Madrid impone el uso obligatorio de mascarilla y limita las reuniones a grupos de diez personas

El Gobierno regional ha anunciado que activará temporalmente el Hospital Isabel Zendal en dos pabellones de Ifema. Además, duplicará el número de rastreadores ante los brotes y creará una cartilla Covid-19 de modo experimental

0
93

La Comunidad de Madrid ha anunciado este martes nuevas medidas en su estrategia contra el coronavirus, con la intención de equilibrar la seguridad sanitaria y la actividad económica. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha detallado que desde este jueves se impondrá el uso de las mascarillas en todos los ámbitos y se limitarán de nuevo los aforos en terrazas, espacios abiertos e interiores a grupos máximos de diez personas, así como la recomendación de hacer lo propio en reuniones privadas en viviendas. Además, se reabrirán dos pabellones de Ifema y se duplicará el número de rastreadores, hasta un total de 360, para controlar los brotes de Covid-19 detectados en la región.

«La estrategia es que no volvamos atrás», ha dicho Díaz Ayuso, que ha destacado que la modificación de la orden sanitaria tiene como fin último no volver al confinamiento masivo. Así, además de la limitación de las reuniones y el uso obligatorio de la mascarilla –con las excepciones de los menores de seis años y quienes hagan deporte al aire libre–, en lo relativo al sector de la hostelería se impondrá el cierre de terrazas a las 1.30 horas y no podrán recibir clientes desde media hora antes. Estos locales y los de ocio nocturno, además, deberán contar con un registro de cada visitante para un hipotético rastreo y está prohibido el uso de cachimbas.

Entre las medidas sanitarias destacan dos novedades. La primera, la apertura del hospital de emergencias en dos pabellones de Ifema hasta que entre en funcionamiento definitivamente, si bien el recinto ferial de la capital no estará cerrado como en el momento más crítico de la pandemia. «Vamos a establecer una estrategia con los gerentes y con los equipos médicos de manera que el Covid no vuelva a todos los hospitales y para que todo el personal sanitario no vuelva a pasar por la misma pesadilla», ha dicho la presidenta.

En segundo lugar, Ayuso ha anunciado que se trabaja en un proyecto piloto para activar una especie de cartilla Covid-19, similar a la de vacunación internacional e incorporada a la tarjeta virtual. La pretensión es que en ella se reflejen las pruebas PCR o si has generado anticuerpos para limitar los movimientos de los infectados y permitir mayor libertad de aquellos que «ya no pueden contagiar ni ser contagiados».

Menores de 40 años

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado que estas actuaciones remiten al notable incremento de los contagios en los últimos días, que solo durante el fin de semana han alcanzado los 500. Ruiz Escudero ha detallado en ese sentido que la media de edad de los infectados ha bajado en 20 años, de modo que el paciente medio ahora es menor de 40 años. Desde Sanidad hacen un llamamiento a la «responsabilidad» y recuerdan que los jóvenes no son inmunes al virus, con el recuerdo de que durante el confinamiento hubo 3.155 hospitalizados por debajo de la cuarentena. «Estamos preocupados por el comportamiento de muchos jóvenes; es importante que entiendan que ellos también son transmisores de la epidemia», ha dicho Ayuso.

La actividad de este grupo social es lo que ha propiciado en parte los once brotes activos en la región, con 70 casos positivos y 319 en seguimiento. Según ha dicho Ruiz Escudero, el mayor movimiento de este colectivo ha provocado que si hace un mes un contagiado estaba en contacto con tres o cuatro persona ahora lo está con 20. Los últimos datos de la consejería de Sanidad señalan 138 nuevos positivos; once detectados en Atención Primaria y 127 en hospitales. En total, hay 128 hospitalizados y 27 en UCI.

Multas disparadas

Las restricciones se producen solo unos días después de que el Ejecutivo regional advirtiera de que la posibilidad de imponer nuevas medidas era muy elevada, habida cuenta de los brotes vinculados con la vida social, especialmente en el ámbito familiar y de ocio. De hecho, las actuaciones policiales por incumplimientos del protocolo contra el coronavirus no cesan. La última ocurrió este mismo lunes, con la clausura de un after en el distrito de Tetuán con cinco detenidos y 95 personas bailando sin mascarillas.

Como ha informado ABC, el repunte de las multas es notable y solo en el mes de junio la Policía Municipal de Madrid levantó un total de 9.737 actas sancionadoras, con 7.920 visitas. Además, en otros puntos de la región ya ha habido actuaciones para evitar aglomeraciones y posibles brotes. Son los casos de las macrofiestas programadas en Leganés y Alcorcón.

PCR en origen

Isabel Díaz Ayuso ha insistido en su comparecencia en la necesidad de tomar medidas excepcionales en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas. La jefa del Ejecutivo regional ha avanzado que volverá a pedir a Pedro Sánchez en la reunión de presidentes autonómicos que se exijan PCR en origen a los visitantes de países con peor situación epidemiológica. Ayuso se ofrecido también a ayudar con hospital de campaña en Barajas y hacer pruebas PCR en las estaciones de AVE. «Urgimos al Gobierno central una nueva estrategia de país ante los rebrotes y legislar con medidas alternativas para evitar el confinamiento», ha declarado.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here