Nacho Palau retoma su actividad artística de la mano de un buen amigo

0
72

El arte se ha convertido en el mejor refugio de Nacho Palau para encarar un otoño díficil, marcado por el juicio que le enfrenta a su expareja Miguel Bosé por la filiación de sus cuatro hijos. El próximo mes de noviembre el cantante tiene una cita en la Audiencia Provincial de Madrid por un recurso que interpuso en su día Palau, después de que desestimasen su petición de que los cuatro sean considerado hermanos.

El escultor ha reanudado su colaboración con el estudio de Daniel Perandres. «Va a hacer piezas de cerámica y escultura. Él se va a encargar de la parte creativa. Empezamos este proyecto hace dos años, pero se paralizó por la pandemia. Yo le conozco desde hace mucho tiempo porque somos amigos», declara Daniel Perandrés a ABC.

Daniel Perandrés Lafuente (1978, Granollers del Valles) representa a la segunda generación de la empresa familiar. «Desde muy joven acompañado de la mano de mi padre, observando siempre a los mejores, la experiencia de los años, el esfuerzo, dedicación y sacrificio en cada uno de los trabajos realizados, me han aportado los conocimientos necesarios para consolidarme como profesional en este sector», puede leerse en su página web. Entre otros proyectos cabe destacar los realizados a Hilton, Loewe, Louis Vuitton, Joyería Suárez, Celine, Stuart Weitzman, Kenzo, Massimo Dutti, Cartier, Dior, además de una serie de viviendas las cuales exigían los mejores acabados.

Nacho Palau trata de llevar en Chelva (Valencia) un vida tranquila con sus dos hijos Ivo y Telmo, al margen de las informaciones que sigue generando su relación con Miguel Bosé. Según sus propias palabras trabaja muy duro para sacarlos adelante y después de cuatro meses trabajando como cocinero en una residencia de ancianos, empezó a trabajar en una fábrica de embutidos.

Mientras él guarda silencio, el cantante protagoniza la portada de octubre de la revista ‘Quién’ de México. En una entrevista íntima de casi dos horas habla de su papel como padre y de su reciente separación. Sobre su ex Nacho Palau reconoce que su separación fue «traumática después de 25 años de relación de convivencia, no de pareja». Por eso dice que quiso ser padre biológico de sus dos hijos para que nadie se los pudiese quitar nunca.

Una clara referencia al proceso judicial emprendido por su expareja en el que solicitó que los cuatro hijos fuesen considerados hermanos por haberse criado juntos hasta la separación de sus padres. La sentencia desestimó las pretensiones de filiación pero estimó un régimen de visitas de los hijos de Palau y Bosé entre sí.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here