José Gil Caro Quintero “Don José” es el Dueño de las Aeronaves y Lanchas Rápidas que Traen Cargamentos de Drogas a Quintana Roo

0
2157

Opera bajo la sombra de una red de complicidades tejida entre funcionarios de los tres niveles de gobierno y líderes sociales y políticos de comunidades donde desembarcan sus cargamentos de drogas

“Don José”, el Capo del Sur

► José Gil Caro Quintero, sobrino de Rafael Caro Quintero, está al frente de una célula delictiva del Cártel de Caborca que disputa el territorio a los Chapitos y se encarga del trasiego de estupefacientes por aire y mar ►Controla 4 estados del sur-sureste con sicarios de la Mara Salvatrucha  y la DEA ofrece 20 millones de dólares por su captura

Cambio 22

Renán Castro Madera

(Primera Parte)

José Gil Caro Quintero “Don José” es el dueño de los embarques de toneladas que arriban por mar y aire a Quintana Roo, según se especifica en un documento oficial de investigaciones federales.

Sobrino de Rafael Caro Quintero, “Don José” mantiene en su nómina a varios funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil destacamentados en el aeropuerto de Chetumal, funcionarios de la Fiscalía General de Justicia de Quintana Roo y elementos de la Policía Estatal Quintana Roo, reza el documento.

Pertenece al nuevo Cártel de Caborca, que recién fundó su tío Rafael, apenas saliera de la prisión y está llamado a convertirse en el principal rival de los Chapitos, a quienes empiezan a disputar diversos territorios de la República.

“El Pelo Chino”, además de Quintana Roo, domina los Estados de Oaxaca, Chiapas y parte de Tabasco, donde lleva a cabo el aterrizaje de sus aeronaves.

Mantiene el control de las plazas a través de un grupo de sicarios reclutados entre miembros de la Mara Salvatrucha centroamericana.

Red de complicidades y bajo perfil

Sin especificar nombres, el informe señala que la alta complicidad de funcionarios de los estados mencionados, en especial Quintana Roo, así como diversos actores políticos y líderes de comunidades, mantiene una amplia red de apoyo comunitario para llevar a cabo sus ilícitas actividades.

De bajo perfil, empero muy efectivo a la hora de operar para el traslado de drogas a Estados del Oeste Norteamericano, José Gil Caro Quintero es uno de los objetivos principales de la DEA actualmente.

No le gusta promocionar sus actividades ilícitas como acostumbran otros cárteles

Sin embargo, su alta efectividad lo ha convertido en el sucesor natural de su tío, Rafael Caro Quintero “El Jefe de Jefes”.

Acostumbrado a una vida sin llamar la atención, desde su salida del penal de Alta Seguridad en Puente Grande, Jalisco, a raíz de su detención en 2005 y liberado en el 2106, “Don José” será el sucesor de su tío, subraya el informe, además de ser uno de los capos que mayor dinero mueve en el submundo del narcotráfico internacional.

Quintana Roo, “punta de lanza”

Agrega el informe que Quintana Roo ha sido la “punta de lanza” para el despegue de este importante capo, que hoy está asociado a importantes productores y operadores sudamericanos de Bolivia, Perú y Colombia, así como altas autoridades venezolanas que lo proveen de turbosina para el traslado de sus importantes cargamentos a la zona Sur, Sureste de México y varios países centroamericanos, entre ellos Belice, Guatemala, Honduras y Costa Rica.

En esta primera parte de un amplio reportaje en tres partes, damos a conocer a “Don José”, el capo sinaloense por el que la DEA ofrece 20 millones de dólares por la persona que ofrezca datos que lleven a su captura.

Es tanto el poder económico que utilizan para sus operaciones, que reparten millonarias sumas entre diversas autoridades de los tres niveles de gobierno y cuerpos policiacos asentados aquí.

Para ello “Don José” se ha convertido en el reclutador de “líderes sociales” en diversas comunidades de los países mencionados, los cuales no sólo participan en la política local y estatal como es el caso de Quintana Roo, ahora incursionan en sociedades con grandes capos, para el avituallamiento y manejo de la logística y el aterrizaje de aeronaves con cargamentos que rebasan los 400 millones de pesos su valor en el marcado negro de las drogas.

Un personaje que desde 2018 ha aparecido repetitivamente en diversas narcomantas en Chetumal, Limones y Felipe Carrillo Puerto, donde otros grupos criminales lo responsabilizan de diversos hechos delictivos, como ejecuciones y levantones en la zona Centro y Sur del Estado.

Y estas disputas ocurren ante la negativa de aceptar el liderazgo de Iván Archivaldo “El Chapito’ luego de que lo heredara tras la detención y traslado a los Estados Unidos de su padre Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Por lo tanto, según las investigaciones, en algunas semanas han llegado a movilizar hasta 7 aeronaves con más de tonelada y media de drogas en cada una.

Se ha fortalecido tanto su organización que hoy “El Pelo Chino” y/o  “Don José” disputa mano a mano al cártel de Sinaloa importantes zonas de los estados de Oaxaca, Chiapas, Tabasco y la joya de la corona, la zona Sur de Quintana Roo.

Fuente: cambio22

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here