¿Derrame cerebral? Detecta a tiempo los síntomas

Detectar los síntomas de un derrame cerebral puede salvarte la vida.

0
97

Con la salud no se juega y por eso es importante estar alerta y ¡sí! Aunque suene muy trillado “Escucha a tu cuerpo” este siempre sabe cuándo estás bien y cuando tienes que poner atención.

Precisamente el tema que estamos hablando es delicado ¿Cuántas veces has escuchado decir a personas cercanas que les dio un derrame cerebral? Mínimo una vez lo has escuchado. Es por eso que aquí te vamos a orientar sobre este padecimiento y sobre todo ayudarte a prevenirlo.

Detectar a tiempo los síntomas de un derrame cerebral, puede ser un ventaja enorme entre tener una lesión cerebral ligera o una grave discapacidad y en el peor de los escenarios, la muerte.

Aunque te parezca absurdo la mayoría de las personas que padecen un derrame cerebral no identifican de inmediato los síntomas, por lo que no buscan ayuda médica hasta después de varias horas que se presentaron los primeros síntomas.

Síntomas de un derrame cerebral

Debilidad repentina en la cara: también lo puedes sentir en el brazo o la pierna, casi siempre en un lado del cuerpo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Servicio Nacional de Salud Británico (NHS por sus siglas en inglés) hay que contactar a urgencias rápidamente al presentar alguno de estos síntomas.

Parálisis en la cara: un espacio de la cara puede parecer colgada. La persona quizá no puede sonreír, la boca o el ojo aparecen caídos.

Debilidad en los brazos: un paciente que puede estar padeciendo un derrame puede no ser capaz de levantar ambos brazos y sostenerlos en el aire. También puede sentir debilidad para levantar un objeto que no es pesado (cuchara, copa, plato) o sentir que tu brazo está dormido.

Dificultad con el lenguaje (afasia): una persona puede presentar lentitud al hablar, articular mal las palabras o decir cosas incoherentes. Algunas personas suelen ser incapaces de hablar a pesar de estar despiertas.

Otro síntoma puede presentarse en problemas repentinos con la visión, de uno o ambos ojos, dificultad para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o falta de coordinación, confusión o problemas de percepción (todo esto de manera repentina).

Comparte esta información, no sabes a quien podrías estar ayudando a prevenir un derrame cerebral.

Con información de «Revista digital Ciencia y Salud»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here