Por injerencia en asuntos sindicales de Peñoles: EU interpone queja laboral al gobierno de México

México tiene 10 días para aceptar y llevar a cabo una investigación y, si está de acuerdo, 45 días a partir de hoy para completar la revisión.

0
146

Estados Unidos identificó en la empresa Industria Peñoles –Minera Tizapa– injerencia en asunto sindicales, por lo que interpuso se segunda queja en lo que va de este mes al gobierno de México.

La información que dio a conocer la Representación Comercial de Estados Unidos detalla que Industria Peñoles cometió actos de injerencia al despedir a varios trabajadores en represalia por su actividad sindical y demostrar favoritismo hacia el sindicato que actualmente tiene la representación; además de pagar un bono especial solo a sus afiliados, por ello los trabajadores invocaron el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida ante del Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Cabe señalar que el sindicato que solicitó la intervención del gobierno del Estados Unidos es el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana que lidera Napoleón Gómez Urrutia.

Al respecto, la representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, solicitó al gobierno de México que revise si a los trabajadores de Minera Tizapa S.A. de C.V., en Zacazonapan, México, se les está negando el derecho a la libertad de asociación y negociación colectiva.

Como en todas las quejas labroales, Estados Unidos suspendió la liquidación de aranceles a bienes provenientes de la instalación, subsidiaria de Industrias Peñoles, especializada en la minería de plomo y otros materiales. La solicitud, que se realizó en respuesta a una petición, marca la vigésima segunda vez que Estados Unidos invoca formalmente el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida en el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC).

“Al activar el mecanismo de respuesta rápida, estamos reafirmando los derechos de los trabajadores a afiliarse libremente al sindicato de su elección y participar en actividades sindicales sin discriminación ni represalias. La acción de hoy desbloquea la promesa del T-MEC para los trabajadores que han sido despedidos ilegalmente, así como para aquellos que temen ser los siguientes”, dijo la embajadora Katherine Tai.

México tiene 10 días para aceptar y llevar a cabo una investigación y, si está de acuerdo, 45 días a partir de hoy para completar la revisión.

Fuente: eleconomista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here