Narcoavioneta en Maya Balam

0
582

MAYA BALAM, BACALAR.- Entre las comunidades de exrefugiados guatemaltecos, Maya Balam, Kuchumatán y San Isidro La Laguna, aterrizó una narcoavioneta tipo Cessna de color blanco con franjas azules y beige, con matrícula YV-2887,con capacitad para transportar hasta media tonelada de cocaína, en un camino sacacosechas conocido como Tres M; posteriormente, fue incinerada y los pilotos se dieron a la fuga entre el monte presuntamente por el rumbo de El Bajío, en el municipio de Bacalar.

La hélice de la narcoavioneta quedó con dirección al este y la cola hacia el oeste; quedó detenida justo en una curva del camino sacacosechas, con dirección a la comunidad Maya Balam.

Se inició una intensa búsqueda por los alrededores de las comunidades de exrefugiados guatemaltecos, sin embargo, la decena de caminos sacacosechas que llevan a las poblaciones Blanca Flor, El Bajío, Nuevo Jerusalén, La Buena Fe, hasta Manuel Ávila Camacho, ya por la vía corta a Mérida, dificultó el operativo.

De acuerdo con las versiones de los habitantes fue entre las cuatro y cinco de la mañana que iban a sus parcelas para realizar sus actividades cotidianas cuando se dirigieron al camino sacacosechas, pero a lo lejos observaron fuego, en un principio pensaron que era una camioneta; sin embargo, al llegar notaron que era una narcoavioneta, por lo que dieron aviso a las autoridades de la comunidad.

Los primeros que llegaron observaron que la narcoavioneta tipo Cessna con capacidad para transportar media tonelada de cocaína, procedente de Centroamérica, se estaba quemando; la lluvia mañanera que cayó en esa zona del municipio Bacalar ayudó a sofocar el fuego.

Sin embargo, la totalidad del fuselaje fue consumido por el fuego, por lo que solamente quedaron fierros retorcidos, la hélice, los alerones, cola, estabilizadores y timones quedaron totalmente dañados, por lo tanto, quedaron como chatarra.

En un costado de la narcoavioneta quedó tirado un bidón con capacidad para 60 litros de combustible, un pasamontañas, una batería de automóvil y una torreta que en las primeras horas de la mañana estaba encendida, por lo que fue utilizada para bajar la narcoavioneta.

El camino sacacosecha tiene una longitud de 3.8 kilómetros y se denomina Tres M, la cual fue de reciente reparación por parte de las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe).

Una longitud de más de 600 metros fue la que utilizó el piloto de la narcoavioneta para aterrizar, ya que fue apoyado por personal terrestre, que colocó cubetas con mechones para encender fuego y marcar el camino sacacosechas como pista clandestina.

Sin embargo, cuando los elementos de la Policía Rural llegaron al lugar de los hechos, el área del narcoaterrizaje ya estaba totalmente contaminada, porque personas no identificadas se llevaron las cubetas, pero antes tiraron a un costado del camino los mechones ya totalmente consumidos.

Incluso a la seis de la mañana la mayoría de la población de Maya Balam y comunidades circunvecinas acudieron a curiosear la narcoavioneta, por lo que el área en donde se encontraba fue delimitada con cinta de color amarillo y rojo, aunque por ser una zona de paso obligado para ir a sus labores, los campesinos circulaban en motocicletas y bicicletas, pues las camionetas tenían que regresar por la comunidad de Kuchumatán o Caanlumil.

El delegado de la comunidad fue quien reportó el hallazgo; mientras que niños, señoras y jóvenes de la comunidad acudieron en masa a observar la narcoavioneta, misma que actualmente es custodiada por elementos de la Policía Quintana Roo.

Al lugar de los hechos llegó la Policía Federal, patrullas de la Policía Quintana Roo, además del Ejército Mexicano.

En este año son seis avionetas que han tenido un aterrizaje de este tipo en el estado; mientras que en Belice se han contabilizado cerca de 20 narcoaviones en la frontera México-Belice.

Fuente: POR ESTO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here