Ultimátum de Trump a los socios de la OTAN para subir el gasto en defensa

El presidente estadounidense acude el martes a Londres a una cumbre que coincide con los 70 años de la fundación de la Alianza Atlántica

0
49

El hombre que declaró que la OTAN ha quedado «obsoleta» es ahora quien se ha marcado el objetivo de salvarla, eso sí, previo pago de sus aliados. En todas las ocasiones en que Donald Trump menciona la Alianza Atlántica recuerda que sólo ocho de sus 29 integrantes cumplen con el compromiso de invertir el 2% del Producto Interior Bruto en defensa. España es objeto frecuente de sus críticas por estar en la cola. Sólo Bélgica y Luxemburgo invierten menos. El presidente estadounidense acude el martes a Londres a una cumbre que coincide con los 70 años de la fundación de la Alianza, y está decidido a no volver a Washington sin haberle arrancado antes a sus socios europeos el compromiso firme de invertir mucho más en en su propia defensa.

El viernes, la Casa Blanca reveló una agenda de encuentros bilaterales y mesas redondas de Trump en la que sí estaban Francia,Alemania, Grecia, Rumanía y Bulgaria, pero no España. «Cabe recordar que hay países que no llegan al 2% de gasto en defensa pero están haciendo grandes avances. Alemania es un ejemplo, no llega al 2% pero se ha comprometido a aumentar significativamente sus inversiones, y eso es positivo. En sus reuniones, el presidente instará a sus socios a seguir ese camino, porque es el único posible», dijo un alto funcionario estadounidense preguntado por ABC sobre si Trump pedirá un mayor esfuerzo militar a España.

De especial relevancia será la reunión bilateral con el presidente francés Emmanuel Macron, dado que este dijo este mes en una entrevista que cree que la OTAN se halla en una situación de «parálisis mental», algo de lo que culpa a Trump. «Ya no hay coordinación estratégica entre EE.UU. y sus socios de la OTAN», lamentó Macron en la revista «The Economist». Tanto la canciller alemana, Angela Merkel, como la Casa Blanca condenaron las declaraciones del líder francés.

Lo cierto es que los líderes de la Alianza han decidido bailar al son de la música de Trump. Quien desde 2014 es secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, le ha tomado la medida al presidente, y no escatima halagos, en ocasiones contra viento y marea y tras escuchar críticas inusualmente duras. El 14 de noviembre, Stoltenberg visitó la Casa Blanca y le dio personalmente a Trump la enhorabuena por el logro de disparar el gasto en defensa en Europa. «Estamos viendo grandes avances. Antes los aliados recortaban el gasto en defensa, hoy lo están incrementando», dijo el secretario general entonces.

Los datos respaldan las declaraciones de Stoltenberg. El aumento de gasto previsto de los socios europeos y Canadá en el periodo de 2016 a 2020 pasa de 100.000 millones a 130.000 millones. El aumento de inversión directa e indirecta en defensa de los socios exceptuando a EE.UU. crecerá en 400.000 millones en el periodo que abarca hasta 2020. Aparte del gasto general en defensa, hay tres presupuestos distintos diseñados específicamente para el funcionamiento de la OTAN en el año en curso: 260 millones para gastos administrativos, 770 millones para gastos de infraestructuras y 1.560 millones para gastos generales de defensa y operaciones bélicas.

El caso español

La OTAN tiene 20.000 soldados desplegados en misiones activas en Afganistán, Kosovo y el Mediterráneo, y ejerce labores de entrenamiento y apoyo militar en Irak y a la Unión Africana.

De esos 2.500 millones en total que cuesta mantener la OTAN, independientemente del gasto en defensa de los socios, EE.UU. en solitario paga el 22% de la factura, mucho más que cualquier otro socio. En la reunión que Stoltenberg y Trump tuvieron hace dos semanas, el presidente estadounidense anunció que reducirá esos pagos al 16%, dejando en manos de los socios europeos y Canadá que cubran el déficit presupuestario. Alemania y Francia ya han anunciado que incrementarán sus donaciones.

El de España es un caso particularmente doloso para Trump. A pesar de ser uno de los grandes socios europeos, su inversión directa e indirecta en defensa no supera el 0,93%, frente al 1,82% de Francia, el 1,15% de Italia y el 1,23% de Alemania. Por debajo sólo están Bélgica (0,92%) y Luxemburgo (0,54%).

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here