El tabaquismo materno duplica el riesgo de muerte súbita del lactante

El humo provoca 65.000 muertes prematuras y evitables son niños y adolescentes menores de 15 años de todo el mundo, según la OMS

0
90

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado el informe ‘Control del tabaco para mejorar la salud y el desarrollo infantil’, en el que alerta de que fumar durante el embarazo o la exposición al humo del tabaco aumenta el riesgo de muerte fetal y parto prematuro. En concreto, según señala el trabajo, el tabaquismo materno duplica el riesgo de muerte súbita del lactante, así como de defectos de nacimiento, mientras que la exposición al humo de segunda mano durante el embarazo está relacionada con un 23 por ciento más de riesgo de muerte fetal y un 13 por ciento más de riesgo de malformaciones congénitas.

De hecho, el humo de segunda mano mata a alrededor de 1,2 millones de personas cada año y 65.000 de estas muertes prematuras y evitables son niños y adolescentes menores de 15 años. Asimismo, los niños con cuidadores que fuman tienen casi un 70 por ciento más de probabilidades de intentar fumar a la edad de 15 años.

«La exposición al humo de tabaco afecta a la supervivencia, a la salud y al desarrollo de los niños antes y después del nacimiento. No existe un nivel seguro de exposición al humo del tabaco. Daña gravemente la salud de un niño y puede llevarlo a consumir tabaco más adelante, lo que aumentará el riesgo de sufrir daños graves a lo largo de su vida», ha dicho la jefa de Unidad de Salud y Desarrollo Infantil del Departamento de Salud Materna, Recién Nacida, Infantil y Adolescente de la OMS y Envejecimiento, Bernadette Daelmans.

Y es que, la exposición al humo de tabaco ajeno durante el embarazo es particularmente relevante para muchos países de ingresos bajos y medianos, donde pocas mujeres fuman pero muchos hombres lo hacen. En este sentido, la OMS ha alertado de que los niños que viven con fumadores tienen un mayor riesgo de bronquiolitis, neumonía y otras infecciones respiratorias.

También es más probable que contraigan asma, sean hospitalizados por esta causa y desarrollen una enfermedad del oído medio. Del mismo modo, corren un mayor riesgo de morir antes de cumplir los cinco años. Además, los niños expuestos al humo del tabaco en sus primeros años de vida también experimentan con mayor frecuencia problemas de conducta y les va peor en la escuela.

En busca de una generación libre de humo

«El tabaco es una cuestión de derechos del niño y el control del tabaco es una de las intervenciones más rentables para la salud infantil», han señalado los autores del informe, que recuerdan que 62 países de todo el mundo han adoptado políticas integrales libres de humo, lo que mejora las posibilidades de que sus hijos tengan un futuro más saludable.

Por este motivo, desde la OMS se insiste en los beneficios de la creación de políticas ‘100% libres de humo’. Además, ha recordado que las sociedades ahora exigen cada vez más espacios al aire libre libres de humo, como patios de recreo, comedores al aire libre, parques y playas, así como espacios comunes en edificios y automóviles, para proteger a las personas de la exposición al humo de tabaco ajeno, incluidas las mujeres embarazadas y los niños.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here