La herramienta clave que puede salvar cualquier relación del desastre, según dos expertas

La psiquiatra Jessica Griffin y la sexóloga Pepper Schwartz señalan que «la mayoría de las parejas fracasan por culpa de una comunicación deficiente»

0
239

Jessica Griffin, profesora de psiquiatría y pediatría en la Facultad de Medicina Chan de la Universidad de Massachusetts (EE.UU), y Pepper Schwartz, experta en sexualidad y profesora de Sociología en la Universidad de Washington en Seattle (EE.UU), llevan mucho tiempo trabajando con parejas. Tanto que han dado con la herramienta clave con la que cualquier matrimonio puede salvar su relación. Y ellas mismas se encargan de enseñarla en terapia.

«Llevamos 50 años estudiando lo que hace que una relación tenga éxito», aseguran en una publicación escrita para ‘CNBC’. «En nuestro trabajo con parejas reales -continúan-, hemos comprobado que, se mire como se mire, la mayoría de ellas fracasan por culpa de una comunicación deficiente. Pero hay una poderosa herramienta que enseñamos y que puede utilizarse no sólo en las relaciones íntimas, sino también con los amigos, la familia e incluso los compañeros de trabajo».

Sin embargo, se trata de una herramienta que todo profesional, ya sea psicólogo, sexólogo o terapeuta, debe dominar para conseguir que sus pacientes la dominen: la escucha reflexiva.

«El objetivo de la escucha reflexiva no es resolver el problema a la otra persona, sino que ésta se sienta validada y escuchada», aclaran. De esta manera, cuando en terapia se lleva a cabo, el sentimiento interno del paciente pasa a ser: ‘Vale, ahora me siento comprendido’.

«Cuando estamos seguros de que se respetan nuestras opiniones, podemos trabajar mejor juntos para resolver los problemas antes de que pasen de ser pequeños desacuerdos a grandes peleas», sostienen Griffin y Schwartz. Para ello, es fundamental evitar que el sistema de alarma de nuestro cuerpo se active, secuestrando la conversación. Es decir, pelear no es la mejor manera de solucionar las cosas porque no hace nade más que echar la culpa al otro sin pararse a analizar lo que realmente sucede.

Así, las expertas aconsejan seguir estos pasos:1

Buscar un lugar tranquilo

Así, ambos podréis sentaros y mantener el contacto visual. «Utiliza un objeto para representar quién tiene la palabra. Empieza la conversación con la persona que lo tenga; la pareja no podrá hablar hasta que se lo entregue».2

Conversación

Utiliza frases tipo: «Ayúdame a entender», «Quiero entenderte» o similares. Es fundamental hacer saber al otro «que le escucharás hasta que termine».3

Sin interrupciones

Las expertas acuerdan que es fundamental dejar que el interlocutor «hable libremente sin interrumpirle. Concéntrate en lo que dice, manteniendo el contacto visual o asintiendo con la cabeza hasta que haya terminado».4

Autocontrol

La persona que escucha ha de mantener el control durante toda la conversación. Ya no solo se trata de interrumpir sino de no suspirar, poner los ojos en blanco o reacciones similares. «Recuerda que estás intentando entenderle desde su perspectiva, no desde la tuya», puntualizan Griffin y Schwartz.5

Parafrasea

Explica lo que dice tu interlocutor: «Lo que te escucho decir es…», «lo que entiendo que me quieres decir es…»6

Observa

Los sentimientos de tu pareja: «Parece que eso te hace sentir…».7

Comprueba

Confirma lo que te dice tu marido o mujer para saber que lo has entendido bien: «Lo que me quieres decir es», «¿Me he perdido algo?»…8

Agradecimiento

«Agradece a tu interlocutor que haya compartido su punto de vista. Hazle saber que aprecias haber comprendido mejor su perspectiva», explican.9

Discúlpate

Pide perdón por haber contribuido al problema. «Siento que te sintieras así. Nunca fue mi intención, pero me doy cuenta de que herí tus sentimientos».10

Aborda el problema

Ahora que tu pareja se siente comprendida, los dos pueden abordarlo juntos con la idea: «No eres tú contra mí. Somos nosotros contra esta cuestión».

«Por supuesto, una conversación no lo cambiará todo. Pero la coherencia es la clave», añaden Jessica Griffin y Pepper Schwartz. «Armados con las herramientas adecuadas, podréis desentrañar mejor lo que está pasando y comprenderos mejor para prevenir futuras tensiones en la relación y, en última instancia, reforzar vuestra conexión», concluyen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here