México expulsará a los aficionados cinco años si gritan “puto” en el estadio

La Federación Mexicana de Fútbol impulsa controles restrictivos para identificar a todos los seguidores que ingresen al recinto

0
131

La batalla del fútbol mexicano por erradicar un grito homófobo no tiene fin. En el camino, la Federación Mexicana de Fútbol quiere minimizar los daños que le han provocado los castigos con multas millonarias y partidos a puerta cerrada. Han recurrido a la máxima autoridad del deporte, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), para apelar la última sanción de la FIFA que les obligaba a jugar sus próximos dos partidos de eliminatoria como local sin aficionados. Y han conseguido una pequeña victoria a cambio de imponer controles restrictivos y una amenaza de expulsar a los hinchas que griten “puto” dentro del estadio.

La selección mexicana jugará contra Costa Rica y Panamá con solo 2.000 aficionados en el estadio Azteca. No habrá venta al público y será la propia Federación la que otorgue los boletos. Además, y a partir de ahora, se impondrá un control inédito en México donde a los asistentes se les pedirá dar sus datos personales para poder ingresar al estadio, presentar una identificación oficial y, por supuesto, la entrada. Los menores de edad dependerán de sus padres o tutor. También aumentará el personal dedicado a supervisar el comportamiento de los aficionados.

“Espero que con este nuevo sistema hayamos ya eliminado los riesgos de sufrir nuevas sanciones. Estamos convencidos de que la gente quiere ir a los estadios a disfrutar, a pasarla bien, a echarle porras a sus equipos”, dijo Yon de Luisa, presidente de la Federación. Los encuentros contra los ticos y panameños serán el 30 de enero y el 2 de febrero. El primer partido con aficionados en el que se que ocupará este nuevo formato será contra Estados Unidos, fijado para el 24 de marzo y en el que el estadio Azteca no tiene castigo.

México ha acumulado hasta 17 multas desde 2014, año en que la FIFA impulsó su cruzada para eliminar cualquier cántico discriminatorio y homófobo. El grito de “puto” lo ha sido, el cual empezó a escucharse en los estadios mexicanos a partir de los 2000. “No podemos tolerar actos discriminatorios, no podemos jugar en estadios vacíos, no podemos poner en riesgo que las autoridades del fútbol nos quiten puntos [en la eliminatoria mundialista]”, dijo De Luisa. Hasta el momento, el Tri marcha tercero en la clasificación rumbo al Mundial de Qatar con 14 puntos. Canadá comanda la tabla con 16 unidades y le sigue Estados Unidos con 15.

La severidad de la FIFA frente a México ha intensificado el debate sobre el respeto de los derechos humanos y las preferencias sexuales en Qatar, país anfitrión del Mundial de este 2022. En diciembre pasado el presidente del comité organizador del Mundial, Nasser Al-Khater, dijo a la CNN que los aficionados de la comunidad LGTBI tienen garantizado su lugar en el Mundial, pero que “las demostraciones públicas de afecto están mal vistas”. El gran torneo de fútbol iniciará el 21 de noviembre.

Fuente: elpaís

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here