8M: ¿le debo sororidad a todas las mujeres?

Ser sorora con otras mujeres no quiere decir que seamos amigas de todas ellas, una experta nos explica la diferencia

0
139

La sororidad es un término feminista que de acuerdo con la escritora mexicana Marcela Legarde, busca crear relaciones positivas, alianzas existenciales y políticas “cuerpo a cuerpo, subjetividad a subjetividad con otras mujeres, para contribuir con acciones específicas a la eliminación social de todas las formas de opresión y al apoyo mutuo para lograr el poderío genérico de todas y al empoderamiento vital de cada mujer”.

Aunque la sororidad es una palabra que ya existía desde hace mucho, en los últimos años se ha popularizado en los movimientos feministas. En palabras comunes podría traducirse como hermandad y solidaridad entre mujeres; busca erradicar el discurso con el que las mujeres crecimos cuando de niñas nos enseñaron a mirar y criticar a las demás e incluso a ver a las de nuestro género como competencia o nuestras enemigas.

¿Le debo sororidad a todas las mujeres?

Más que un término teórico, la psicóloga con perspectiva feminista Flor Itzel Fuentes Paniagua, explica en entrevista con El Heraldo de México que la sororidad se practica y aunque el concepto se traduce como complicidad entre mujeres, es importante señalar que la sororidad no significa «apoyo ciego», no quiere decir que todas las mujeres tengamos que ser de manera obligada -amigas- de todas las mujeres.

Según su perspectiva, no debemos sororidad a todas las de nuestro sexo, especialmente a quienes con sus acciones traen consecuencias negativas al movimiento. A su vez, explica que el «deber» viene de un obedecimiento por lo que no tenemos que ser parte de algo que se está imponiendo como obligación. 

«Si alguien te dice que «debes», entonces nos estamos planteando el feminismo como una posición más moral que política en la que hay que cumplir expectativas o parámetros y deja de ser una elección y ahí es donde pierde el fin», indica la experta. 

Es importante aclarar que ser sororas, no significa ser cómplices de las acciones de cada mujer, sino es una forma de mostrar apoyo y hermandad que forme un lazo de apoyo único y exclusivo entre el género femenino.  

A su vez, explica que el «deber» viene de un obedecimiento por lo que no tenemos que ser parte de algo que se está imponiendo como obligación | Foto: Pinterest 

¿Practicas la sororidad? Así puedes hacerlo 

Si ya sabes qué es la sororidad y ya te diste cuenta que es un término de práctica, es momento de que la lleves a cabo. Ser una mujer sorora conlleva a que hagas algunas acciones en tu día a día. Por ejemplo con una amiga, conocida o compañera que está sufriendo algún tipo de violencia en su casa, trabajo o escuela, puedes practicar la sororidad si la poyas de alguna forma, podría ser escuchando por lo que esta atravesando o tomar acciones concretas como denunciar ante las autoridades correspondientes su caso.

Una forma de practicar sororidad hacia una mujer que no conocemos, sería cuando ella ha cometido un delito y se encuentra en proceso de definir su situación legal. Ser sorora con esta mujer no quiere decir que estamos de acuerdo con sus acciones o que somo cómplices de lo que hizo, pero pedir un juicio justo bajo las leyes que lo ameritan, sería una forma de demostrar soridad.

Puedes practicas la sororidad con conocidas y desconocidas | Foto: Sororas Cuatepec

La sororidad es importante para el feminismo

La psicóloga agrega que la sororidad es parte fundamental del movimiento feminista porque «es una forma de resistir y de cambiar las lógicas patriarcales en las que se organiza el mundo que viene desde nosotras y que además es una respuesta que activamente se opone a una creencia con la que hemos crecido las mujeres que es el de la rivalidad y la competitividad unas con otras y oponernos a estas creencias es muy importante porque se basa en un fundamento de que las mujeres somos inferiores y que por eso tenemos que competir para demostrar que estamos a la altura de un hombre».

Ejemplos cotidianos de sororidad con mujeres que no conocemos 

  • Si percibes que una mujer está siendo víctima de un abuso: denuncia ante las autoridades o si te es posible ayúdala
  • Una compañera de tu trabajo tiene problemas para relacionarse con sus compañeros: tu tratas de integrarla para que se sienta más cómoda.
  • Una trabajadora está recibiendo un mal trato por parte de sus superiores en su área de trabajo: te acercas, le preguntas si puedes apoyarla de alguna forma y si está en tus manos lo denuncias ante autoridades.
La psicóloga agrega que la sororidad es parte fundamental del movimiento feminista | Foto: Instagram @drdanielramirez

Frases que puedes decir para mostrar soridad 

  1. «Juntas somos más fuertes».
  2. «Levanta a otra mujer en vez de criticarla».
  3. «No hay nada más poderoso que un grupo de mujeres unidas».
  4. «Las mujeres podemos ser muy distintas pero la sororidad nos une».
  5. «Cuando nos apoyamos, creamos una red de mujeres que se sostiene a sí misma».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here