Milei suprime once ministerios para iniciar la «reconstrucción argentina»

El presidente electo pidió este lune al Gobierno actual «que se haga cargo de su responsabilidad hasta el final del mandato», el próximo 10 de diciembre

0
132

Este lunes Argentina amaneció silenciosa. Los resultados de la segunda vuelta electoral que catapultaron a la Casa Rosada al nuevo presidente –que asumirá sus funciones el 10 de diciembre– Javier Milei tomaron por sorpresa a gran parte de los ciudadanos que no esperaban el triunfo del líder del partido La Libertad Avanza (LLA), quien se ha convertido en el nuevo presidente de los argentinos tras haber sacado una diferencia de más de 11 puntos al ministro de Economía Sergio Massa. El triunfo del oficialista en la primera vuelta electoral del mes de octubre y su desempeño en el debate hacían prever un escenario muy distinto al acontecido.

Si bien entre los argentinos el humor social refleja de alguna manera los resultados electorales –gran parte de los ciudadanos se muestran optimistas con la llegada de un cambio, mientras que casi la otra mitad siente angustia y temor por las consecuencias del cambio de rumbo–, el mercado parece haber reaccionado con algarabía a la llegada de Milei a la Casa Rosada: las acciones argentinas subieron un 7,11% en el índice Merval al cierre de la sesión de este lunes. Por sus parte, los títulos de compañías que cotizan en Wall Street subieron un 16% de media, encabezados por las acciones de YPF que repuntaron un 40%, seguidas de las energéticas Edeanor (25%) y Gas del Sur (24,2%), Banco Supervielle (24,9%) o Telecom Argentina (22%). Los bonos soberanos se incrementaron hasta un 8%. El flamante mandatario promete una apertura indiscriminada del mercado y la dolarización de Argentina, además del cierre del Banco Central.

Transición difícil

En la prensa local se hicieron eco del impacto que puede tener el cambio de rumbo de la economía tanto a nivel político como a nivel social, y de los anuncios que él mismo hizo horas después de resultar presidente electo: la privatización de YPF, la desaparición de los medios públicos y la dolarización. «Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado, va a estar en las manos del sector privado», aseguró Milei el día después de la elección en una entrevista con la emisora local Radio Mitre.

Se anticipa que la transición del presidente Alberto Fernández a Javier Milei no será nada fácil y hasta hay versiones de que Sergio Massa pediría una licencia y no acabaría su gestión al mando del Ministerio de Economía. Este lunes Milei disparó contra Massa y dijo que «es una canallada que eche la culpa de los desastres macroeconómicos a la gestión que acaba de ganar».

A primera hora de este lunes, el presidente electo, Javier Milei, ya confirmaba algunas de sus primeras decisiones de cara a su mandato, que comienza muy pronto: en poco menos de tres semanas. Una de las principales promesas de campaña que se pondrá en marcha inmediatamente es la reducción de los ministerios que conforman el Gabinete argentino, que pasarán de 19 a 8 en el mes de diciembre. Además, el presidente electo ya dio algunos nombres de quiénes estarán a la cabeza de los ministerios. En el caso de Justicia, estará a cargo de Mariano Cúneo Libarona, un abogado mediático que estuvo un mes en prisión. Otro de los cargos que ya tiene asignados Milei es el de Carolina Píparo, quien dirigirá la Administración Nacional de la Seguridad Social – que tiene a cargo la gestión de las pensiones y las asignaciones sociales-.

También es posible que, a partir del acuerdo realizado con el expresidente Mauricio Macri para alcanzar los votos que le faltaban para poder ganar, Milei incorpore algunos exministros del gobierno del exmandatario a su nuevo gabinete, como Guillermo Dietrich y Javier Iguacel.«

Los recortes en el ala ministerial y en los medios de comunicación del Estado conformarán el primer paso que dé Milei como presidente en diciembre

Al parecer, los recortes en el ala ministerial y en los medios de comunicación del Estado conformarán el primer paso que dé Milei como presidente en diciembre. Consultado por la dolarización, otra de las medidas que prometió en campaña, el futuro presidente respondió en Radio Mitre: «Eso puedo llegar a hacerlo en un año y una vez que están sancionadas las leyes».

Uno de los expertos locales que dio su panorama acerca del futuro próximo de Argentina es el analista político Andrés Malamud quien, en diálogo con la emisora local Radio Mitre, anticipó que este será «inevitablemente turbulento», no solamente por los resultados de las elecciones del domingo, sino también debido a que «la macroeconomía está rota».

Aceptación y euforia

Desde la tarde del domingo electoral, los integrantes del partido de Milei, La Libertad Avanza, mostraban un claro optimismo, mientras que desde el entorno de Sergio Massa reinaba la cautela a la hora de hacer declaraciones a la prensa hasta el último minuto. Si bien por una disposición legal los primeros pies de urna en Argentina no pueden darse a conocer antes de las 21 horas locales, dos horas antes ya circulaban varias versiones en la prensa local que daban a entender que Milei se había convertido en el nuevo presidente de los argentinos.

La confirmación del triunfo de Milei llegó por parte de Massa, cuando este reconoció la derrota en las urnas, antes incluso de que se dieran a conocer los datos oficiales. «Javier Milei es el nuevo presidente. Me comuniqué con él para felicitarlo», pronunció el funcionario sobre las 20 horas locales en un discurso que dio desde su búnker electoral ubicado en el barrio porteño de Chacarita. Y, a continuación, expresó: «Traté de dejar todo lo mejor de mí en esta campaña. Lo hice convencido porque amo a la Argentina y la amo casi con la misma intensidad con la que amo a mis hijos».

Acto seguido, el actual ministro de Economía dijo: «Quiero contarles que desde lo personal hoy termina una etapa en mi vida política, pero sepan que siempre van a contar conmigo defendiendo los valores del trabajo, la educación pública, la industria nacional y el federalismo como valores centrales de la Argentina». A su vez, agradeció «a los once millones de argentinos que nos acompañaron y nos votaron, decirles que más allá de mi persona, hay miles y miles de argentinos como los que están acá, tienen la convicción de defender ese país inclusivo en el que creemos». Y pidió que la transición entre el actual presidente, Alberto Fernández, y Javier Milei se haga en paz.

Dos horas más tarde, le tocaría al presidente electo dar su discurso en un búnker electoral con clima de fiesta y triunfalismo. La primera en aparecer en escena fue Karina Milei, hermana del economista y jefa de su campaña electoral, quien invitó a los militantes a recibir «al nuevo presidente» de los argentinos. «Hoy comienza el fin de la decadencia argentina», prometió el presidente electo y, en medio de una multitud que gritaba «libertad», aseguró: «Hoy comienza la reconstrucción de Argentina». A continuación, agradeció al expresidente Mauricio Macri y a la excandidata presidencial Patricia Bullrich, de quienes dijo: «En un acto de grandeza como no se ha visto nunca en la historia argentina, pusieron el cuerpo para defender el cambio». Después de invitar a todos los que «quieran sumarse a la nueva Argentina», sostuvo: «Hoy se termina el modelo empobrecedor del estado omnipresente, que solo beneficia a algunos mientras la mayoría de los argentinos sufren».

Hacia el final de su discurso, pidió al gobierno actual «que se haga cargo de su responsabilidad hasta el final del mandato el 10 del 12 (diciembre)». Y finalizó su alocución con el grito que lo caracterizo durante toda su campaña: «Viva la libertad, carajo».

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here