los investigadores sabían que estaban recibiendo, si el fármaco o el placebo, hasta el final del estudio.

En general, el nilotinib fue seguro y bien tolerado, aunque se notaron eventos adversos, particularmente cambios de humor (agitación e irritación) con la dosis de 300 mg.

Además, los investigadores vieron que se redujo la carga de proteína beta-amiloide, medida a través de técnicas de imágenes cerebrales, en el grupo tratado con nilotinib en comparación con el grupo de placebo.

«Los datos coinciden con los de los estudios preclínicos y clínicos previos, lo que sugiere que el nilotinib es un posible fármaco modificador de la enfermedad que desencadena la autofagia de las proteínas neurotóxicas como Aβ40 /, Aβ42 y phospho tau-181», explica Charbel Moussa, autor principal del estudio.«Es el primer tratamiento oral que reduce la carga de amiloide en el cerebro además es seguro y bien tolerado»

«El aumento en los cambios de humor con 300 mg de nilotinib se asocia con aumentos dependientes de la dosis de dopamina cerebral, lo que sugiere que 150 mg de nilotinib es la dosis óptima para investigar en un futuro estudio de Alzheimer», agrega Moussa.

Turner enfatiza el hecho de que se trata «del primer tratamiento oral que reduce la carga de amiloide en el cerebro». Y aunque algunos anticuerpos anti-amiloides han mostrado también esta capacidad, estos tratamientos no pueden administrarse por vía oral.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here