Taxi Eléctrico Suburbano: Movilidad a la mexicana

La propuesta de los ganadores de el Reto City: One, organizado por Ford México, combina la propulsión eléctrica con la humana.

0
90

Los hermanos Carlos y Daniel Mastretta una vez más han puesto a nuestro país en el foco de la innovación. Su creación, el MX2 Trici-Taxi Eléctrico Suburbano, además de haber ganado el Reto City:One organizado por Ford México el año pasado, ya es una realidad.

Es un proyecto conjunto entre Mastretta Bikes y FOTCA (Frente de Organizaciones de Transporte Colectivo y Alternativo A.C.).

La solución

Este vehículo cuenta con tres versiones: transporte de pasajeros, personas con discapacidad que usan silla de ruedas, y de carga; sus características únicas responden a las diferentes necesidades detectadas por sus diseñadores.

Al respecto Carlos Mastretta explicó: “Desarrollamos un modelo de bicicleta eléctrica que tiene características especiales como dos llantas adelante, lo que le da la oportunidad de llevar carga en la parte delantera, en el media y atrás. Está basado en el modelo MX3 que lo hacemos en las versiones de ciudad, de carga y deportiva. Usando el modelo de carga fue que desarrollamos los tres remolques. Hicimos modificaciones significativas, producto del trabajo que implicaba el reto, al cuadro de la bicicleta de carga para que resista jalar, durante jornadas de trabajo largas, un remolque que tiene capacidad de hasta 200 kilos de peso”.

Dijo también que este vehículo se ideó desde el principio como una bicicleta eléctrica. “En la configuración que tenemos del chasis, la batería que es un elemento bastante pesado, está en la parte de abajo y al centro, eso hace que la bicicleta no pierda maniobrabilidad producto del peso y que al mismo tiempo se le puedan colocar baterías muy grandes”.

Diseño funcional

Uno de los elementos que lo hacen único es el eje delantero con dos ruedas, pues además de estar articulado, le permite llevar más carga. “Cómo una bicicleta tradicional no tiene el lugar adecuado para transportar carga, entonces decidimos hacer un triciclo eléctrico con una suspensión independiente. Al ser más ancha puede cargar más. La estructura tiene varias perforaciones; se pueden colocar hasta 20 kilos en la parte delantera sin perder maniobrabilidad ni agilidad. Después, en la parte de en medio, hay un hueco muy grande en donde se pueden poner portafolios, papeles, etcétera, y luego atrás se pueden colocar todos los accesorios como portabultos, maletas, etcétera. El objetivo principal de nuestro proyecto fue resolver tres problemas fundamentales que tienen los mototaxis. Notamos que son contaminantes por ruido y por emisiones, y el tercero es que las calandrias o remolques no tienen frenos, suspensión ni cinturones de seguridad. Entonces es un vehículo que claramente no ofrece condiciones mínimas de seguridad para las personas que están siendo trasladadas por la vía pública. Nuestro objetivo fue proporcionar un vehículo que fuera no contaminante ni por ruido o por emisiones, y un remolque que tenga frenos, suspensión y cinturones de seguridad”, dijo Daniel.

Paso a paso

Para Daniel Mastretta, diseñador del  MX2 Trici-Taxi Eléctrico Suburbano, el proceso de concepción tuvo varias etapas. “Contó con fases como la conceptual para establecer la configuración y a partir de esta temática de vehículos ultraligeros eléctricos muy eficientes, concretamente e-bikes y cuya tecnología ya se veía despegar en 2015, empezamos a hacer estudios. El diseño formalmente lo arrancamos en 2016-2017, haciendo pruebas con tres prototipos; después determinamos las especificaciones técnicas, hicimos mucho trabajo en la computadora, (lo cual se llevó otro año), y luego, ya con el triciclo muy avanzado, fue cuando surgió la oportunidad de trabajar con FOTCA, y con ellos participamos en el reto City One de Ford. El proceso de diseño, desde el bocetaje hasta el punto en donde decidimos participar en el concurso de Ford nos llevó 3 años y medio”.

Para los emprendedores mexicanos su vehículo está orientado hacia dos mercados importantes. Mencionaron que el primero es el de pasajeros y del que en los próximos meses se entregará el primer parque vehicular. El segundo es el transporte de carga denominado Última Milla cuya capacidad es de hasta 200 kilos. Todos los remolques cuentan con suspensión además de que cada Trici-Taxi tienen frenos de disco hidráulicos en cada rueda. Agregaron que actualmente hay grupos interesados en su unidad para el transporte de Última Milla en centros urbanos y que la demanda proviene tanto de México como del extranjero. 

Contenido nacional

Orgullosos los hermanos Mastretta enfatizan el uso de componentes mexicanos en el ensamble del MX2. “Nosotros fabrica mos el cuadro, la suspensión, los brazos de las suspensión; y del remolque,  toda la estructura y la suspensión. Adquirimos de proveedores mexicanos prácticamente el resto como llantas, rines, volante… todos los componentes de una bicicleta se compran en México. Y lo que son componentes que tienen qué ser importados porque no hay fabricación local son la batería y el motor. Para la batería ya estamos en conversaciones con un proveedor nacional, y creemos que para para el año entrante estaremos en condiciones de ofrecer baterías hechas en México. Este vehículo está cumpliendo con todos los requerimientos de contenido de USMCA (United States-Mexico-Canada Agreement), para que sea un producto exportable dentro de las reglas del Tratado de Libre Comercio. De hecho hemos mandado varias unidades a Estados Unidos y Canadá cumpliendo requisitos de exportación”, mencionó Carlos.

Fuente: eleconomista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here