Cómo afecta a tu autoestima perder pelo: por qué nos da miedo quedarnos calvos

Afrontar la caída del pelo requiere una estrategia holística que no solo atienda a las necesidades físicas, sino que también fortalezca tu autoestima y renueve tu autoconcepto

0
199

Asociamos la caída de pelo al otoño pero lo cierto es que este se cae durante todo el año. También en primavera. Pasar el peine por la cabeza y ver cómo nuestro pelo se queda ahí no es nada motivador y surgen muchas preguntas: ¿estoy comiendo mal?, ¿será por el cambio de temporada?, ¿me voy a quedar calva?

La pérdida de cabello -se nos caen unos 150 al día- puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero afecta más comúnmente al cuero cabelludo. La abundancia de cabello en la cabeza tiene importancia social y cultural; cuando se cae el pelo de esta zona, junto con las cejas y las pestañas, con frecuencia provoca malestar psicológico, especialmente baja autoestima.

Para muchas personas, especialmente para los jóvenes, la caída de pelo puede ser una experiencia devastadora; lo sienten como perder una parte de quiénes son. En España, aproximadamente el 42.6% de la población padece algún tipo de alopecia, siendo esta una de las tasas más altas del mundo. Además de la causa genética, se estima que el estrés, la mala alimentación y los cambios hormonales son factores contribuyentes significativos.

Ya en la antigüedad, el mismísimo Julio César utilizaba coronas de laurel, no solo como un símbolo de victoria, sino también para ocultar su calvicie. Beatriz Gil, psicóloga especialista en autoestima, liderazgo e inteligencia emocional, y fundadora & CEO de Psique Cambio, reconoce tener en consulta varios casos sobre esto, y confirma que este paralelismo puede ser una fuente de comprensión y alivio, sabiendo que incluso las figuras más poderosas han enfrentado y gestionado inseguridades similares.

Manejo de la pérdida de cabello

El cabello es a menudo visto como un símbolo de juventud y vitalidad, y perderlo puede llevar a una serie de problemas emocionales, incluyendo baja autoestima, ansiedad y en algunos casos, depresión. El impacto puede ser especialmente severo en jóvenes que aún están formando su identidad personal y social. Beatriz Gil enumera algunos factores que ayudan en el manejo de la caída de cabello:

1. Educación y aceptación. «Aprender sobre las causas específicas de la alopecia -genéticas, nutricionales, hormonales o relacionadas con el estilo de vida- y las opciones de tratamiento puede aliviar la ansiedad. Este conocimiento empodera a las personas para tomar decisiones informadas sobre los tratamientos y ajustes de estilo de vida necesarios», dice. Es importante recordar que no estás solo en esta lucha y que existen tratamientos que han demostrado ser efectivos. En este sentido, es fundamental consultar con un dermatólogo o tricólogo para recibir un diagnóstico adecuado y explorar las opciones de tratamiento.

«Afrontar la pérdida de cabello comienza con la aceptación. Entender que el cabello no define tu valor como persona puede ayudar a mitigar algunos de los impactos negativos en la autoestima. Terapias psicológicas como la terapia cognitivo-conductual pueden ser herramientas valiosas en este proceso», señala Beatriz Gil.

En este aspecto, la también psicóloga Silvia Álava comenta que «la primera impresión cuenta» y en función de esa apariencia hay una serie de sesgos que se van a activar. «Nuestros cerebro hace una serie de atajos, que son los sesgos cognitivos , que, en función de la apariencia, ropa o pose contribuye a la imagen que nos formamos de las personas», expone.

No cabe duda que cuando nos fijamos en alguien, lo primero a lo que atendemos es a su rostro y al cabello. Y justo el cabello es la única parte del cuerpo que podemos transformar, teñir, cortar… sin ningún tipo de intervención quirúrgica. Muchas personas gastan tiempo y dinero para que luzca lo mejor posible. Como dice Silvia Álava, «un cabello sano y bonito se asocia a un signo de belleza, vigor y estatus».

2. Cambios en el estilo de vida, como la alimentación. Una dieta balanceada rica en proteínas, vitaminas y minerales es crucial para mantener un cabello saludable. Alimentos ricos en omega-3, zinc y antioxidantes pueden ayudar a fortalecer el cabello y potencialmente reducir la caída; por ejemplo, salmón, huevos, espinacas y verduras de hoja verde oscuro, nueces, aguacates, zanahorias, pimientos rojos… Por supuesto, no pueden faltar las frutas, frutos secos, verduras y carnes y evitar el alcohol u otras sustancias estimulantes o excitantes como la cafeína o la teína.

Aquí también destaca el ejercicio y manejo del estrés. Tal como apunta Beatriz Gil, el ejercicio regular no solo mejora la salud física, sino también la salud mental: «Actividades como el yoga y la meditación pueden ser particularmente útiles para reducir el estrés, que es un factor conocido que puede exacerbar la pérdida de cabello».

El doctor Portinha, Chief Clinical Officer de las clínicas Insparya, comenta que «el aumento de serotonina al practicar deporte ayuda a disminuir los niveles de estrés». Además, el deporte favorece la oxigenación del cuero cabelludo y «mejora la circulación en la zona, contrarrestando los efectos del estrés y consiguiendo un mayor aporte de nutrientes, lo que se traduce en un mejor y mayor crecimiento del cabello».

El estrés, por su parte, es uno de los grandes enemigos de la salud capilar ya que no solo provoca pérdida de cabello, sino que también puede desencadenar algunos tipos de alopecia, como bien puede ser la areata. «Es crucial identificar la fuente de malestar y estrés para atajar el problema de pérdida capilar asociada», insiste el doctor Portinha. Según el experto, y también lo apoyan las psicólogas, la terapia es un elemento de suma importancia en estos casos, así como comenzar a desarrollar o incluir algunos hábitos positivos en nuestra rutina como actividad física, buena alimentación o una correcta higiene del sueño.

3. Apoyo Emocional. Otro de los consejos de la experta es buscar soporte emocional, ya sea a través de terapia, grupos de apoyo o conversaciones con amigos y familiares. Esto puede ser extremadamente útil. «Hablar abiertamente sobre tus preocupaciones puede aliviar la carga emocional y darte nuevas perspectivas y estrategias», recalca la psicóloga.

4. Adaptación de la imagen personal. Explorar nuevas formas de expresar tu estilo personal puede ser una forma poderosa de recuperar la confianza, desde cambiar de estilo adaptándote a los cambios hasta considerar un trasplante de cabello son opciones que te pueden ofrecer nuevas perspectivas.

«Afrontar la caída del pelo requiere una estrategia holística que no solo atienda a las necesidades físicas, sino que también fortalezca tu autoestima y renueve tu autoconcepto», explica Beatriz Gil. Al abordarlo desde múltiples ángulos -educándonos sobre las causas, adoptando hábitos saludables, buscando apoyo emocional y redefiniendo nuestra imagen-podemos transformar nuestra experiencia con la alopecia en una oportunidad para el crecimiento personal y la autoaceptación. Más allá de recuperar la confianza perdida, es sobre redescubrir la fortaleza interior que nos define más allá de nuestro aspecto físico. El verdadero valor reside en una personalidad auténtica, con valores como la empatía, humanidad, integridad, la resiliencia, la compasión, perseverancia, honestidad, gratitud, optimismo…Ten presente que este es el verdadero valor personal, la riqueza de tu carácter.

Si la salud capilar ya se ha visto afectada…

Existen tratamientos capilares que ayudan a nutrir y fortalecer el cabello, y que se pueden personalizar en función de cada paciente. «En Insparya contamos con tratamientos como la Mesohair+ Insparya, una técnica rápida y de fácil aplicación con la que se consigue bioestimular y nutrir el cabello. Asimismo, el Active Plasma Insparya regenera los tejidos consiguiendo retrasar el deterioro de las unidades foliculares causado por el envejecimiento. Estos dos tratamientos se pueden combinar también con un buen cuidado del cabello en casa, con el uso del kit Mesohair+ Home Insparya o el casco de fotobiomodulación como un tratamiento de uso frecuente, que además al no ser de uso individual, podrá beneficiarse de él toda la familia», explica el doctor Portinha.

En caso de que la mejor solución sea un trasplante capilar, es fundamental ponerse en manos de profesionales con experiencia y dedicación que garanticen unos resultados naturales en el trasplante, como es el caso del Grupo Insparya.

Gracias a la gran apuesta que hace la compañía por la innovación y la gran inversión en investigación y desarrollo tecnológico, Insparya ha desarrollado una técnica propia: el Método Insparya, que convierte al grupo médico en único en el mundo y una referencia en el sector del trasplante capilar. Además, fruto de su investigación, en Insparya han desarrollado herramientas de trabajo como el BotHair Ultraplus® que permiten la evolución continua del trasplante capilar, con el objetivo de mejorar cada día el proceso y la calidad de la ejecución del trasplante.

Consejos para el cuidado del pelo

1. Lavar el cabello dos veces por semana. Aunque se suela decir lo contrario, la realidad es que mantener la suciedad durante días en el cabello es realmente perjudicial para su salud. El Doctor Portinha explica que «la limpieza es un punto fundamental para la salud de nuestro cabello, por ello desde Insparya desaconsejamos las modas o afirmaciones que promueven el no lavado del pelo de forma habitual. Así, de un modo general, el pelo se debe lavar todos los días».

2. Dejar secar el pelo al aire en verano. De forma común hemos escuchado que hay que evitar la utilización de secadores para secar el pelo, ya que lo estropean. La realidad es que dejar que se seque al aire es peor ya que el pelo pierde toda su fuerza y resistencia, haciéndolo más propenso a fracturarse o sufrir de puntas abiertas.

«El cabello debe secarse con un secador en frío o a baja temperatura y a una distancia de aproximadamente 15-20 cm del cuero cabelludo (brazo estirado), hasta que el cuero cabelludo esté bien seco», afirma.

3. Peinar el cabello cuando está mojado. El pelo húmedo es más frágil, mucho más que cuando está seco. Así que lo más recomendable es evitar cepillarlo después de lavarlo porque lo más probable es que el pelo se pueda llegar a romper. Para hacerlo, es mejor utilizar un peine de púas anchas y empezar a desenredar por las puntas.

4. Aclarar el cabello con vinagre aporta más brillo. Es uno de los trucos más utilizados pero la realidad es que el vinagre no debe utilizarse para aportar más brillo al cabello. Existen en el mercado opciones mejores, como una amplia variedad de tipos de champús, mascarillas y tratamientos que pueden aportar un plus sin necesidad de recurrir a otras opciones. Tal y como indica el doctor «es más recomendable utilizar champús como el Prevent HA de Insparya que, debido a la presencia de ácido hialurónico en su composición, permite la formación de cabello más hidratado y naturalmente brillante».

Estos son solo algunos de los hábitos más extendidos en la sociedad, y que si no se cambian a tiempo pueden llegar a ser perjudiciales para nuestro cabello y acentuar la pérdida de cabello. Por este motivo, el doctor Portinha confirma que «la salud capilar es un tema muy serio y hay que preocuparse por hacer lo correcto para nuestro cabello y cuero cabelludo».

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here