Ellen DeGeneres, investigada por «maltrato» y «racismo» contra sus empleados

Ellen DeGeneres, investigada por «maltrato» y «racismo» contra sus empleados

0
56

En pleno descanso estival, el programa «The Ellen DeGeneres Show» y su presentadora están siendo investigados por Warner Media, la compañía que lo produce, tras los numerosos informes que han surgido sobre las chapuceras condiciones de trabajo de su equipo durante el confinamiento además de los supuestos abusos de racismo e intimidación por parte de DeGeneres hacia sus colaboradores. La vicepresidente ejecutivo de Telepictures, Donna Redier Linsk, y la vicepresidenta de recursos humanos en Warner Bross, Donna Hancock, escribieron un documento a todo el equipo anunciándoles que han contratado una compañía externa para investigar lo sucedido.

Citando varios artículos como prueba para esta investigación, Hancock se mostró particularmente sorprendida por el de la revista «Variety» donde se detalla que la productora había recortado un 60% del salario a los empleados durante la crisis del COVID-19 y que habían contratado un equipo que no pertenecía al sindicato para los programas que se rodaron desde la casa de la popular presentadora.

Otro artículo que se ha añadido a la investigación lo firmó BuzzFeed, y retrataba la intimidación y el miedo de muchos trabajadores de Ellen por la presión a la que los sometía y, al mismo tiempo, su constante racismo. A principios de este mes, varios exempleados contaron a BuzzFeed News que la agresión constante tras las cámaras era lo normal y que DeGeneres se prestaba a un comportamiento tóxico racista para crear un sistema jerárquico y competitivo entre ellos.

Desde Warner Bros. Televisión no han querido pronunciarse respecto a la investigación publicada en «Variety» ni tampoco lo ha hecho ningún representante del programa The Ellen DeGeneres Show.

Durante la pandemia

El estudio trata de averiguar lo ocurrido tras las constantes comparaciones con el programa de «Jimmy Kimmel Live!» y los empleados que trabajan en «Last Week Tonight with John Oliver» y «Full Frontal with Samantha Bee». todos ellos también recibieron sus pagos completos de forma regular y con transparencia. De hecho, los trabajadoresde Jimmy Kimmel han contado con la generosidad del presentador que ha pagado de su propio bolsillo el salario perdido por sus colaboradores.

Las acusaciones de que DeGeneres es una jefa desconsiderada se suman al creciente número de rumores e informes en las redes sociales y en la prensa de entretenimiento sobre su presunta crueldad tras bastidores. Estos informes son consistentes con el tono mezquino de alguna de sus entrevistas y segmentos en su programa. Llamada la reina de las tardes, Ellen bromeó recientemente diciendo que estar encerrada por coronavirus en su mansión de Santa Bárbara «era como estar en la cárcel». Una broma insensible hacia su audiencia. Sin duda la marca DeGeneres es un valor a la baja.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here