Grand Island divide a la sociedad de Cancún

0
68

El caso del proyecto turístico Grand Island ha tomado un giro social y la disputa ha comenzado a polarizar opiniones a favor y en contra de un desarrollo cuyo origen tiene muchos cuestionamientos.

Este viernes se suponía que un grupo de estudiantes haría una marcha y pronunciamiento en contra del Gran Island. Se trataba de la agrupación Friday For Future Cancún organizados por Fernanda Callejo.

En punto de las 4 de la tarde, los jóvenes no mayores de 17 años, se reunieron a un costado de El Ceviche y algunos medios de comunicación acudieron puntuales a la cita, la cual se había anunciado a través de las redes sociales.

Los chicos hablaron sobre el riesgo que representa el proyecto. Al expresarse mostraron estar documentados sobre el tema, sin caer en exageraciones y mucho menos en divagaciones, al tratarse de un asunto serio.

“El proyecto Grand Island amenaza el futuro de Cancún”, indicó Ana Vallejo mientras organizada la comitiva para emprender la marcha al Palacio Municipal, “y no es exageración, la saturación es algo real al contemplarse más de 2 mil cuartos de hotel en una zona vulnerable”.

En esos momentos todo parecía que se desarrollaría con calma, puesto que se trataba sólo de una comitiva de diez jóvenes en busca de ser escuchados, en la búsqueda de contagiar a una ciudadanía que, precisamente, opina más en redes sociales que de viva voz.

Sin embargo, justo a las 4 de la tarde con 35 minutos se vino la contramarcha. Mil personas con camisas, ordenadas en filas de mujeres con niños, jóvenes y hombres adultos, tomaron por asalto la avenida Tulum.

Detrás de ellos, siete camiones de volquete los respaldaban. Su consigna era a favor del proyecto y, con base a la política antigua de un país dominado por los sindicatos, los manifestantes a favor del Grand Island eran arengados por líderes de la Federación Sindical de Obreros y Campesinos de Quintana Roo, Fesoc.

Al viejo estilo de los “acarreados”, los manifestantes fueron ordenados hasta para recibir refrescos y aguas. Al mismo tiempo había una lista de asistentes que llevaba una de las coordinadoras.

La imagen fue contrastante, pues los manifestantes a favor del Grand Island pasaron por encima de los chicos de Friday For Future Cancún, quienes no se amedrentaron pero, para evitar provocaciones, tomaron un costado del Palacio Municipal para mantener su presentación ante los medios, sobre lo contraproducente del proyecto.
Por un instante, un grupo de manifestantes hizo guiños para confrontar a los adversarios del proyecto, sin embargo, al ver que se trataba de menores de edad, prefirieron tirar improperios contra la alcaldesa Mara Lezama, a quien el viernes exigieron salir a darles la cara.

Luego, Oscar Gómez, dirigente sindical de la Fesoc en el estado, declaró tajantemente que los desarrolladores tienen todos los permisos en regla, por lo cual no hay “riesgo” para la Zona Hotelera si se construye el proyecto hotelero.
Asimismo fue más allá al afirmar que “Cancún se hizo para desarrollarse”, por lo cual sentenció que se debe privilegiar el crecimiento por encima de todo, debido a que los inversionistas del proyecto, bajo la consigna del sindicato, tienen todos los permisos en regla.

Fuente: POR ESTO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here