Coronavirus: Revela estudio que una tos puede propulsar hasta 3 mil gotas de saliva infectada

Experimentos sobre el coronavirus han revelado cómo los estornudos pueden producir una ráfaga de aire mezclado con saliva o moco que puede forzar millones de partículas de la cepa.

0
99

ESTADOS UNIDOS.- “Una sola tos puede propulsar unas 3 mil gotas respiratorias, mientras que los estornudos pueden generar hasta 40 mil”, así indica un reciente caso clínico sobre el comportamiento de la pandemia por coronavirus publicado en la revista científica PNAS (The Proceedings of the National Academy of Sciences).

De acuerdo con el texto clínico, las personas con síntomas leves o asintomáticas pueden infectar a otros en lugares cercanos como oficinas, asilos de ancianos, cruceros y otros espacios confinados. 

La investigación refiere que las condiciones experimentales del estudio tendrán que ser replicadas en más circunstancias del mundo real, y los científicos aún no saben cuánto virus tiene que ser transmitido de una persona a otra para causar la infección. Pero sus hallazgos refuerzan el argumento a favor de usar cubrebocas y tomar otras precauciones en tales ambientes para reducir la propagación de la cepa letal. 

Los autores de la indagación, Valentyn Stadnytskyi, Christina E. Bax, Adriaan Bax, and Philip Anfinrud, están de acuerdo en que el coronavirus salta de una persona a otra con mayor frecuencia a través de diminutas gotas respiratorias. Estas gotitas tienden a caer al suelo a pocos metros de la persona que las emite. Pueden caer en superficies como los picaportes, donde las personas pueden tocar las partículas del virus que quedan y transferirlas a su cara. Pero algunas gotitas pueden permanecer en el aire y ser inhaladas por otros.

Experimentos elaborados han revelado cómo la tos o los estornudos pueden producir una ráfaga de aire crepitante mezclado con saliva o moco que puede forzar cientos de millones de partículas de gripe y otros virus en el aire si una persona está enferma.

El virus se mantiene en el aire unos cuantos minutos 

Los científicos también descubrieron que, si bien las gotitas comienzan a disminuir por la deshidratación tan pronto como salen de la boca de una persona, todavía pueden flotar en el aire durante ocho a 14 minutos.

“Estas observaciones confirman que hay una probabilidad sustancial de que el hablar normal cause la transmisión del virus por el aire en ambientes confinados”, escribieron los autores en el estudio.

Los investigadores reconocieron que el experimento se realizó en un ambiente controlado con aire estancado que podría no reflejar lo que sucede en habitaciones con buena ventilación. Pero aún así tenían razones para creer que los valores sobre los que informaron eran «estimaciones conservadoras de límite inferior» porque algunas personas tienen una carga viral más alta, lo que significa que podrían producir gotas con varios miles de partículas de virus más que el promedio.

Por su parte los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que mantener al menos seis pies de distancia de los demás puede ayudar a las personas a evitar el contacto con las gotitas respiratorias y reducir el riesgo de infección. Pero muchos científicos han argumentado que las gotitas pueden viajar más allá de seis pies, dependiendo de la fuerza con la que se lanzan las gotitas, de la temperatura ambiente, de si hay corrientes de aire que pueden llevarlas más lejos y de otras condiciones.

Fuente: SIPSE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here