El rostro invisible del fundador de Bitcoin y su enorme fortuna

0
138

Una historia sobre el inicio de la criptomoneda que todavía hoy sigue resultando una incógnita

Actualmente hablar de las criptomonedas supone hacer referencia a un modelo de negocio que ha conquistado al mundo entero y en el que están invirtiendo ha conquistado al mundo entero. Sin embargo, sus inicios no terminan de estar claros, lo que no hace más que alimentar todo tipo de rumores e historias que, a día de hoy, no tienen un desenlace que se pueda explicar por completo.

Todo comenzó el 1 de noviembre del año 2008, en el seno del foro de P2P Foundation, cuando un misterioso usuario con el seudónimo de Satoshi Nakamoto describió un proyecto para crear una divisa digital completamente descentralizada, que escaparía al control de gobiernos y bancos centrales. Unos meses más tarde, el 9 de enero del año 2009, nacía el Bitcoin, hoy en boca de todos.

Durante años, únicamente el propio Satoshi Nakamoto y otro puñado de usuarios del foro sabían de la existencia de Bitcoin, y dedicaban su tiempo a perfeccionar el funcionamiento de esta criptodivisa, por aquel entonces sin valor alguno, con la esperanza de que algún día el Bitcoin se convirtiese en una divisa global.

Un ambicioso proyecto que empezó como un juego

En sus inicios, estos pioneros de las criptodivisas no parecían buscar amasar grandes fortunas, sino simplemente hacer activismo contra un sistema monetario con el cual no estaban de acuerdo, tal y como refleja la ya famosa frase de Satoshi Nakamoto: «la raíz del problema con la divisa convencional es toda la confianza que se necesita para que funcione. Se debe confiar en que el banco central no degradará la moneda, pero la historia de las monedas fiduciarias está llena de violaciones de esa confianza. Se debe confiar en los bancos para que guarden nuestro dinero y lo transfieran electrónicamente, pero lo prestan en burbujas crediticias conservando apenas una fracción de reserva».

Más de una década después, con el bitcoin rompiendo su precio máximo histórico por encima de los 60.000 dólares, muchos de los que vieron nacer esta divisa digital y colaboraron para perfeccionarla siguen siendo referentes en el mundo de las criptodivisas; CEOs de empresas, creadores de nuevas criptodivisas, o auténticas celebridades del sector en redes sociales. Sin embargo, del primero de todos ellos, del que sería el padre del bitcoin, Satoshi Nakamoto, nada se sabe.

¿Qué pasó con Nakamoto?

En 2011, cuando el Bitcoin empezó a captar la atención, no solo de usuarios, sino también de gobiernos, surgieron fuertes disputas entre el grupo de desarrolladores informáticos que seguían trabajando en el código de la divisa digital, particularmente sobre cómo responder a este interés. Estas disputas llevaron incluso a aquella pequeña comunidad a cuestionar el liderazgo de Nakamoto, haciendo que él mismo decidiera apartarse, cediendo parte del control sobre el proyecto a Gavin Andresen, el que se convirtió en la cara visible de la misma

Gavin Andresen

Gavin Andresen

.

La desaparición de Satoshi Nakamoto llegó poco después (algo que muchos indican que fue precipitada por el anuncio de Gavin Andresen de que visitaría al Servicio de Inteligencia de Estados Unidos). Aunque Nakamoto jamás contestó al mensaje de Andresen informando de esta visita, unos meses después, en su última intervención pública, anunció que se dedicaría a otros proyectos y cedió el control del código fuente de Bitcoin al propio Andresen.

Como si se tratase de humo, la figura del padre esta divisa, desapareció del mapa de un día para otro. Nunca volvió a comunicarse con el resto de desarrolladores y nunca volvió a escribir en el foro de P2P Foundation. Pero lo más llamativo es que su cuenta de Bitcoin, con un valor actual de más de 60.000 millones de dólares, no ha efectuado ningún movimiento desde entonces.

El Bitcoin sigue siendo un referente en el mundo de las criptodivisas

Probablemente nunca se sabrá qué pasó con Satoshi Nakamoto, pero su imagen permanecerá por siempre en la historia del Bitcoin, y su seudónimo grabado como unidad de cuenta, en una suerte de tributo de la comunidad a su fundador, 1 Bitcoin = 100.000.000 Satoshis.

Fuente: https://www.abc.es/summum/living/negocios/abci-rostro-invisible-fundador-bitcoin-y-enorme-fortuna-202111250157_noticia.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here