Buque Kelsol, en poder de la Marina

0
794

Ya se encuentra en el dominio de la Secretaría de Marina el buque Kelsol, que será utilizado en la estrategia del Gobierno de México para la contención del fenómeno del sargazo en las costas del estado de Quintana Roo, para así contribuir en la prevención y conservación del medio ambiente marino.

Lo anterior se hizo en un acto solemne, donde el Instituto de Administración de Bienes y Activos entregó en donación a la Secretaría de la Marina (Semar) el buque Kelsol, para incorporarlo a las acciones establecidas en la estrategia para prevenir y contrarrestar la presencia dañina de esa planta acuática y que afecta el ecosistema y la economía de la región.

Durante el evento protocolario de la formalización del contrato de donación y de entrega física del buque sargacero llamado Kelsol, realizado en la Sexta Región Naval, ubicada en el Puerto de Manzanillo, Colima, Ricardo Rodríguez Vargas, director general del Instituto de Administración de Bienes y Activos, afirmó que, con la donación del buque, el organismo a su cargo contribuye a que la honorable institución, que es la Semar, cuente con las mejores herramientas para seguir haciéndole frente, como lo ha venido haciendo, al fenómeno del sargazo.

“Esperamos que este buque sea trasladado pronto a las costas del Caribe y comience a utilizarse en beneficio del medio ambiente y las familias mexicanas”, dijo.

La embarcación de origen extranjero, se encontraba abandonada en la costa de Ensenada, Baja California, por lo que la Administración General de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) inició el proceso para declararla en abandono.

La embarcación de casco de acero, con porte de 19 toneladas de registro bruto, 43.83 metros de eslora, 9.44 metros de manga y calado máximo de 3.56 metros, se trasladó para su resguardo al muelle de la Sexta Región Naval, ubicado en el Puerto de Manzanillo, donde personal de la Marina trabajaría en su rehabilitación.

Se trata del primero de cuatro barcos para controlar el sargazo. Los navíos tipo catamarán, previstos para una mayor capacidad de carga, tendrán un costo de 15 millones de pesos cada uno, y contarán con una grúa para depositar la macroalga de manera directa en otra embarcación e inclusive en un vehículo.

El Gobierno Federal al final asumió su responsabilidad delante del gobierno estatal y los municipios costeros frente a la problemática que está ocasionando el sargazo en las costas de Quintana Roo.

Con una capacidad de recolección de 20 toneladas de sargazo, en un periodo de tres horas, el área final de operaciones de estas embarcaciones recolectoras será la costa entre Tulum y Cancún, en Quintana Roo.

Fuente: POR ESTO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here