Detectan presencia de plomo en productos de la canasta básica, estudio

En México, más del 17% de los niños entre 1 y 4 años tienen intoxicación por plomo, de acuerdo con resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición publicados en 2018

0
96

La Universidad Iberoamericana detectó la presencia de plomo en alimentos, bebidas y especias que forman parte de la canasta básica y de las tradiciones culinarias de México, por lo que alertó de los riesgos a la salud que puede conllevar el consumo de estos productos.

En coordinación con investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública, del Instituto Nacional de Rehabilitación, y de la organización ambientalista Pure Earth, se realizó un monitoreo en 103 alimentos, detectando el elemento tóxico en más de 18% de los productos analizados.

Reveló que identificó plomo en:

  • Productos para bebés a base de arroz y soya
  • Arroz
  • Trigo
  • Soya
  • Cúrcuma
  • Pimienta
  • Chile guajillo
  • Embutidos como jamón y salchichas
  • Dulces a base de tamarindo

El análisis también se realizó a productos industrializados hechos a base de trigo y arroz, en los que constataron que se excedieron los límites máximos permitidos de plomo (0.20 mg de plomo por kilo de producto) y pese a que se trata de en alimentos establecidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Exceder este valor en los alimentos, puede implicar un riesgo para la salud”, refirió la universidad a través de un comunicado.

¿Plomo en el medio ambiente?

El plomo se encuentra de forma natural en el medio ambiente. Sin embargo, su presencia en los alimentos naturales se debe principalmente a los desechos industriales, lo que ocasiona que suelos, aire y agua destinados al riego y cultivo de alimentos se contamine.

A nivel mundial existe una creciente preocupación por la presencia de sustancias tóxicas en los alimentos que consumimos regularmente, entre los que figuran el plomo, el cual es considerado por la OMS como uno de los diez elementos tóxicos de mayor preocupación por los efectos adversos que ocasiona, especialmente en niños pequeños y mujeres embarazadas, ya que puede causar daños permanentes al cerebro en desarrollo provocando cambios en la estructura y función del sistema nervioso.

¿Qué sabemos del plomo en México?

De acuerdo con resultados de Encuesta Nacional de Salud y Nutrición publicados en 2018, en México más del 17% de los niños entre 1 y 4 años tienen intoxicación por plomo (valores superiores a 5 μg/dL en sangre), superando ampliamente a lo reportado en Estados Unidos de 2.0% en niños del mismo grupo de edad.

Si bien, en nuestro país, el uso de loza de barro vidriado para la cocción y almacenamiento de alimentos es la principal causa de exposición en población general, no es la única, por lo que, es posible que el consumo constante y elevado de alimentos contaminados con plomo (a pesar de que su concentración no exceda los límites máximos permitidos de plomo en alimentos por la FAO/OMS) pudieran representan un riesgo a la salud de la población.

¿Cómo es que llega el plomo a los alimentos que consumimos?

El plomo se encuentra de forma natural en el medio ambiente. Sin embargo, su presencia en los alimentos naturales se debe principalmente a los desechos industriales, lo que ocasiona que suelos, aire y agua destinados al riego y cultivo de alimentos se contamine, transfiriéndose a los cultivos y animales de consumo. Informes internacionales indican que más del 13% del total de las tierras cultivadas, alrededor de 40% de los lagos y ríos, y aproximadamente 0.24 mil millones de hectáreas de la tierra cultivable del mundo están contaminadas por metales pesados como plomo y cadmio.

Fuente: eleconomista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here