Muerte Súbita, Presión Alta, Colesterol y el Respeto

“Las muertes por enfermedad cardiovascular siguen siendo la primera causa de muerte no solo en México, sino en el mundo entero. A pesar de los avances en diagnóstico y tratamiento de las dos principales enfermedades asociadas a la obstrucción de las arterias coronarias, el diagnóstico, inicio de tratamiento y control apropiado siguen siendo los grandes pendientes”.

0
163

Recientemente murió Carlos Manuel Urzúa, quien fuera el primer Secretario de Hacienda en el actual Gobierno en México. La forma en la que murió es conocida como “muerte súbita” y ocho de cada diez personas que mueren de esta forma es por lo que se conoce como “Enfermedad Coronaria”.

Las muertes por enfermedad cardiovascular siguen siendo la primera causa de muerte no solo en México, sino en el mundo entero. A pesar de los avances en diagnóstico y tratamiento de las dos principales enfermedades asociadas a la obstrucción de las arterias coronarias, el diagnóstico, inicio de tratamiento y control apropiado siguen siendo los grandes pendientes.

Las enfermedades son la hipertensión o presión sanguínea elevada y la hiperlipidemia o colesterol elevado. Debido a que las cifras asociadas a muertes por enfermedad cardiovascular han persistido como la causa número uno de muerte y parecen ser “los filtros a vencer” que permitan vivir no solo mas años, sino en mejores condiciones, se han hecho investigaciones para entender cuáles son las cifras recomendables de presión y cuáles son los valores recomendables de cada uno de los tipos de colesterol.

En cuanto a la presión sanguínea, las cifras recomendadas son estrictas, pero una lectura o dos con presión elevada no diagnostican. Es muy recomendable tener en casa un baumanómetro, como se conoce al aparato para medir la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Los baumanómetros con mayor precisión son los que se colocan por arriba del codo; los que se colocan en la muñeca tienden a dar lecturas elevadas por encima de la presión sanguínea real. Leer el instructivo o aun mejor, recibir entrenamiento para usar estos dispositivos, es recomendable para evitar errores al registrar la presión, y con ello, tener interpretaciones erróneas. Si quieren les hago un video en mis redes sociales y lo comparto.

La presión alta es tener más de 130/80 mmHg. Como les dije, no es solo una lectura elevada. El Colegio Americano de Cardiología (ACC) y la Asociación Americana del Corazón (AHA) recomiendan tomar la presión 10 veces en un periodo de tres semanas. Debe ser un momento en el que la personas esta relajada, sentada, sin cruzar las piernas. Se toman de 10 a 15 respiraciones lentas y profundas, entonces se toma la presión una vez que se ha colocado el brazalete de manera correcta. Se suman los valores altos de presión que se conoce como sistólica, el número obtenido se divide entre 10 y si el valor es mayor a 130 mmHg se debe platicar con su doctor o doctora para iniciar tratamiento o ajustar el tratamiento actual si ya tiene diagnóstico de presión elevada.

Respecto al segundo factor, el colesterol, son dos las cifras importantes. El colesterol de baja densidad o LDL, por sus siglas en inglés, y el colesterol de alta densidad o HDL, por sus siglas en inglés. El colesterol LDL debe estar por debajo del 100 mg/dL, si no hay otro factor de riesgo, y debajo de 70 mg/dL si se tiene otro u otros factores de riesgo. El colesterol HDL que es conocido como “el bueno” puede elevarse artificialmente, pero esto ya se demostró que no protege contra enfermedad cardiovascular. Es importante vigilarle, ya que si su valor es menor a 50 mg/dL debe ser más estricto el control de LDL, tener HDL bajo es un factor de riesgo cardiovascular.

Usar la muerte de una persona para obtener un beneficio económico, político, o incluso por ignorancia, es irrespetuoso y poco responsable. Cuídense y les deseo una larga y saludable vida.

Muchas gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here