Neuralink activado: Primer humano recibe implante y se ‘recupera bien, dice Elon Musk

Elon Musk dio a conocer que su startup Neuralink logró implantar un primer chip en un cerebro humano y que los resultados iniciales son prometedores.

0
85

Elon Musk dijo que el primer paciente humano recibió un implante cerebral de su startup Neuralink.

En una publicación en X, anteriormente Twitter, Musk dijo que el paciente se está recuperando bien y que los resultados iniciales son prometedores.

El implante cerebral de Neuralink tiene como objetivo ayudar a las personas con lesiones traumáticas a operar computadoras utilizando únicamente sus pensamientos.

En mayo de 2023, la compañía dijo que había recibido la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para realizar sus primeros ensayos en humanos.


Y a finales del año pasado, Neuralink dijo que estaba reclutando pacientes con cuadriplejia debido a una lesión de la médula espinal cervical o esclerosis lateral amiotrófica (ELA) para el ensayo.

La startup de Musk ya ha realizado pruebas exhaustivas en animales. Esos experimentos han hecho saltar las alarmas entre algunos grupos de derechos animales por el trabajo de la empresa con primates.

¿Cómo funciona el implante de Neuralink?

Neuralink, empresa fundada en 2016, llamó la atención de los mejores neurocientíficos para desarrollar el implante cerebral, pero en el transcurso de los años, varios de ellos se han ido a otras empresas o instituciones académicas.

Eventualmente, Elon Musk ha manifestado que el implante, además de ayudar a quienes tengan algún padecimiento, podría servir como dispositivo para permitir que la humanidad se mantenga al día con los avances de la inteligencia artificial.

“El implante N1 está conformado por chips y elementos de electrónica avanzados y de bajo consumo que procesan las señales neuronales y las transmiten de forma inalámbrica a la aplicación Neuralink para que puedan ser comunicadas. La actividad neuronal se registra través de mil 24 electrodos distribuidos en 64 hilos. Estos hilos ultrafinos y altamente flexibles son clave para minimizar el daño durante la implantación, señala el portal oficial de la compañía.

Para completar el trabajo, un robot quirúrgico con sensores de cinco sistemas de cámara, la óptica de un sistema de tomografía de coherencia y una aguja más delgada que un cabello, debe insertar los hilos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here