El plasma de pacientes covid-19 es seguro y eficaz en el 76% de los casos

Un estudio muestra que 19 de 25 pacientes mejoraron con el tratamiento y 11 fueron dados de alta del hospital. La terapia, además, no causó efectos secundarios adversos

0
199

El plasma de donantes – plasma hiperinmune- que han superado la infección por Covid-19 puede ayudar a mejorar la salud de pacientes. Lo sugieren los primeros resultados de un ensayo de transfusión de plasma en EE.UU. que han sido revisados y publicados por pares, y publicados hoy en «American Journal of Pathology».

Los datos indican que 19 de 25 pacientes mejoraron con el tratamiento y 11 fueron dados de alta del hospital. La terapia, además, no ha producido efectos secundarios adversos. El estudio concluye que el plasma convaleciente es una opción de tratamiento segura para pacientes con enfermedad grave por covid-19.

El pasado 28 de marzo, el Hospital Houston Methodist se convirtió en el primer centro médico de EE.UU. en transfundir plasma de pacientes recuperados con covid-19 a dos pacientes críticos. Hasta la fecha, esta es la cohorte más grande del mundo evaluada relacionada con la transfusión de plasma convaleciente en pacientes covid-19.

El plasma hiperinmune se obtiene mediante donación de pacientes que han superado la enfermedad y han desarrollado anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2. La hipótesis es que los pacientes con coronavirus en fase aguda que aún no han tenido la oportunidad de desarrollar una respuesta inmune eficaz contra el SARS- CoV-2 se beneficiarán del tratamiento con plasma hiperinmune de otros pacientes que ya han superado la enfermedad y que contiene anticuerpos frente al virus.

Este plasma hiperinmune podría ayudar a eliminar el virus, a minimizar el daño que éste causa y a mejorar la evolución clínica y la recuperación de los pacientes que lo reciban. El plasma hiperinmune es la única fuente disponible de anticuerpos frente al SARS-CoV-2 para uso inmediato en estos momentos.

Desde el primer momento, señala James M. Musser, el autor del estudio «esta terapia surgió como una de las estrategias potencialmente más prometedoras».

Este enfoque terapéutico centenario se remonta al menos a 1918, fecha en el que se empleó para combatir la mal llamada ‘gripe española’. Más recientemente se utilizó con cierto éxito durante la pandemia de SARS de 2003, la pandemia de influenza H1N1 de 2009 y el brote de ébola de 2015 en África. Después de un estudio previo en la pandemia por covid-19, donde un puñado de pacientes críticos en China mostraron una mejoría, los médicos de este centro decidieron usar la terapia de suero convaleciente.

Según el informe, los resultados de los pacientes después de la terapia con plasma fueron muy similares a los recientemente publicados de pacientes tratados con el antiviral remdesivir.

Los investigadores también concluyeron que las complicaciones observadas eran consistentes con los hallazgos reportados para la progresión de la enfermedad covid-19 y no resultaron de las transfusiones de plasma. Los hallazgos del estudio son similares a los de otros estudios, mucho más pequeños, sobre el uso de plasma convaleciente para covid-19 grave que se han informado recientemente.

Actualmente se está diseñando un ensayo controlado aleatorio donde también analizarán más de cerca variables como el momento de la transfusión después del inicio de los síntomas, el número y el volumen de transfusiones ajustadas para la biometría del paciente, los niveles de anticuerpos en el plasma del donante y otros parámetros necesarios para optimizar esta terapia.

Esto ayudaría a abordar algunas preguntas, incluso si los pacientes tendrían mejores resultados si las transfusiones de plasma se administraran antes de la aparición de los síntomas.

No todos los receptores de plasma transfundidos hasta ahora en Houston Methodist fueron parte de este primer ensayo. Desde finales de marzo, cuando los primeros pacientes recibieron una infusión de plasma convaleciente, Houston Methodist ha tratado a 74 pacientes críticos con COVID-19, 50 de los cuales han sido dados de alta del hospital y se están recuperando. Más de 150 individuos infectados con COVID-19 recuperados donaron su plasma, muchos de ellos continuaron haciéndolo con frecuencia.

En España, el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda coordina un ensayo clínico controlado en el que se estudia la eficacia y seguridad del plasma procedente de pacientes curados de la infección por SARS-CoV-2 en el tratamiento de pacientes hospitalizados en fase aguda de la enfermedad Covid-19 (Estudio ConPlas-19). El estudio incluye a más de 20 centros hospitalarios de todo el Sistema Nacional de Salud de España y más de 300 pacientes.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here