“El mercado inmobiliario no debería convertirse en un patio de recreo para los ricos»: NAR

Los compradores de vivienda primerizos destinan hasta 40.4% de sus ingresos familiares en pagos de hipotecas

0
138

Entre las altas tasas de interés del crédito hipotecario y la disminución en el inventario de vivienda, la asequibilidad del mercado inmobiliario de Estados Unidos es cada vez menor para quienes desean adquirir una propiedad.

De acuerdo con el informe del tercer trimestre del 2023 de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés), más de 80% de los mercados metropolitanos el país registraron aumentos en el precio de las viviendas, ya que la tasa hipotecaria fija a 30 años osciló entre 6.81% y 7.31 por ciento.

Al respecto, Lawrence Yun, economista en jefe de la NAR, remarcó que, a medida que la inflación al consumidor se vuelve más manejable, la Reserva Federal debe considerar recortar las tasas de interés.

“A su vez, el Congreso tendría que considerar incentivos para aumentar la oferta de viviendas para que más estadounidenses puedan participar en la acumulación de riqueza. El mercado inmobiliario no debería ser accesible sólo para aquellos que pagan en efectivo ni convertirse en un patio de recreo para los ricos», dijo el especialista.

De acuerdo con el análisis, el pago mensual de la hipoteca de una vivienda unifamiliar típica con un pago inicial de 20%, fue 19.2% mayor en el trimestre, en su comparación anual.

Así, las familias se vieron obligadas a destinar en promedio 26.8% de sus ingresos a los pagos de crédito para la vivienda, frente a 23.5% de hace un año.

Jóvenes adultos, los más afectados

La escasez de oferta y la asequibilidad han afectado, especialmente, a los compradores primerizos, quienes gastaron 40.4% de sus ingresos familiares en pagos de hipotecas en el tercer trimestre del 2023, según la NAR.

En 45.7% de los mercados inmobiliarios de Estados Unidos, una familia necesita un ingreso calificado de, al menos, 100,000 dólares para pagar una hipoteca con un pago inicial de 10 por ciento.

Yun explicó que, dada la apreciación de la vivienda, los dueños han acumulado una riqueza considerable, ya que un propietario típico ha ganado más de 100,000 dólares en patrimonio neto general desde el 2019 y antes del apogeo de la pandemia.

“En cambio, la persistente falta de inventario disponible en el mercado hará que el sueño de ser propietario de una vivienda sea cada vez más difícil para los adultos más jóvenes, a menos que la oferta aumente significativamente», comentó el economista.

Fuente: eleconomista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here